You dont have javascript enabled! Please enable it! La primera orden - Capítulo 1239 Sin otra opción - Tu Novelas Ligera

La primera orden – Capítulo 1239 Sin otra opción

Ver Indice: La primera orden

Modo noche

La mayor parte de la vida de una persona la pasaba haciendo una elección tras otra.

Sin embargo, siempre habrá un momento, unos segundos o unos pocos casos en los que no tendrá otra opción.

Al igual que el Consorcio Qing en este momento, Qing Zhen sabía muy bien que esta organización masiva se estaba hundiendo en la oscuridad, como la puesta del sol. Sin embargo, no le quedó otra opción.

Sin embargo, cuando solo quedaba un camino por delante, ya no dudarías ni te sentirías indeciso. Porque no había nada más que pudieras hacer aparte de seguir adelante.

Dentro de Ginkgo Manor, Zhou Qi preguntó: «Como ya tienes un plan en mente, ¿cuándo nos vamos? Como tenemos que irnos de todos modos, es mejor que nos vayamos temprano. ¿Qué estás esperando todavía?».

«No estoy esperando nada». Qing Zhen de repente se rió. «Es solo que no podemos irnos ahora. Zero no me permitirá irme».

Zhou Qi levantó una ceja. «La IA aún no ha traído la pelea aquí. Si queremos retirarnos al Noroeste, ¿qué te hace pensar que puede detenernos?»

Ya he dicho que no podemos arriesgarnos contra la IA. Qing Zhen dijo: «Cuando todos fueron a las llanuras centrales, un monstruo salió corriendo de las montañas Jing y se dirigió al norte para detener a Ren Xiaosu. No creo que Ren Xiaosu lo haya matado. Pero cuando todos regresaron aquí, ese monstruo no no volverá a aparecer. Nadie sabe dónde está ahora.

Además, la vecindad de Ginkgo Manor estaba bajo la vigilancia de innumerables halcones. Cada movimiento de Qing Zhen podría ser escudriñado por la «vista» de la otra parte.

A Qing Zhen no le importó porque no tenía sentido.

Zhou Qi curvó los labios. «Si no nos vamos ahora, ¿no sería aún más difícil para nosotros irnos más tarde? En cualquier caso, no me molestaré con todos ustedes cuando llegue el momento. Una vez que se ponga peligroso, simplemente iré directo». en el río.»

Qing Zhen dijo: «No se preocupe, llegué a un acuerdo con el Noroeste hace un año».

Luo Lan estaba atónito. «¿Hace un año? ¿No fue eso cuando Zhou Qi y yo fuimos al noroeste? No fuiste con nosotros esa vez. Los dos representamos al Consorcio Qing y solo discutimos abrir una ruta comercial con ellos. No lo hicimos. No hablemos de nada más… Espera, ¿esa mujer habló con Zhang Jinglin como tu representante?»

Qing Zhen no dijo nada más.

Hace un año, Luo Lan y Zhou Qi habían enviado a una mujer al Noroeste como rehén en un trato para unir el ferrocarril del Consorcio Qing con el ferrocarril del Noroeste.

En ese momento, Luo Lan le dijo a Xu Xianchu que esta era la mujer que le gustaba a Qing Zhen. Mientras tanto, Zhou Qi tenía curiosidad por qué no lo había sabido antes.

De hecho, Luo Lan tampoco estaba muy seguro de este asunto. Todo lo que sabía siempre se lo contaba Qing Zhen.

Antes de enviar a esa mujer al Noroeste, Luo Lan solo la había visto dos veces. Nunca antes se había tomado este asunto en serio, tanto que casi se había olvidado de su existencia durante el último año.

Pero desde el punto de vista de las cosas, el motivo para enviar a esa mujer al Noroeste en ese momento no era tan simple como parecía.

Este período de un año pareció coincidir con la excavación del túnel subterráneo en Stronghold 61. En otras palabras, Qing Zhen ya estaba preparado para lidiar con la inteligencia artificial desde ese momento.

Detrás de la línea defensiva de las Tres Montañas, Qing Yi se paró en la enorme mesa de arena con el ceño fruncido.

Esta mesa de arena era un poco diferente de lo que había visto antes. Las banderas rojas representaban las tropas del Consorcio Qing que se desplegaron, mientras que las banderas azules representaban a los enemigos hipotéticos.

En el pasado, la mesa de arena del Consorcio Qing siempre tenía más banderas rojas, lo que la hacía parecer muy opresiva.

Pero esta vez, las banderas azules que representan al enemigo llenaron casi toda el área más allá de la línea defensiva de las Tres Montañas.

Qing Yi estaba un poco cansado de esta batalla porque todavía no sabían nada sobre el enemigo.

Cuando lucharon contra el Consorcio Li y el Consorcio Yang, Qing Yi estaba muy seguro de cómo atacarlos. Sabía exactamente cuáles eran sus debilidades y ventajas.

Pero luchar contra la multitud controlada por inteligencia artificial dejó a Qing Yi con una sensación de impotencia. Todo el esfuerzo que puso parecía ser solo para que el Consorcio Qing no perdiera demasiado.

Sin embargo, cada vez que Qing Yi revisaba los informes de batalla de las diversas fuerzas de combate, siempre sentía una sensación de asombro.

La precisión del comando de batalla de la inteligencia artificial que se muestra en el campo de batalla era algo que los humanos no podían igualar en absoluto. La otra parte no usó ninguna estrategia destacada, ni siquiera recurrió a ningún método clandestino. Simplemente socavó abierta y meticulosamente a las tropas del Consorcio Qing poco a poco con sus tácticas.

Inicialmente, Qing Yi pensó que la otra parte controlaría a los ancianos y los niños para que cargaran contra la línea defensiva del Consorcio Qing, o incluso los controlaría para que gritaran fuerte y rompieran las defensas psicológicas de los soldados del Consorcio Qing.

No importa cuán duro de corazón fuera el rango y el archivo, sus corazones aún se ablandarían cuando vieran a los ancianos y los niños pidiendo ayuda.

Sin embargo, la otra parte no recurrió a tales trucos. Simplemente usó su poderoso cálculo para apoderarse de más de 40 posiciones en la línea defensiva de las Tres Montañas en un solo día.

Esta habilidad de mando hizo que Qing Yi sintiera que el estilo de combate de la otra parte tenía un sentido peculiar de belleza cuando observó la situación de batalla en la mesa de arena.

El poder de un obús de 152 mm era aterrador en el campo de batalla, pero el enemigo ni siquiera temía esa cobertura de poder de fuego.

Qing Yi de repente recordó lo que había dicho Qing Zhen. «Cuando los humanos juegan contra la IA en Go, el poder que muestra la otra parte es algo que no te atreverías a imaginar en el pasado. Cuando vuelves a jugar los juegos, te sorprende que Go pueda jugarse de esa manera. .»

Ahora, fue el turno de Qing Yi de sorprenderse. Entonces las guerras también podrían pelearse así.

Qing Yi había vivido en un campamento con su tío desde que era joven. Le gustaba el ejército y también le gustaba aprender sobre asuntos militares.

En el pasado, cuando Qing Zhen le preguntó cuáles eran sus sueños, Qing Yi dijo que quería convertirse en un gran líder militar. En ese momento, Qing Zhen dijo con una sonrisa que lo ayudaría a realizar este sueño.

Más tarde, después de que Qing Zhen se convirtiera en el jefe del Consorcio Qing, realmente cumplió su promesa.

El talento de mando de Qing Yi fue sobresaliente. Incluso con tres cuerpos militares bajo su mando, todavía podía manejarlos muy bien.

En ese entonces, Qing Zhen no estaba obligado a manejar la situación después de que el Consorcio Li y el Consorcio Yang fueran eliminados. Fue Qing Yi quien supervisó las operaciones sin ayuda y, al final, la guerra en el suroeste llegó a un final perfecto.

Sin embargo, Qing Yi conocía sus propias deficiencias. Su capacidad probablemente se reflejó mejor en la gestión detallada de los asuntos militares que en la ejecución de movimientos tácticos en el campo de batalla.

No poseía el apoyo entrañable que disfrutaba Zhang Jinglin, la previsión de Qing Zhen o la planificación estratégica de Wang Shengzhi.

A medida que pasaba el tiempo, lentamente se dio cuenta de que, después de todo, tal vez no podría convertirse en un gran líder militar.

En esta era, estaba destinado a desempeñar solo un papel secundario.

Era como la vida. Crecer a través de las estaciones haría que uno se diera cuenta de que la juventud, el sudor y la pasión no necesariamente ayudan a cumplir los sueños más deseados.

¿Y qué? Qing Yi sonrió y le dijo a su secretaria confidencial a su lado: «Llama al jefe de personal. Quiero reformular el plan de batalla. Esta vez, simplemente renunciaremos a la Posición 171».

Aunque la derrota era inevitable, Qing Yi tuvo que aprovechar toda su experiencia y usarla al extremo antes de que la batalla llegara a su fin.

————————————————–

Un mensaje de bicho raro y :

Gracias a todos por ser lectores tan pacientes en esta historia de Ren Xiaosu. Ha sido divertido traducir y leer sus comentarios, y espero que la calidad haya estado a la altura de las expectativas. Se analizaron cada palabra elegida y las motivaciones de cada personaje para reconciliar el posible comportamiento «fuera de lugar». Creo que las traducciones deben transmitir el mensaje previsto por el autor en su forma más original.

Sé que me tomó mucho tiempo aclarar al final, pero sé que lo entenderás. Sí, realmente estamos llegando al final. Mis pensamientos son que The Speaking Pork Trotter había planeado muy bien la historia, y la mayoría de los personajes secundarios no fueron olvidados. Sus historias de fondo también me hicieron querer mientras traducía sus partes. Mi favorito personal tiene que ser P5092, que representa cómo todos tienen dos lados. A veces, simplemente no puedes juzgar a una persona si no entiendes sus motivaciones. Quién puede olvidar a Hu Xiaobai y Wang Yuexi, dos personajes secundarios que no tienen una fuerza extraordinaria pero marcaron la diferencia en el objetivo del Noroeste Próspero. La historia de Zero también me afectó bastante profundamente.

Si te sientes vacío después de esto, echa un vistazo a mi otro trabajo traducido: Soy realmente una superestrella en Webnovel. (descargo de responsabilidad: la historia podría no ser para todos)

Alternativamente, puedes apoyarme en patreon/legge si te gusta y aprecias el trabajo que he hecho.

Además, echa un vistazo al trabajo de bicho raro buscando @wxw «el gran maestro estratega». Ha sido un gran editor, ya menudo lo consulto cuando partes de la historia no cuadran.

Gracias, :’)

-traductor,

¡Gracias por seguir con nosotros durante tanto tiempo, y espero que hayas disfrutado la historia!

-editor, bicho raro

Recursos de video para The First Order:

————————————————–

El plan de evacuación del Noroeste avanzó relativamente bien. Wang Yuexi dividió a los civiles en seis grupos para ser evacuados en grupos. De esta forma, la presión sobre los puestos de socorro no sería tan grande, y las emociones de la multitud evacuada también serían más estables.

En cuanto a la evacuación que se llevará a cabo a través de las puertas encantadas, Wang Yun calculó que cada persona tardaría 2,7 segundos en pasar. Este ritmo ordenado satisfizo los requisitos de su plan.

Si no ocurriera nada inesperado, probablemente sería posible evacuar la Fortaleza 144 en tres días.

Inicialmente, estimaron que tomaría más tiempo evacuar a través de las puertas encantadas. Sin embargo, mucha gente decidió no usarlo y siguió a sus familias para retirarse a pie.

Leer en tunovelaligera.com

También hubo personas que querían donar sus autos porque escucharon que la 6.ª División de Campo se quedaría atrás para luchar contra el enemigo, pero le faltaban vehículos.

Con respecto a esto, Zhang Xiaoman rechazó todas sus ofertas. Después de todo, los sedanes no fueron de mucha ayuda para los esfuerzos de guerra, y de todos modos no se ofrecieron tantos autos.

No había demasiadas personas que poseían un automóvil en estos días.

En este momento, Wang Fugui estaba celebrando un banquete en una pequeña taberna para los destacados comerciantes de la Cámara de Comercio del Noroeste.

Este era el mismo humilde restaurante al borde de la carretera al que Wang Fugui había invitado a todos para apoyar las obras de irrigación. Pero el dueño y los empleados de este pequeño restaurante ya habían salido de la Fortaleza 144 con el segundo grupo de evacuados.

Vestido con un atuendo sencillo, Wang Fugui personalmente fileteó la carne de las ovejas. Luego echó algunas cebollas, jengibre, ajo y otros condimentos en la olla y esperó a que el cordero hierva a fuego lento.

Colocó el cuchillo para deshuesar sobre la tabla de cortar y se limpió las manos ensangrentadas con una sonrisa. «Todos, nos iremos con el tercer grupo de evacuados después de esta comida. La próxima vez que nos volvamos a encontrar debería ser en la Fortaleza 178. Ya tuve una conversación con el futuro comandante, así que no se preocupen. Incluso aunque estemos en medio de una guerra, los bienes de todos seguirán estando asegurados. Ya hablé con la gente del mercado negro».

Las expresiones de los comerciantes se suavizaron un poco. En este mundo caótico, los ricos naturalmente estaban más preocupados por sus activos.

Aunque Fortress 178 nunca había confiscado propiedades sin motivo, otras organizaciones lo habían hecho antes. Por lo tanto, todos estaban muy preocupados en este momento.

Pero con la garantía de Wang Fugui, estaban dispuestos a confiar en ese futuro comandante por una vez.

Por supuesto, no había nada que pudieran hacer incluso si no le creían.

Desde que Wang Fugui los reprendió, estos peces gordos del mundo de los negocios se habían comportado extremadamente bien. Cuando el futuro comandante fue a inspeccionar la ribera y las obras de riego, incluso quisieron ir personalmente y llevar sacos de arena para mostrar su lealtad.

En realidad, después de que prometieron su lealtad a Wang Fugui, los beneficios que cosecharon también estarían naturalmente en su lugar.

Esta vez, Wang Fugui había sacrificado personalmente una oveja y la había cocinado, pero todos no se sentían tan nerviosos como la vez anterior. En cambio, alguien tomó la iniciativa de preguntar: «Presidente Wang, solo díganos lo que necesita. Mientras podamos, no dudaremos en ayudarlo».

Después de que Wang Fugui se limpió las manos, se sentó en la cabecera de la mesa. Inmediatamente después, suspiró y puso una cara larga. «Como todos ustedes saben, mi relación con el futuro comandante no es algo con lo que la gente normal pueda compararse. Soy su comerciante y él es mi jefe. Como mi jefe está pasando por un momento difícil, naturalmente tengo que aliviar su carga. .»

Estaba tranquilo en el pequeño restaurante, y solo se podía escuchar la voz de Wang Fugui. «Todos, nos retiraremos esta vez, pero ¿saben todos que la 6.a División de Campo se quedará atrás para pelear la guerra? Para que todos puedan evacuar sin problemas, definitivamente tenemos que confiar en la protección del Ejército del Noroeste. Vamos seamos honestos con nosotros mismos. ¿Alguna vez el Ejército del Noroeste ha maltratado o explotado a alguien? ¿El Ejército del Noroeste nunca ha cumplido con sus deberes?

Los mercaderes se miraron unos a otros. Uno de los comerciantes mayores dijo: «Hermano Wang, entendemos lo que está diciendo. De hecho, gracias al Ejército del Noroeste hemos podido llevar una buena vida durante los últimos dos años».

«Mhm». Wang Fugui dijo: «Es bueno que todos entiendan esto».

«Hermano Wang, ¿qué apoyo necesita de nosotros?»

«Vehículos». Wang Fugui entrecerró los ojos y dijo: «Ahora que ha estallado la guerra, naturalmente no habrá ningún uso para los camiones que originalmente comerciaban entre el Noroeste y las Planicies Centrales. Dado que de todos modos no hay uso para los vehículos, ¿por qué no? ¿Todos ustedes los donarán a la causa del Ejército del Noroeste por el momento?»

Los comerciantes se sorprendieron. Los camiones eran el salvavidas para empresas de logística como la suya.

Solo habría bienes si tuvieras transporte. Incluso se podría decir que solo podría contratar personas para trabajar para usted si tuviera camiones.

Wang Fugui fue demasiado despiadado. De hecho, quería quitarles todos sus camiones tan pronto como abriera la boca.

Al ver la vacilación de todos, Wang Fugui tomó su taza de té y tomó un sorbo. Él dijo: «No tengo ningún beneficio para compartir con todos ustedes esta vez, pero ¿de qué negocios pueden seguir hablando cuando estalle la guerra? No es posible que disfruten de los beneficios de las políticas del Noroeste todos los días». y no quiero dar nada a cambio de eso, ¿verdad? ¿Cómo puede haber un trato tan bueno? Al mantener una discusión adecuada con todos ustedes ahora, naturalmente informaré al futuro comandante sobre sus contribuciones después de que termine la guerra. El futuro comandante no es cruel. No los tratará a todos injustamente».

Alguien dijo vacilante: «Pero…»

Wang Fugui colocó la taza de té sobre la mesa y se calmó gradualmente. «No hay peros. Yo fui quien los ayudó a manejar la explotación laboral. Cuando quisieron hacer una oferta por la tierra y obtener sus documentos de aprobación, el Ejército del Noroeste prestó su apoyo. Tendremos que molestarlos». «Todos con este pequeño asunto ahora. El Ejército del Noroeste le pagará por sus esfuerzos».

«Pedimos que se nos pague en oro», dijo un comerciante.

Wang Fugui negó con la cabeza. «¿No confían en el Ejército del Noroeste? No se les pagará en oro, solo en la moneda del Noroeste emitida por el banco de la Fortaleza 178».

Mientras hablaban, figuras se movían fuera de las ventanas del pequeño restaurante. Todos podían ver claramente grupos de soldados que rodeaban el pequeño restaurante.

Wang Fugui dijo: «Cada nube tiene un lado positivo. ¿Qué dicen ustedes?».

El comerciante mayor dijo apresuradamente con una sonrisa: «Por supuesto que estamos dispuestos a apoyar al Ejército del Noroeste. Presidente Wang, dejaremos que usted establezca las condiciones».

Wang Fugui asintió y salió. «No voy a pararme en la ceremonia entonces. Sírvete el cordero en la olla. Todavía tengo algo que hacer, así que me iré primero».

Actualmente, todos estaban en una carrera contra el tiempo. Wang Fugui no tenía tiempo que perder con estos comerciantes. Tuvo que expropiar sus vehículos porque la 6ª División de Campo los necesitaba con urgencia.

Wang Fugui también sabía que su reputación probablemente se vería empañada una vez que hiciera esta amenaza. Pero había algunos asuntos que requerían que alguien interviniera. Era mejor arruinar su propia reputación que la de Xiaosu.

Estos comerciantes poseían cientos de camiones de transporte, lo que fue suficiente para que la 6ª División de Campo resolviera sus necesidades urgentes.

Un vehículo ya estaba esperando fuera del restaurante. Wang Fugui le dijo a uno de los oficiales subordinados de Zhang Xiaoman: «No dejes que se vayan de este lugar antes de que pongamos nuestras manos en sus camiones. Pídeles que entreguen el diésel y la gasolina que han almacenado también. El cordero es delicioso, así que déjalos». comen más».

«Mhm, lo haremos», respondió el oficial.

Todos sabían que el presidente Wang de la Cámara de Comercio del Noroeste era el asistente de confianza del futuro comandante.

Aunque Wang Fugui nunca antes interfirió en asuntos militares y tampoco cruzó esa línea, eso no significaba que no fuera influyente en el ejército.

Después de que el vehículo que transportaba a Wang Fugui se fue, la docena de comerciantes en el pequeño restaurante se quedaron mirándose unos a otros. En una estufa cercana, la sopa de cordero burbujeaba dentro de la olla grande.

En la Fortaleza 144, varios convoyes se dirigían hacia la puerta oeste de la fortaleza, incluido Ren Xiaosu.

Después de que varias docenas de personas se reunieran en la puerta oeste, esperaron en silencio hasta que apareció otro convoy de la Fortaleza 178 en el horizonte noroeste.

Junto a Ren Xiaosu, el Gran Engañador dijo: «Ayer, el comandante nos estaba elogiando por lo ordenada que se estaba llevando a cabo la evacuación. Cuando te vea más tarde, definitivamente te felicitará».

Ren Xiaosu dijo: «¿Qué trae al Sr. Zhang a Stronghold 144 hoy?»

«No estoy seguro. Ni siquiera Wang Fengyuan sabe por qué». El Gran Engañador negó con la cabeza.

Ren Xiaosu estaba un poco desconcertado. Solo necesitaban llevar a cabo la evacuación según lo planeado, por lo que lógicamente hablando, Zhang Jinglin no tenía que venir aquí en absoluto.

Unos minutos más tarde, el convoy llegó rápidamente a la puerta. Después de que Zhang Jinglin salió del vehículo, le dijo sin rodeos a Ren Xiaosu: «Sígueme, tengo algo que discutir contigo».

Con eso, Zhang Jinglin se fue. Nadie más que Ren Xiaosu lo siguió.

Cuando los dos llegaron a un lugar remoto, Zhang Jinglin dijo: «No me dirigiré a la fortaleza. Solo estoy aquí porque tengo algo que decirte».

«¿De qué necesitas hablar conmigo en persona?» Ren Xiaosu se preguntó. «Las líneas de comunicación del Noroeste todavía están abiertas».

Zhang Jinglin se rió. «Hay una razón natural por la que necesito hablar contigo en persona. ¿Sabes que Luo Lan y Zhou Qi enviaron una vez a una mujer al noroeste?»

Ren Xiaosu asintió. «Escuché del Gran Engañador que el Consorcio Qing la envió aquí como rehén y todos la mantuvieron bajo su protección».

«La razón del rehén era una mentira. Solo queríamos llegar a un acuerdo secreto». Zhang Jinglin dijo: «Hace un año, llegué a un acuerdo con Qing Zhen. Si algún día la IA del Consorcio Wang se convertía en un problema, el Noroeste tendría que aceptar a la gente del Consorcio Qing y ayudar a Qing Zhen y a sus hombres a evacuar el Suroeste».

Ren Xiaosu estaba atónito. No había esperado que hubiera tal acuerdo.

El Gran Embaucador y los demás nunca habían mencionado esto antes. Por el aspecto de las cosas, incluso el Gran Engañador no lo sabía.

Zhang Jinglin continuó: «A partir de ese momento, la Fortaleza 178 y el Consorcio Qing se unieron para llevar a cabo un plan. En un año, más de 300 investigadores del Consorcio Qing que trabajaban en secreto llegaron al Noroeste uno tras otro para trabajar duro en este plan. Ahora que todo ha ido de acuerdo con las predicciones de Qing Zhen, espero que puedas hacer un viaje al suroeste para recogerlo y evacuarlo al noroeste «.

«¿Recoger a Qing Zhen y llevarlo al Noroeste?» Ren Xiaosu hizo algunos cálculos aproximados en su mente, luego sacudió la cabeza y dijo: «No, el viaje para ir y traer a Qing Zhen aquí tomará al menos tres días. Además, eso sin contar las situaciones peligrosas que podríamos encontrar en el camino «Desde que hizo ese acuerdo con usted, Sr. Zhang, debe haber predicho algún tipo de peligro. Si voy al suroeste en este momento, ¿qué pasará con la 6ª División de Campo? No puedo ir. Aunque trato Qing Zhen y Luo Lan como mis amigos, aún no están en peligro inminente. En un momento como este, necesito estar con mis soldados «.

Aunque el otro lado también eran sus amigos, la responsabilidad de todos en la 6ª División de Campo estaba sobre los hombros de Ren Xiaosu. Luo Lan era un amigo, pero también lo eran Zhang Xiaoman y los demás.

Todos confiaban en Ren Xiaosu y confiaban en que su futuro comandante podría guiarlos por el camino de la supervivencia. ¿Pero ahora Ren Xiaosu tuvo que abandonarlos para salvar a alguien más?

Aunque P5092 dijo que Ren Xiaosu no debe participar en una guerra de guerrillas junto con la 6ª División de Campo esta vez, seguramente podría responder a situaciones de emergencia, ¿verdad?

Si realmente no podía derrotar al enemigo, al menos podría salvar a algunos soldados convocando a un gigante como Midnight, ¿verdad?

Además, Ren Xiaosu le había prometido a Zhao Wankun y a los otros soldados que habían activado las puertas encantadas que protegería la Fortaleza 144 hasta el último momento y llevaría a todos juntos a un lugar seguro.

Quizás el Noroeste todavía perdería después de todos sus esfuerzos, pero estas promesas no podían tomarse a la ligera.

Zhang Xiaoman de repente salió corriendo de la puerta de la ciudad. «¡Futuro comandante! ¡Futuro comandante! Algunas personas salieron de la puerta encantada que se abría a la montaña nevada. ¡Dijeron que querían verte de inmediato!»

Ren Xiaosu estaba desconcertado. Preguntó desde lejos: «¿Quién es? ¿Los conozco?»

«¡Usted los conoce!» Zhang Xiaoman rugió: «¡Son los Jinetes del Grupo Qinghe!»

Esta vez, Ren Xiaosu estaba realmente estupefacto. ¿No dijeron los Jinetes que iban a escalar la montaña más alta del mundo?

¿Podría la puerta encantada de Zhao Wankun haberse abierto a esa montaña nevada?

Traducido por:

Editado por: bicho raro

https://www.webnovel.com/book/the-first-order_14219251705674005

Guardar Capitulo
ClosePlease loginn
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




tunovelaligera.com
Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.