You dont have javascript enabled! Please enable it! La primera orden - Capítulo 1228 - 1228 El descuidado - Tu Novelas Ligera

La primera orden – Capítulo 1228 – 1228 El descuidado

Ver Indice: La primera orden

Modo noche

1228 El olvidado

Lo místico de la puerta encantada era que no había forma de determinar a dónde conducía.

Podría ser un lugar en el que hayas estado antes, como la tienda de golosinas favorita de Chen An’an.

O también podría ser un lugar que nunca habías visto antes, como la playa a la que conducía la puerta encantada de Chen Jiu.

Esto era lo más esperado de la puerta encantada, ya que ni siquiera la persona que la activaba sabía a dónde conduciría.

Eso fue porque no todos se entendieron a sí mismos completamente. La gente siempre tendía a evitar la verdad en su vida diaria.

Sin embargo, Luo Lan estaba muy seguro de sí mismo. Nunca había huido de quien realmente era y se conocía muy bien.

Esto también lo hizo mucho más resuelto.

En el momento en que Xu Man entró por la puerta encantada, inmediatamente supo dónde estaba. Esta era… la pequeña casa de un piso en la que Qing Zhen y Luo Lan solían vivir en Stronghold 111.

En ese entonces, vendieron su casa original para tratar la enfermedad de su padre y alquilaron un lugar en Mule Fort Road.

Vivieron aquí durante ocho años seguidos.

Más tarde, cuando Qing Zhen se convirtió en la Sombra del Consorcio Qing, los dos hermanos comenzaron a hacer un ascenso meteórico y compraron mejores casas, villas y mansiones.

Sus vidas mejoraron y mejoraron.

Xu Man solo había estado aquí una vez, e incluso fue para ayudar a Qing Zhen a cambiar algunas de sus pertenencias antiguas.

Ahora que estaba aquí de nuevo, se dio cuenta de que los muebles y los muebles estaban exactamente en el mismo lugar que cuando vino aquí hace unos años.

Xu Man preguntó desconcertado: «Jefe Luo, ¿por qué se abrió aquí su puerta encantada?»

«Esta es mi casa», respondió Luo Lan con una sonrisa.

“¿No rentaste este lugar? Pensé que se lo habías devuelto al propietario”, dijo Xu Man.

“No, yo lo compré”. Luo Lan dijo: «Por lo general, me quedo aquí cuando regreso a Stronghold 111. Pero como he tenido muy pocas oportunidades de regresar a Stronghold 111, todos ustedes no lo sabían».

Esto dejó a Xu Man un poco sorprendido. ¿Luo Lan, el segundo al mando del Consorcio Qing, en realidad vivía en un lugar tan ruinoso?

Luo Lan miró a Xu Man. «¿Por qué? ¿No va con mi estilo? No menosprecies esta casa. Aquí solo puedo dormir bien”.

Mientras hablaba, Luo Lan abrió la puerta principal de la pequeña casa. Fuera de la puerta estaba Mule Fort Road, y había un tío en la entrada vendiendo liangpi1 en un carrito de mano con ollas y sartenes.

Xu Man estaba un poco sorprendido. Boss Luo estaba demasiado seguro de sí mismo.

La mayoría de las personas en el mundo probablemente encontrarían difícil adivinar a dónde los llevaría su puerta encantada.

Luo Lan observó todo en la pequeña casa de una habitación donde solía acurrucarse su familia de tres. Su padre enfermo vivía en la habitación interior mientras él y Qing Zhen dormían en la sala de estar.

Los dos durmieron en un colchón en el suelo. Cuando se peleaban afuera durante el día, Qing Zhen incluso vendaba en silencio las heridas de Luo Lan después de que volvieran a entrar a escondidas en medio de la noche.

Durante el invierno, todavía tenían que vigilar cuidadosamente la puerta para evitar que sus vecinos robaran las briquetas que habían robado con tanto esfuerzo a otros.

Aunque se hicieron más ricos después de dejar este lugar, Luo Lan siempre sintió que esta pequeña casa de un piso era el único lugar que contenía toda su felicidad durante sus recuerdos.

Era un tiempo sin las responsabilidades de la Sombra del Consorcio Qing, y no tenían que considerar la guerra y la política.

La vida que vivían esos viejos fogeys aún no había descendido sobre sus vidas.

Podían reír todo lo que quisieran y soportar las dificultades juntos a medida que avanzaban en la vida. De vez en cuando, miraban hacia atrás y veían las dificultades que habían dejado atrás. Mientras siguieran caminando, cada paso hacia adelante los llevaría a una vida mejor.

Pero ese ya no parecía ser el caso. Cada paso que daban se hacía más y más difícil. Por lo tanto, Luo Lan no se atrevió a mirar hacia atrás la mayor parte del tiempo. Tenía miedo de no poder soportar seguir avanzando.

“Muévete ahora. Soldados que acaban de llegar, sigan. Recuerda andar con cuidado. Para empezar, el piso no es lo suficientemente fuerte”, instó Luo Lan.

180 soldados salieron de la casa uno tras otro hacia las calles de Mule Fort Road.

El tío que vendía liangpi estaba estupefacto. ¡Solo podía ver en estado de shock cómo más de 100 personas salían de esa pequeña casita!

¿Cómo podría una casa que tenía solo 50 pies cuadrados como máximo albergar a tanta gente? ¡Además, todos eran soldados fuertemente armados!

En un instante, el tío que vendió liangpi sintió que había descubierto la verdad. Debe haber una base militar secreta del Consorcio Qing debajo de esta casa, ¡del tipo que se rumoreaba que estaba escondido bajo tierra!

En este momento, los soldados estaban entusiasmados con las maravillas de la puerta encantada. Habían pasado varios días viajando a Central Plains, pero solo les tomó unos pocos pasos regresar.

«Señor, ¿entonces esto es brujería?» el comandante de la compañía de fuerzas especiales le preguntó a Xu Man.

«Mhm». Xu Man dijo: «Este es un hechizo que Boss Luo aprendió del Noroeste».

En este punto, el comandante de la compañía buscó inconscientemente la figura de Luo Lan. Sin embargo, Luo Lan no estaba a la vista.

«¿Dónde está el jefe Luo?» exclamó el comandante de la compañía.

El alerta Xu Man no hizo preguntas innecesarias. Se dio la vuelta y se apresuró a regresar a la casa. ¿Pero Luo Lan seguiría de pie en este espacio pequeño y estrecho?

Xu Man recordó que habían salido de la pared opuesta al televisor en la sala de estar, por lo que se apresuró a tocarlo.

Pero, ¿cómo podría haber todavía una puerta encantada en la pared en este momento? ¡Ya había sido cerrado personalmente por Luo Lan desde el otro extremo!

Xu Man se paró en este lado de la pared y respiró hondo. Boss Luo fingió mantener la calma y los engañó a todos para que regresaran a Stronghold 111 porque planeaba regresar solo a Stronghold 61 para salvar a Zhou Qi.

Ren Xiaosu le había enseñado el hechizo de la Puerta Encantada a Luo Lan en secreto, por lo que Xu Man y los demás no sabían cómo funcionaba realmente el hechizo.

Luo Lan recordó que Ren Xiaosu se lo recordó seriamente antes de que se separaran. Aunque la puerta encantada era un portal de dos vías, también habría inconvenientes si se usaba como medio de escape.

Si todos ellos hubieran regresado a Stronghold 111 a través de la puerta encantada en el pilar del puente y alguien destruyera el puente del río Qianling, todos los que pasaron por el portal antes volverían a salir por la entrada.

Por lo tanto, Ren Xiaosu le instruyó en ese momento: “Si esta puerta encantada se va a usar como un medio de escape, debes conseguir que alguien la active por ti. Después de que hayas pasado al otro lado, esa persona tiene que girar el Ojo de la Verdadera Vista diez veces en sentido contrario a las agujas del reloj desde el exterior de la puerta y el portal se cerrará de forma permanente. Entonces los que pasaron por ella ya no podrán volver al otro lado de la puerta”.

Dado que había una forma de activar la puerta encantada, naturalmente también habría una forma de destruirla. Diez giros en el sentido de las agujas del reloj activarían el portal, mientras que diez giros en el sentido contrario a las agujas del reloj lo destruirían.

Sin embargo, estaba destinado a que este método de escape dejara a una persona parada afuera de la puerta mientras los demás se escapaban.

Estaba destinado a que la persona fuera sacrificada.

Sin embargo, Luo Lan nunca le había mencionado esto a Xu Man y los demás. En opinión de Luo Lan, si realmente hubiera una necesidad en este plan de que alguien se sacrificara para proteger a los demás, debería ser él.

Además, era su propio negocio que quería salvar a Zhou Qi. ¿Por qué esos 180 soldados tienen que arriesgar sus vidas con él?

Si quería correr el riesgo, no había necesidad de que otros pagaran el precio junto con él.

Luo Lan sabía muy bien que si hubiera insistido en salvar a Zhou Qi antes, los soldados no habrían tenido más remedio que ir con él.

“Como hombre, ¿cómo puedo hacer que otros se sacrifiquen por mí?” Luo Lan murmuró.

Leer en tunovelaligera.com

No quería que Xu Man y los soldados arriesgaran sus vidas con él, pero tenía que salvar a Zhou Qi.

Aunque a ese bastardo malvado siempre le gustó burlarse de él y solo amaba el dinero, seguía siendo un amigo.

Luo Lan sabía que si Zhou Qi solo reconociera dinero, el servidor de inteligencia artificial en Stronghold 61 no habría explotado.

El momento de la explosión no fue correcto.

Miró la puerta encantada destruida y se volvió para caminar hacia un vehículo todoterreno estacionado a un lado.

Pero en este momento, el maletero de un vehículo todoterreno se abrió de repente.

«¿Sorprendido? ¿Conmocionado?» El tercer hermano Qing escupió una bocanada de polvo cuando salió del maletero.

Luo Lan se quedó atónito en el acto. «Espera un minuto, ¿no pasaste por la puerta encantada hace un momento?»

El tercer hermano Qing se rió entre dientes y dijo: “Sabía que a ninguno de ustedes le importaba si vivo o muero. Oye, me he dirigido a ti como Gran Hermano, después de todo, entonces, ¿cómo puedes no prestar atención a si te seguí a través del portal o no? Estoy muy triste.»

Tal como había dicho el Tercer Hermano Qing, su papel era venir a las Llanuras Centrales y pretender ser Qing Zhen. Una vez que se completara esta misión, ya no sería de mucho valor. Un suplente como él probablemente solo era bueno para un uso.

Además, la inteligencia artificial, Zero, ya había demostrado que podía diferenciar entre un original y un suplente. Por lo tanto, el valor del Tercer Hermano Qing se redujo aún más.

Como resultado, Xu Man y los demás incluso se olvidaron de verificar si el Tercer Hermano Qing había regresado con ellos a Stronghold 111.

Este era alguien a quien todos ellos habían descuidado. Nadie sabía cuándo el tercer hermano Qing se había escondido en el maletero de un vehículo todoterreno para esperar el regreso de Luo Lan.

El tercer hermano Qing ya estaba sacando armas de los baúles de los vehículos todoterreno. “¿Cuántos espíritus mártires hay en vuestro Palacio de los Mártires? Date prisa y armarlos. Preparémonos para salvar a Zhou Qi».

Todavía quedaban algunas armas y municiones en los baúles de los vehículos todo terreno. Anteriormente, Xu Man todavía quería llevarse las armas de fuego con ellos. Sin embargo, Luo Lan dijo que no perdiéramos más tiempo ya que de todos modos no valían mucho.

«¿Te quedaste atrás para poder ir conmigo a salvar a Zhou Qi?» Luo Lan estaba desconcertado. “¿Cómo supiste que definitivamente regresaría? Si no lo hubiera hecho, ¿qué hubieras hecho?

“Si no regresabas, tendría que conducir de regreso al suroeste solo. ¿Qué más podría hacer? El tercer hermano Qing dijo con una sonrisa: “Pero sabía que volverías. Incluso si Zhou Qi está realmente muerto, probablemente querrás confirmarlo por ti mismo. Cuando estaba con Pyro Company, no solo estudié a Qing Zhen sino también a ti».

«¿Me estudió?» Luo Lan murmuró mientras juntaba todas las armas de fuego de los vehículos en el maletero de un vehículo. “¿Por qué tengo la sensación de que no tenías nada mejor que hacer cuando estabas en Pyro Company? O estabas estudiando esto o aquello. ¿Nunca juegas mahjong o Fight the Landlord con tus amigos?

El tercer hermano Qing sonrió pero no respondió la pregunta.

«Está bien, ya que no tienes miedo a la muerte, ve conmigo para salvarlo», dijo Luo Lan.

El tercer hermano Qing dijo de repente: “¿No siempre has tenido curiosidad por saber por qué fui al suroeste? Tal vez esta sea una oportunidad para mí de responder a su pregunta”.

En una carretera de montaña a 200 kilómetros al noroeste de Stronghold 61, Ren Xiaosu miró en silencio a Vanilla y Tang Hualong frente a él.

El cabello de Ren Xiaosu era un desastre y su ropa también estaba sucia.

Esta vez, el Dusk controlado por Zero había luchado con demasiada agresividad y partió por la fuerza la locomotora de vapor de Ren Xiaosu por la mitad. Era como la forma en que el clon de la sombra, Old Xu, tuvo que reformarse en su palacio mental antes de que pudiera usarse nuevamente.

Ren Xiaosu había llegado a la fuerza hasta aquí corriendo. Cuando sintió que no era lo suficientemente rápido, incluso hizo que Old Xu lo cargara en su espalda.

Afortunadamente, cuando Dusk envió a Old Xu volando hacia atrás durante el encuentro, no golpeó al clon de sombra en su punto fatal entre sus cejas.

En este momento, Vanilla y Tang Hualong estaban uno frente al otro, y el primero protegía al segundo detrás de él.

En el punto muerto, Vanilla estaba rodeada por cientos de agujas de acero que seguían girando alrededor de su cuerpo. Mientras tanto, el jarabe de azúcar que se cocinaba en la pequeña estufa frente a Tang Hualong ya se había vuelto ámbar.

El anciano de apellido Tang revolvió la olla caliente con un gran cucharón de metal. Era como si estuviera a punto de sacar una cucharada de jarabe de azúcar y verterlo en la placa de hierro lisa que tenía al lado.

«¿Quién los envió a todos aquí para detenerme?» Ren Xiaosu preguntó.

«Seguramente no hay necesidad de que respondamos eso, ¿verdad?» Vanilla dijo con calma.

Ren Xiaosu volvió a preguntar: «Te preguntaré una vez más, ¿fue Wang Shengzhi quien te dio las órdenes o fue la IA?»

En este momento, Ren Xiaosu incluso vio grullas de papel blanco aterrizando continuamente en las copas de los árboles y posándose en las ramas de los árboles al borde de la carretera. Esos lindos pero aterradores pequeños muchachos descansaron en las ramas y acicalaron sus plumas inexistentes.

«¿AI?» Vanilla se preguntó: «El comandante Wang Shengzhi nos llamó».

«En otras palabras, Wang Shengzhi no te dio las órdenes en persona». Ren Xiaosu asintió y dijo: «Entonces, antes de que todos ustedes vinieran a detenerme, ¿sabían a lo que se enfrentarían?»

Tang Hualong respondió: «Solo nos dijeron que lo retrasáramos aquí, pero no dijo por cuánto tiempo».

“¿Solo con unos pocos de ustedes?” Ren Xiaosu se burló.

Cuando dijo eso, los corazones de Vanilla y Tang Hualong dieron un vuelco. Mientras tanto, las grullas de papel en las ramas al costado del camino dejaron de moverse y se dieron la vuelta para «mirar» a Ren Xiaosu.

Luego, una nube oscura flotó en el cielo. El cielo despejado de repente se oscureció. Era como si el mundo estuviera satisfecho con la ira de Ren Xiaosu.

Ren Xiaosu hizo su movimiento como un rayo, aprovechando que las nubes oscuras proyectaban una gran sombra en el suelo.

Una Puerta de las Sombras se abrió frente a Ren Xiaosu cuando extendió la mano y volteó la estufa y la olla frente a Tang Hualong, salpicando el jarabe de azúcar caliente por todo el suelo.

Sucedió en un instante. Después de eso, fue como si ninguno de ellos hubiera movido un dedo, dejando a Vanilla y Tang Hualong atónitos en sus lugares.

Tang Hualong quería llorar. Había experimentado muchas batallas, pero esta era la primera vez que veía a un enemigo como Ren Xiaosu que podía volcar directamente su olla.

Pero sucedió que este movimiento fue el más efectivo contra él.

Ren Xiaosu dijo: “Por el bien de Yang Xiaojin, no deseo ser enemigo de ustedes. Así que, por favor, dame paso. Hay alguien a quien necesito salvar.

Vanilla y Tang Hualong se miraron. En realidad, ni siquiera sabían por qué tenían que evitar que Ren Xiaosu se dirigiera a las Planicies Centrales. Ahora que Ren Xiaosu dijo que iba allí a salvar a alguien, se dieron cuenta de que ni siquiera sabían a quién quería salvar.

Yang Anjing salió lentamente de un camino de montaña. «¿A quién vas a salvar?»

«Luo Lan», dijo fríamente Ren Xiaosu.

«Wang Shengzhi no tiene intención de matar a Luo Lan». Yang Anjing dijo con calma: «Puedes estar tranquilo con eso».

«Wang Shengzhi podría no tener ninguna intención de matarlo, pero ¿qué pasa con la IA, Zero?» Ren Xiaosu dijo: “Tang Zhou, quien tenía la tarea de enviar información a nuestro Ejército del Noroeste, murió en el camino a la Fortaleza 144. En mi camino a las Llanuras Centrales, Zero incluso me persiguió y me detuvo. ¿Todos ustedes saben acerca de esto?”

Yang Anjing cayó en un pensamiento profundo. “Esos no eran parte de los planes del Consorcio Wang, entonces, ¿cómo puedes estar seguro de que este no era el plan del Consorcio Qing? Están tratando deliberadamente de desacreditar al Consorcio Wang”.

La comprensión de Yang Anjing de la inteligencia artificial no era tan clara como la de Wang Shengzhi. Después de que Wang Shengzhi supuso que Zero podría haber ganado sensibilidad, no se lo reveló a Yang Anjing.

Por lo tanto, incluso Yang Anjing no sabía que Zero ya era completamente diferente de lo que sabía al respecto.

Ren Xiaosu dijo: “Estoy muy seguro de que lo hizo la IA. Dado que Wang Shengzhi nunca tuvo la intención de lastimar a Luo Lan, ¿por qué insistió en enviarlos a todos para detenerme? ¿A que le tiene miedo? Si no lo encuentras sospechoso, déjame preguntarte de nuevo. Cuando recibió sus órdenes, ¿puede confirmar que fueron dadas por el propio Wang Shengzhi?

Yang Anjing cayó en un pensamiento profundo. Lo había encontrado un poco extraño esta vez, pero el problema era que nadie pensó en sospechar la participación de Zero.

No hubo ningún problema con la voz y el tono de Wang Shengzhi cuando emitió la orden. Incluso su tos por teléfono no sonaba diferente de lo que ella recordaba.

Pero tal como había dicho Ren Xiaosu, ella sabía exactamente cómo Wang Shengzhi veía las conversaciones de paz esta vez. Basado en el personaje de Wang Shengzhi, incluso estaría un poco feliz si supiera que vendrá Ren Xiaosu.

Traducido por:

Guardar Capitulo
ClosePlease loginn
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




tunovelaligera.com
Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.