La Eterna Cacería Capitulo 11 Hoy cenamos lagartija asada

Modo noche

El apuesto hombre de cabello blanco sonrió mientras miraba a Kael y exclamó: «Es algo extremadamente complicado de explicar y lamentablemente no contamos con mucho tiempo en este momento. Debemos rescatar a Emily. Ven apurémonos, sé que tienes muchas preguntas y te prometo responderé cada una de ellas cuando tengamos a Emily, pero mientras tanto te ruego que confíes.»

Kael frunció el ceño, cualquier persona en una situación similar desconfiaría, él mismo sabía que había grandes probabilidades de que la invitación fuera una trampa, pero algo en su interior le gritaba a golpes que confiará. El sentimiento que brotaba de su corazón al hablar con el dragón era en verdad el de un verdadero amigo, un compañero de armas, una familia.

Procedió a asentir y preguntó «Aceptaré por el momento tu petición, sin embargo, no tengo idea de donde pueda estar Emily, nos hemos alejado mucho de donde se suponía podía obtener pistas de su paradero.»

Pero el dragón expresó felizmente mientras de su espalda emergen dos alas draconianas,»No te preocupes, sé exactamente dónde está.»

El dragón y el archimago avanzaron velozmente durante unas horas para finalmente descender en un claro.

Kael preguntó cautelosamente «No veo a Emily por acá ni rastro alguno de ella ¿por qué hemos parado acá?»

El dragón observó minuciosamente el lugar y explicó, «Aún no sé encuentra acá, pero pronto llegará. La compañía real que la resguardaba fue intercedida por un Ton, fueron estafados y tuvieron que perseguirlo, una serie de eventos curiosos terminaron con la captura del Ton y de ello emergió una peculiar amistad, luego fueron atacados por una bestia y el Ton abrió un portal para su villa, deben estar por salir, el tiempo en ese mundo de bolsillo corre de manera distinta a esté».

La explicación dejó estupefacto a Kael. Había leído en antiguos libros sobre los TonS, eran básicamente una raza de hombres sapo inofensivos que vivían en un pequeño mundo de bolsillo al cual era imposible de acceder sin su permiso, pero lo curioso era la razón y la forma en la que el dragón lo sabía.

De pronto un zumbido resonó en el claro, una imagen borrosa empezó a nacer a unos metros de ellos, poco a poco la imagen se volvió más clara y de la nada un guardia real se asomo a portal recién formado.

Al ver a los dos hombres, un apuesto hombre con el torso semidesnudo de cabello blanco y a otro de cabello blanco similar, pero con una apariencia senil pero fuerte, con vestimentas distintivas a las de un mago, quedó aturdido e inmóvil. De repente el guardia que le seguía al no poder pasad pues se chocó con el primero cayó al piso mientras intentaba agarrarse del que le seguía y así sucesivamente una fila de guardias reales tuvo la cómica apariencia de un dominó hasta que fue detenido por la poderosa mano de Edwin.

Una vez que todos los miembros de la compañía cruzaron el portal, el dragón que en ese momento tenía aspecto humano subió sobre una roca y de una manera muy teatral empezó a hablar mientras sus ojos draconianos recorrían el rostro de todos los presentes: «Damas y caballeros, nos volvemos a encontrar, aún técnicamente eso es incorrecto, dado que es la primera vez que me veis pero no para mi caso. Sé que tenéis muchas pre…». De repente mientras el dragón hablaba, sus ojos se posaron sobre Orión y su habla se cortó, mostrando su rostro incredulidad.

«¿Ah?, ¿Quién eres tú?, ¿Qué demonios? Espera que esta pasando, ¿Quién eres tú? No deberías estar acá», mientras hablaba se podía advertir que empezaba a entrar en pánico. Para Karla que sabía que el joven de cabello blanco era un dragón la situación era extremadamente cómica.

Los ojos del dragón recorrieron rápidamente al resto de la compañía para posarse sobre Eyra y exclamar alarmado: » ¡TÚ TAMPOCO! ¿Qué demonios está pasando?, ustedes dos quédense ahí no se mueva, el resto atrás mío», ordenó el dragón mientras una llamarada empezaba a envolver su cuerpo y su piel empezaba a resquebrajarse convirtiéndose rápidamente en escamas.

Mientras tanto, por otro lado Orión había estado desde que cruzó el portal jugando con el cubo que Emyr le había entrado, ignorando a los presentes como si de niños se tratasen pero al notar al dragón transformarse se iluminó con una escalofriante sonrisa y gritó riendo» HOY CENAMOS LAGARTIJA ASADA»

Inmediatamente se teletransporto sobre el muchacho que se empezaba a envolver en llamas creciendo de tamaño y le profirió un golpe en su cabeza.

El golpe con su puño desnudó tuvo tal impacto un sonido violento recorrió toda la zona y la cabeza del dragón que ya se encontraba transformado chocó contra el suelo dejando un inmenso cráter. El dragón quedó fuera de combate inclusive antes de poder incluso gritar de dolor, cayendo desmayado. Su cuerpo no obstante, siguió creciendo hasta retomar su forma original.

Orión descendió sobre su cabeza en llamas, y con un simple gesto de su mano las extinguió. Miró el cuerpo del dragón y dijo sonriendo a la multitud: «¿Alguna vez habéis comido carne de dragón?»

La multitud quedó paralizada, pero se recuperaron rápidamente y suspiraron, se sentían raros al empezar a acostumbrarse al extraño e impredecible comportamiento del anciano.

Por otro lado Kael si palideció, acababa de observar a un colosal dragón cuya llamarada había pulverizado un bosque ser noqueado por el puño de un anciano tras haber entrado en pánico. Miro a Edwin y preguntó: «Capitán, podría por favor explicarme qué ha sucedido, debían haber llegado hace un mes ¿qué pasó? tampoco se envió ningún reporte»

Edwin levantó una ceja incrédulo y preguntó sorprendido: «¿Un mes? Mi lord, nos desviamos cuatro días, deberíamos estar dentro del plazo».

Mientras ambos hombres intentaban analizar que estaba ocurriendo, Orion optó por aclarar sus dudas de manera indiferente, «El mundo de bolsillo de los TonS tiene leyes muy diferentes a esté, el viaje entre ellos no es inmediato y el transcurso del tiempo es diferente, los cuatro días ahí fueron para ellos casi un mes».

«¿Qué?» exclamaron ambos hombres de manera unísona.

Kael quien se podría decir era técnicamente la persona más versada en magia del grupo quedó impactado, había leído en diferentes libros antiguos sobre diferentes mundos existentes y hipotéticas formas de viajar por ellos. Además sabía que grandes mangos y poderosas existencias podían crear mundos de bolsillo, que eran básicamente una versión avanzada de los depósitos espaciales que todos los Grandes Magos podían crear. Sin embargo, el nivel de estudio y versatilidad en la magia espacial necesaria para crear un mundo de bolsillo era incomparable, solo aquellos que se establecen en el pináculo de la hegemonía de la magia podían estar en la capacidad de realizar dicha creaciones. La creación de un mundo implicaba el establecimiento de leyes que regirán su continuidad, por ejemplo; si un poderoso mago versado en la magia del agua y hielo creaba un mundo de bolsillo o una dimensión alterna, al momento de instaurar las leyes podía plantear una prohibición a la magia del fuego, siendo que ningún mago o bestia podría utilizar magia de fuego en aquel mundo, encontrándose estos limitados desde su ingreso. Por eso cualquier persona debía ser extremadamente cautelosa si deseaba a entrar a un mundo o dimensión donde su especialidad se vea limitada y, si lo que el anciano decía era verdad, el creador de dicho mundo de bolsillo no solo debía ser un poderoso mago versado en la magia espacial sino también en la magia temporal para poder permitir que su mundo se mueva en el río del tiempo sin perjuicio alguno.

Y en efecto, quizás el anciano desaliñado con un sapo sobre su cabeza no lo pareciese, pero Emyr era extremadamente poderoso. Orion aún recordaba cuando el mocoso en sus tiempos de libertinaje e inmadurez durante su juventud había adquirido la desagradable manía de hacer bromas y tretas a diferentes personas modificando su edad, sumando y restando años. Lamentablemente estas bromas en cierta oportunidad fueron realizadas a la persona errónea, lo que conllevo a una orden de captura imperial que casi termina con su muerte.

Mientras Kael meditaba en sus pensamientos, Eyra se adelantó y preguntó a Orion, «Mi lord ¿qué hará con el dragón?»

Orión contestó sonriente, en verdad no podía ocultar su felicidad, «Obviamente nos lo comeremos, la carne de dragón es una exquisitez, no he comido uno en bastante tiempo y este parece tener sangre real, en verdad es un manjar que ha llegado a nuestra puerta, sería un insulto desperdiciarlo.» Pero de repente su mirada se volvió suspicaz y preguntó rápidamente, «Un momento ¿por qué preguntas?».

Eyra sonrió incómodamente y respondió, «Mi lord, algo en mi me dice que el dragón tiene que ver con el destino que le había comentado, sería mucha molestia para su excelencia si pudiésemos esperar a que despertase para preguntarle el motivo de su presencia.»dijo de forma extremadamente respetuosa.

La sonrisa del rostro de Orión se desvaneció y una mirada similar a la que tiene un niño cuando le intentas quitar sus dulces se formó. Luego intentó proceder a negarse rotundamente pero su mirada voltio y se posó en Emily, cerró los ojos y dijo con un tono fastidiado «!Hmnp!, Haced lo que queráis, pero nos lo comeremos luego de que responda tus preguntas.»

De repente Orión saltó de la cabeza, y empezó a gritar mientras lanzaba cachetadas al dragón, «!Despierta maldita lagartija, hacerte el muerto no te salvará!»me

La situación dejó sin palabras a la compañía.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
Please disable your adblock and script blockers to view this page