You dont have javascript enabled! Please enable it!

Metalord Revolution 262 INSTINTO DE GUARDIANA

Modo noche

PERSPECTIVA: Riha Sharpsteel

 

Entrene años para hacerme más fuerte, mi propio padre se encargó de transmitirme todos sus conocimientos de lucha y el poder del clan “Colmillo de Acero”, ¿mi razón de ser más fuerte?, era más que solo sobrevivir a los peligros del mundo exterior, mi razón… era para proteger a mi “ETAM”.

 

El “clan Nezaria”, en el momento en que declaraste tus intenciones, te volviste mi enemigo, ahora me encontraba luchando contra uno de sus miembros, aun con mi brazo derecho herido, seguía combatiendo contra un adversario que me atacaba continuamente con replicas mágicas, el verdadero se escondía, pero sé que estaba cerca.

 

—«La réplica usa una espada de metal, el original también debe hacerlo, pero no puedo sentir el aroma de su acero» -Fueron los pensamientos de la loba —«¿podría estar lejos?, este sitio abundante de plantas además tiene muchos aromas a su alrededor, ¿podría esto perjudicarme acaso?».

 

Así como nuestro poder se vincula al acero, nuestro sentido del olfato esta desarrollado para percibir con gran intensidad los metales a nuestro alrededor, cada lobo desarrolla el alcance de su percepción olfativa sobre el metal, ya sea con entrenamiento o de manera natural, reconocí que mi sentido del olfato me permite rastrear al concentrarme el metal a 500 metros a mi alrededor.

 

Ubicar a mi enemigo por su arma de metal no me resultaba posible, mi enemigo yace oculto y seguirá atacando continuamente con réplicas de su imagen producto de magia, ¿cómo lidia con tal problemático individuo?. Hay dos maneras según en cómo me instruyeron, la primera es eliminar a tantas replicas como sea posible y mientras más surgen, tratar de encontrar la presencia del original a través de su mana mientras manifiesta su poder para crear dichas copias mágicas.

 

Pero tal método me es imposible llevarla a cabo, mi sentido sensorial ante la magia es de un nivel básico, si mi oponente está oculto a varios metros de mi posición, me es imposible captar su presencia por medio de su mana debido a las limitaciones sensoriales de mi capacidad para sentir su magia a tal distancia. Mis cualidades sensoriales están más especializadas en sentir la magia imbuidas en metal, pero soy incapaz de sentir su arma, ¿pero también es mágica?, las armas mágicas de metal son más perceptible que las ordinarias para mí.

 

Debido a mi bajo nivel sensorial para ubicar a mi oponente mientras crea más de sus réplicas, el primer método queda descartado, dejándome únicamente el segundo como única opción, pero también es la más arriesgada. Mientras más copias del mago surgían, dispare contra cada uno de ellos hasta vaciar el segundo cargador de la Beretta 92, exhale con intención de calmarme y llevar a cabo el segundo método.

 

—«Relájate, debo hacerlo bien… o moriré».

 

Con el brazo derecho herido e incapaz de usarlo, solo utilice la izquierda para llevar a cabo la recarga, dejando el arma en el suelo, y quitando el cargador mientras con un pie la mantenía firma en el suelo. Al retirar el cargador vacío y reemplazarlo con uno cargado, entonces pude sentir, a mis espaldas una de las réplicas del mago enemigo, estaba por atacarme.

 

—«Es AHORA».

 

A propósito, fingía que no estaba allí, la razón detrás de ello, es para que me atacara con su espada, y llevo a cabo esa acción tal como supuse que haría, mientras sentí como su arma descendía con toda la presión de su fuerza, hice que todo mi brazo izquierdo se imbuyera de metal con mi habilidad mágica y concentre todo mi fortalecimiento mágico en esa misma extremidad.

 

Su espada baja directamente hacia mí, pero levanto mi mano izquierda con más velocidad y consigo atrapar su arma desde la punta, el arma del mago adversario seguía descendiendo, pero debido a la influencia ejercida de mi propia fuerza contra la suya, logre cambiar la dirección su dirección de impacto y merme también el poder de su corte.

 

Originalmente apuntaba a mi cabeza, un espadazo como ese me habría matado en un golpe directo, pero tras conseguir que mi mano izquierda imbuido de acero y fortalecimiento mágico atrapara su espada, cambie la dirección de su ataque para que apuntase a mi hombro izquierdo, sentí el dolor y escuche el sonido de mi carne siendo atravesada, pero conseguí que el corte solo fueron algunos leves centímetros que penetro de la hoja del arma a mi hombro.

 

—«TE TENGO».

 

El ataque “sorpresivo” del mago del clan Nezaria ha fallado, la herida de mi hombro es leve, la espada yacía ante mí y los requisitos para llevar a cabo el segundo método para rastrear la ubicación de mi adversario estaba cumplida. Acto seguido me puse a olfatear la espada, a captar su aroma para localizar la verdadera, ¿pero cómo era posible esto?, ¿qué explicación había tras la lógica de mis acciones?.

 

Fui instruido por mi padre para luchar contra magos de diversas habilidades, contra aquellos que atacan a escondidas valiéndose de replicas o copias mágicas, me enseño dos métodos para lidiar contra ellos, consistían principalmente para localizar al verdadero, el primer método era rastrear su presencia mediante la percepción sensorial de la magia, fue un fracaso, pero el segundo método es posible.

 

Las copias o replicas mágicas de un mago, no siempre tienen la misma fuerza de su usuario, solo reciben una proporción específica, todo depende de la habilidad de replicación. Pero… existe una manera en que una copia o replica, puede atacar con toda la fuerza de su usuario.

 

Es lógico deducir que una copia o replica mágica comparte los sentidos con su original, entonces cuando uno de estas replicas está a punto de atacar, el mago puede enlazarse con dicha copia y brindarle el 100% de sus fuerzas. Por eso el ataque de esta copia fue poderoso, de hecho, existía la posibilidad de que mi plan fallara, ya sea recibiendo de lleno el espadazo en la cabeza o que la herida en mi hombro fuera más grave al punto de haber sido rebanada en el proceso y me dejara al borde de la derrota como inminente muerte.

 

Confié en mi propia fuerza, realmente estoy asombrada de que pudiera amortiguar su ataque y atrapar su arma utilizando mi brazo menos dominante, ¿tan fuerte me he hecho?, la respuesta me alegraba desde lo más fondo de mi ser, porque siendo más fuerte, podría proteger mi vida, y también… la de “él”.

 

Con la espada interceptada de mi adversario, esta replica sin duda se ha enlazado con el original, el arma también esta enlazado con la VERDADERA, expide el aroma de un arma real, la auténtica de mi enemigo. Cerré mis ojos y olfateé la espada, sentí como el aroma penetraba a mis fosas nasales.

 

No podía olfatear el arma original del mago, quizás por la distancia o por el terreno impregnado de tantos aromas, pero ahora que capte el olor del metal de dicha arma extendida a una réplica enlazada a la verdadera, tenía su aroma, ya podía RASTREAR la posición de la espada verdadera.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

—«TE HE ENCONTRADO».

 

La Lupian abrió sus ojos, y en lugar de ser grises el color natural de ella, estos se habían teñido de un profundo amarillo que irradiaban algo de energía mágica, venas grises sobresalían del brazo derecho de la semihumana. Acto seguido aquella extremidad se envuelve en acero, y comienza a moverse como si la fractura que tuviera fuera ignorada.

 

Leer en tunovelaligera.com

Con el brazo derecho toma la Desert Eagle calibre .50 de la cintura y apunta hacia una dirección en concreto, el arma misma se imbuye de mana, su interior es irradiado con energía mágica llegando hasta la bala de la recamara, el gatillo es jalado y la bala disparada yacía envuelta en mana.

 

A los pocos segundos, un sonido de oye en los atentos y desarrollados oídos de la Lupian, venia de la dirección en donde el arma fue disparado, el sonido de aquella era como de algo que se había caído a cierta altura, de repente la réplica que estaba a espaldas de la loba y mantenía su espada en el hombro de ella, desaparece al instante.

 

—La réplica desapareció, entonces…

 

Se pone de pie, luego de recoger la Beretta y guardarla, al parpadear, sus ojos habían vuelto a la normalidad y el acero que envolvía a su brazo derecho se deshace, aquella extremidad con la que utilizo la Desert Eagle, estaba sangrando desde el antebrazo, estaba ahora no solo fracturado, sino con una herida abierta de magnitud moderada, no ponía su vida en peligro, pero si tal lesión empeorase, podría perder su extremidad en cualquier momento o poner su vida en peligro.

 

La loba era consciente de que ya no podía darse el lujo de utilizar su brazo derecho nuevamente, guardo la Desert Eagle con la izquierda, y se equipó únicamente con la Beretta 92 ya recargada. Luego camino en dirección de donde realizo el disparo y donde oyó aquel ruido sospechoso segundos después, al caminar más de 700 metros después llego hasta un árbol de 2 metros de altura, donde se encontró con la procedencia de aquel ruido.

 

Recostado en el suelo y de espalda sobre aquel árbol, se encontraba Hadzu quien estaba herido de gravedad en el abdomen y conteniendo en lo posible la hemorragia con su mano derecha, a sus pies se encontraba su espada, incapaz de utilizarla con la herida que afectaba su rendimiento de lucha, era incapaz de continuar el combate en tales condiciones, fue su derrota.

 

Pero quizás el dato más llamativo fue el hecho de que la Desert Eagle con la que fue herido el mago, aquella que utilizaba el calibre .50 como su munición, tan solo tenía un alcance estimado de 200 metros como mucho, sin embargo, Hadzu se hallaba a una distancia de más de 700 metros, el arma logro asestarle con una puntería notoria superando su rango de alcance efectivo, un hecho cuanto tanto ilógico.

 

¿Cómo era posible tal logro?, en el instante que el arma estaba a punto de ser utilizada, esta fue imbuida en mana, la Desert Eagle estaba bajo la influencia del fortalecimiento mágico, pero la Lupian no había invocado aquella energía mágica en torno al arma, aquella manifestación de hecho fue totalmente INVOLUNTARIA, o quizás… ¿instintivo?.

 

—Mentí… no eres la primera de tu raza con la he luchado, Lupian -Confeso Hadzu Nemran —Él a diferencia de ti, era un semihumano… con un pelaje rojo.

 

—Un Lupian del clan “Colmillo Infernal” -Riha reconoció al semihumano del cual el mago le hablaba.

 

—Si… tenía una habilidad de fuego bastante problemático…

 

—¿Por qué luchaste contra él?, ¿solo porque era un ghrayb?.

 

—No… luche contra él, porque el semihumano quería matarme… quería asesinarme…  porque yo mate a alguien importante para él… a alguien al cual llamaba como su “ETAM”.

 

El guerrero relata que asesino a una mujer que alguna vez trabajo para “Hyslamia”, el comercio de esclavos predominante de Sharya, su símbolo se distingue con la imagen de un triángulo invertido con el grabado de una mano de solo cuatro dedos (faltándole el meñique), se dicen que ellos colaboran con Tartib-Qaede, una poderosa organización criminal cuya influencia y negocios está extendida en toda Sharya.

 

Aquella mujer deserto de “Hyslamia”, lo que causo que muchos empleados o miembros de dicho comercio, entonces pusieran una recompensa por su cabeza, todo cazador de recompensa, mercenario o aventurero, estarían tras su pista, pues la suma por su captura, vivo o muerta, era mucho dinero en juego.

 

Hadzu Nemran encontró a la mujer desertora de “Hyslamia”, ella estaba por intentar abordar un barco del Puerto Jeda con rumbo hacia el continente Gresswold, no pensó en capturar a la desertora con vida, su cabeza era más que suficiente como evidencia para cobrar la recompensa, y simplemente la ataco por sorpresa, decapitándola en el acto.

 

—Entonces… a su lado la acompañaba oculto con túnicas… un Lupian de pelaje rojo… miro el cuerpo sin vida de la mujer desertora… la bestia estaba llorando y luego de secar sus lágrimas… miro fijamente hacia mí con odio y sed de sangre… me señalo y exclamo “Mataste a mi ETAM y yo te matare a ti”, me ataco con todas sus fuerzas… no dudo en destruir lo que estuviera en su camino… o herir a otros con tal de que sus ataques me alcanzaran…

 

Hadzu relata que aquel Lupian tenía un collar sobre su cuello, que era un esclavo, o quizás, lo fue alguna vez, ¿qué relación tenía con aquella mujer?, lo desconocía, pero había afecto por ella, pues el semihumano lucho incluso cuando fue alcanzado por los ataques del mago, no pensaba en rendirse y continúo peleando con todas heridas. Para cuando los guardias llegaron al lugar atraídos por el alboroto ocasionado por aquel semihumano, este ya se encontraba vencido y al borde de la muerte.

 

Con sus últimas fuerzas, el Lupian se arrastró hasta la cabeza decapitada de la mujer desertora, la abrazo lamentándose por no haber fallado en protegerla, repitiendo una y otra vez “nos veremos en la otra vida mi ETAM, lo juro por GAIA”. Libero todo el mana que le restaba invocando un fuego extenso en torno a él que carbonizo aquella cabeza y alcanzando el resto del cuerpo de la mujer, dejándolo irreconocible.

 

Varios guardias armados con arcos y ballestas atacaron al Lupian, los proyectiles culminaron con la vida del lobo, pero el cadáver de la mujer desertora había sido dañado lo suficiente para que no pudiera ser cobrado la recompensa en torno a ella. Tan solo quedo el cuerpo sin vida del semihumano, el cual no tenia valor monetario para el aventurero, aquella bestia murió entre lagrimas y sonriendo, con sus brazos sosteniendo restos de cenizas carbonizados de la cabeza de la mujer.

 

—Esa palabra… “ETAM”… es propio de tu raza, ¿no es así?… desconozco que significa… pero tal parece, que no la usan con cualquiera… quizás… ¿con alguien a quien tengan cierta estimación? -Dedujo el herido mago —Cuando me presenté y dije mis intenciones… que venía por el “Mensajero del reino de la Agonía”… tú me atacaste a matar al instante… no dudaste para nada en ello… ¿acaso ese muchacho al que busco podría considerarse tu ETAM y alguien a quien…?

 

Antes de que el mago pudiera terminar su pregunta o su oración, recibe un disparo directo a la frente de la Beretta 92 que culmino con su vida en ese parpadeo, Riha había asesinado a un herido Hadzu Nemran sin vacilar en absoluto.

 

—No tienes derecho a saberlo, elegiste morir en el instante en que declaraste tus verdaderas acciones, esta es mi RAZÓN -Declaro la Lupian.

 

Mientras observaba el cadáver del mago del clan Nezaria, noto algo que llama su atención, Hadzu Nemran mantenía con su mano derecha presionado la herida que había recibido de la Desert Eagle en el abdomen, pero su mano izquierda estaba oculta en su espalda.

 

La Lupian se acercó con curiosidad para indagar sobre ello, y entonces tras descubrir el porqué de ello, sus sentidos se pusieron en alerta y activo el fortalecimiento mágico sobre todo su cuerpo. Sobre la mano izquierda de aquel cuerpo, ocultaba en su espalda un pergamino mágico abierto, sangre y mana se habían mezclado en el ítem y este comenzó a activarse con el manifestarse de un círculo mágico que estaba aumentando de tamaño.

 

Pronto la magia del pergamino mágico es percibida por la propia Riha, el circulo mágico se extiende con más rapidez y cubre alrededor de 150 metros cuadrado en torno al cuerpo de Hadzu. Acto seguido numerosos picos de tierra surgen en torno al círculo, algunos alcanzaban alturas de 3 metros y eran capaces de perforar arboles con relativa facilidad como si fueran lanzas de metal. Sangre tiñen aquellos picos que seguían invocándose alrededor del circulo mágico, destruyendo todo a su paso.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!