Metalord Revolution 207 PELOTÓN GHRAYB

Modo noche

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Con la erradicación del puesto militar recientemente levantado de las fuerzas armadas de Muer Afigad, un misterioso agresor de sigilosas habilidades, se acercaba al trio de ghrayb y los dos hombres de Adil. Oculto entre el follaje de la vegetación abundante en los alrededores del oasis, yacía a 9 metros a espaldas de ellos, en sus manos empuñaba dos dagas curvadas imbuidas en magia de veneno.

 

El agresor era un hombre humano que vestía un ropaje defensivo ligero hecho de cuero endurecido con turbante, a pesar de los cinco en frente de él eran sus enemigos, lo cierto es que sus ojos estaban enfocados en un objetivo principal: Rozuel Drayt.

 

—“Es el ghrayb, no hay duda” -Pensó el sigiloso agresor.

 

Lentamente empezó a acercarse con sus dagas en alto, apuntando a la cabeza del Esper para quitársela y llevarla consigo, aquello era su cometido principal.

 

—¡ALTO AHÍ!…

 

Una voz exclamo a todo pulmón, el agresor no había comprendido el significado de aquella orden declarada, dado que se había hecho en un idioma extranjero y la responsable de pronunciarla, era Riha Sharpsteel.

 

—¿En serio pensaste que no sentiría el aroma del metal de tus dagas? -Una Lupian de fría mirada le pregunto —Huelo magia en esas armas…

 

A pesar de no entender las palabras de la semihumana, él sabia que había sido descubierto por ella, el resto no tardo en darse vuelta y estar ante la atenta mirada de los cincos.

 

—¿Un asesino? -Uno de los hombres de Adil pregunto.

 

—Eso parece… -El segundo secundo.

 

El presunto “asesino” a pesar de haber sido descubierto, disipa las dudas y los nervios que le envuelven, fortaleciendo su cuerpo con magia y arremetiendo con sus dagas apuntando a Rozuel Drayt. El trio de ghrayb los tenía en la mira de sus armas de fuego, pero el desconocimiento de tales artefactos del agresor, le llevo a las consecuencias.

 

¡BANG!

 

Fue un disparo rápido de una de las Beretta 92 de la Lupian, la bala acertó con habilidosa precisión en la yugular del presunto “asesino”, quien, tras recibir tal proyectil, cesa sus pasos y suelta sus dagas curvadas. Con ambas manos cubre la herida intentando evitar la considerable perdida de sangre, pero en vano era, la sangre se escurría por sus manos e incluso por su boca.

 

Inevitablemente el presunto asesino muere maldiciendo su suerte en el ultimo segundo con palabras inentendibles, cuando todo parece haber acabado, de entre el follaje, a tres metros a espaldas del fallecido agresor de dagas, dos hostiles más surgen. Un hombre de constitución fornida y armadura de hierro que llevaba un sable pesado a dos manos, y el segundo era una arquera de protecciones livianas, cuyo arco estaba hecho de metal y sus flechas de punta de hierro potenciado con magia.

 

La arquera recibe de lleno sobre su cabeza, tres balas de AK-47, siendo violentamente expulsada hacia atrás y abatida, mientras que el guerrero fornido del sable pesado, recibe dos disparos de un M16 en el pecho, sobre la zona cardiaca. Curiosamente, Crok realizo los disparos en la denominada “posición de rodillas”, que consistía sentarse sobre el talón de su pie derecho, con la pierna izquierda extendida al frente y elevada para proporcionar apoyo al brazo izquierdo sobre la rodilla, reflejando su nato talento con el fusil.

 

Tanto la arquera y el guerrero del sable mueren tras recibir tales daños críticos, el trio de Ghrayb y los hombres de Adil, se acercan a verificar sus cuerpos y tratar de indagar su verdadera identidad.

 

—“Están bastante bien armados para ser bandidos… y si fueran asesinos, ningún asesino con el sentido común de uno, se lanzaría a un asalto directo como esos dos últimos” -Dedujo el esper en sus pensamientos.

 

El agresor de la daga, llevaba consigo algunas bombas mágicas de humo arrojadizas en bolsas adheridas en la parte de la cintura de su vestimenta, el guerrero del sable pesado llevaba consigo unas pociones alquímicas bebibles (quizás con propósitos curativos o acelerar la recuperación de fatiga) y la arquera tenia un pequeño surtido de flechas mágicas elementales como ponzoñosa, la que planeaba utilizar era una con veneno.

 

—El arco y la espada de esos tipos, huelo magia en ella, al igual que en la armadura de hierro -Revela la Lupian.

 

Las Lupian tenían cualidades excepcionales únicas para sentir el aroma de objetos hechos de metal, y si estos están imbuidos con alguna magia, también lo notaran en el acto tras sentir el olor de dicho objeto en cuestión. Pronto las respuestas sobre la identidad de aquellos tres atacantes, no se tardo en contestar por si sola.

 

Sobre el cuerpo de cada uno de los fallecidos atacantes, se manifiesta un círculo que sobresale de su vestimenta, del agresor de las dagas curvadas tal circulo surge en su brazo izquierdo, del guerrero del sable pesado en su hombro y la arquera manifiesta el suyo en la pierna derecha. Estos círculos mostraban un pequeño cuadro con el retrato de sus caras en este (como un carnet de identificación) y debajo de tales retratos, un numero en grande estaba marcado en cada uno.

 

Agresor de las dagas: Numero 4

 

Guerrero del sable pesado: Numero 4

 

Arquera: Numero 3.

 

—No son bandidos o asesinos… ¡son aventureros! -Rozuel los reconoce de inmediato.

 

Aquello era la “marca del aventurero”, una forma de plasmar mágicamente la identificación legal de un aventurero en este mundo, los números determinan el rango de estos y al morir un aventurero, las marcas se manifestarán unos segundos para luego disiparse del cuerpo del fallecido desapareciendo todo rastro de este. Este último mecanismo, se creó con el propósito de evitar que alguien quisiera apoderarse de una “marca del aventurero” de un aventurero que ha muerto, con intenciones ilícitas, como intentar replicarlo.

 

—¿Aventureros?, ¿no son esas personas que hacen trabajos peligrosos como buscar ingredientes exóticos, subyugar monstros o bandidos e incluso ser escoltas? -Pregunto un Crok con cierto interés.

 

—Pues sí, de hecho, Rozuel y yo, somos aventureros -Riha afirma tal hecho.

 

—Entonces, si son aventureros, y esos tres que nos atacaron también lo son… ¿parte del oficio de los aventureros es asaltar a otros como ellos? -Un confundido Crok pregunto.

 

—Es a mi a quien buscan en realidad -Rozuel aclaro.

 

Los hombres de Adil estaban ya al tanto de la recompensa en torno a la cabeza de Rozuel, pero la Lupian y el Trotamundos americano, eran totalmente ignorantes de esa información. Roz les dio un repaso rápido sobre el tema.

 

—Entonces, ¿hay una recompensa como cerca de medio millón sobre ti y te buscan bajo el apodo de “Mensajero del Reino de la Agonía”? -Fue la interrogante de Crok.

 

—Si, francamente eso lo resume.

 

—¿Qué es “Reino de la Agonía”?.

 

—Es un lugar al que en este reino llaman así, a un sitio donde van los chicos malos al morir.

 

—Oh, como el infierno.

 

—Chicos, siento interrumpir, pero tenemos compañía y no parece de las amistosas… -Advirtió la Lupian.

 

En una dirección en específico, parado en las arenas del desierto, se había avistado la presencia de un individuo de túnicas con un turbante en la cabeza, su rostro revelaba ser de un hombre con barba corta en sus 30, su ojo izquierdo yacía completamente en blanco. El hombre desde la distancia, mirada fijamente a los cinco, pero el esper tenia la fuerte corazonada de que dicha mirada, estaba centrado en uno de ellos específicamente (y él sabía quién era).

 

—Luce simpático -Hablo sarcásticamente Crok.

 

—Tanto como una puñalada en la mano -Rozuel le siguió la corriente.

 

—Si es un enemigo, deberíamos acabar con él cuanto antes -La Lupian aconsejo.

 

—Es solo uno, podemos fácilmente lidiar contra uno.

 

Pronto el suelo en torno en las cercanas del hombre de túnica comienza a temblar, surgiendo bajo las arenas, la presencia de cuatro escarabajos del tamaño de elefantes, que habían excavado desde las profundidades del desértico bioma. La parte trasera de estos insectos exóticos se abren y salen de ellos, numerosos grupos de personas, los escarabajos pronto desaparecen en forma de partículas de mana, revelando su naturaleza como seres invocados.

 

Pronto aquel solitario hombre de túnica del principio, se encontraba en compañía de docenas de personas, desde humanos hasta semihumanos (Anubian, Kamodos y Enanos). Todos equipados desde armadura de cuero endurecido, de hierro, algunos con petos hechos de acero, armados con espadas, lanzas, arcos, ballestas, ect. Eran en sí, un grupo armado y limitadamente organizado, no se tardo en intuir que podrían tratarse de más aventureros.

 

—¿Nunca te dijeron alguna vez que nunca hables de más? -Rozuel le pregunto.

 

—Mmm… a veces -Contesto un apenado Crok.

 

El hombre de túnica quien estaba más al frente de todos ellos, se erigía como el líder del grupo, este levanto su dedo y señalo en dirección hacia los cinco, más concretamente, hacia Rozuel Drayt.

 

—”Mensajero del Reino de la Agonía” -Fueron las palabras pronunciadas por el hombre de la túnica.

 

Con tal declaración, confirmaron su pertenecían al gremio de aventureros, incluso los mismos aventureros tienen como labor el cazar criminales o personas buscadas, dado al precio fijado en el esper, la tentación era demasiado para todos ellos y la caza dio inicio.

 

—¡No soy un maldito criminal!, ¡esa orden de búsqueda un error!, ¡la dio un noble bastardo corrupto con aires de grandeza a quien le estoy arruinando sus malvados planes! -Dijo el esper Trotamundos en su defensa.

 

—Esto no es un error… -Declaro el hombre de la túnica con un cartel de busca de Rozuel en la mano y señalando el numero “400.000” de este.

 

Los aventureros como él, solo apuntaban por el dinero, sin importar el contexto de las circunstancias que llevaron al esper a convertirse en alguien buscado en tal nación, los aventureros solo irán por lo que más les importa, aquello que llene sus bolsillos de fortuna.

 

—Hasta aquí llego la solución diplomática -Expuso Rozuel —Plan B, será a las armas.

 

—El que mejor conozco -Opino Crok con su M16 en manos.

 

El hombre de la túnica levanta en alto su mano derecha con la palma abierta y luego la cierra haciendo un puño con esta, tal gesto hace que los aventureros a sus espaldas desenfunden sus armas a distancia. Desde arcos, ballestas, bastones mágicos con piedras mágicas elementales o cristales de mana y la manifestación se círculos mágicos que cargaban ataques concentrados de magia a distancia, todos apuntando a la posición de los cincos. Se calculaba unos 60 atacantes a distancia.

 

—¡Nos mataran!… ¡es imposible que sobrevivamos a tal considerable lluvia de proyectiles!… -Exclamo uno de los hombres de Adil cayendo de espalda al suelo en un estado de pánico.

 

—Incluso los que usan arcos o ballestas, utilizan magia en sus flechas y virotes -Dedujo una preocupada Riha.

 

—Ah… Rozuel, dime que tienes un plan -Un nervioso Crok imploro por una solución.

 

Rozuel en silencio toma una canica de uno los bolsillos de su cinturón de cuero, y se movió unos pasos adelante colocándola en el suelo. El hombre de la túnica baja su puño apuntando con esta al esper y abre su mano señalándole con el dedo índice.

 

—¡Ataquen! -Declaro a todo pulmón el hombre de la túnica y los aventureros a sus espaldas desencadenaron una lluvia intensa de muerte sobre los cinco.

 

Rozuel manifiesta su poder ESP en la canica haciendo que retorna a su estado original, pronto se erige una pared metálica de 4 metros de largo y 2 metros y medio de ancho, con una parte en la parte superior que hacia de techo. Sobre los costados se forman una pared de medio metro de ancho para proteger los flancos izquierdos y derechos, teniendo la misma altura de 4 metros.

 

—¡Todos a cubierto! -Exclamo Rozuel a los cinco.

 

A pesar de que el resto queda anonado ante tal pieza defensiva levantada en un instante, responden a la orden al instante y se resguardan en la estructura invocada por el esper. Esta recibe los 60 impactos de los atacantes a distancia, desde flechas, virotes y proyectiles elementales como ponzoñosos, el resultado, solo dejaron como daño abolladuras menores.

 

—“Como se esperaba de mi “Escudo Búnker”, resulto ser un éxito en la práctica” -Resalto en sus pensamientos el esper.

 

“Escudo Búnker” seria considerado una forma avanzada de “Barrera Metallix”, ofreciendo una mayor protección blindada de cobertura invocable, las gruesas paredes están compuestas de tres duras capas modificadas con el máximo endurecimiento que el poder ESP de Rozuel Drayt puede brindar. Su capacidad defensiva fue diseñada para resistir y absorber un impacto directo del poder de penetración de un rifle antimaterial calibre 12,7. Su diseño esta hecho únicamente para brindar protección y cobertura a ataques de frente, dejando la parte trasera totalmente expuesta.

 

Su creación llevo varios días con extenuantes y tediosos labores de horas seguidas, siendo una pieza producida con mucho esmero, también se encuentra el hecho de que, debido a su tamaño, comprimir tal objeto defensivo también es un defecto. A pesar de que la habilidad de Rozuel le permite convertir objetos de metal en canicas fácilmente transportables, cuyo peso también se comprime (reduce considerablemente), hay limitaciones a considerar.

 

Aunque tuviera una casa gigantesca hecha totalmente de metal, no podría comprimir en una canica tal estructura metálica, en cuanto al otro inconveniente, es el tiempo que se toma para convertir tal objeto en una canica. Cuando se trata de retornarlo a su forma normal, tal fenómeno se hace al instante, pero cuando se trata de convertirlo en una canica, toma su tiempo dependiendo de la cantidad de metal que reduce en tal tamaño (además de agregar la reducción del peso de este). Dicho esto, el “Escudo Búnker” puede ser invocado se madera inmediata, pero toma entre 15 a 20 minutos el comprimirlo en su forma de canica.

 

—¡Diablos amigo, es increíble! -Hablo un abrumado como a la vez emocionado Crok —¡Literalmente, tienes tu propia cobertura blindada portátil!, eso sí es innovación militar.

 

—Aunque falta la mejor parte -Aseguro el esper.

 

Al colocar la palma de su mano sobre la parte frontal del escudo, manifiesta nuevamente su habilidad ESP y crea un agujero sobre la pared en forma de ventana.

 

—¿¡Porque hiciste un agujero!?, ¿¡acaso quieres exponernos al ataque de los enemigos!? -Uno de los hombres de Adil protesto.

 

—Roz, ¿tienes alguna buena razón para hacer eso? -Pregunto la Lupian con confianza.

 

—La hay -Dejo en claro el esper.

 

Crok fue el único que no mostro indicios de queja alguna, pues ya tenía una evidente idea del propósito de las razones del chico, en eso, Rozuel toma otra canica de uno de sus bolsillos. Esta vez, invocando una ametralladora PK calibre 7,62 × 54 mm de origen ruso, colocando entonces dicha arma sobre la ventana y apuntando a los aventureros hostiles.

 

—“Impresionante… no solo es una cobertura portátil, ¡es un bunker portátil!” -Fueron las impresiones sacadas del hombre amazona.

 

Había una distancia aproximada de 160 metros entre los aventureros hostiles y Rozuel y compañía, pero otro factor aparte, era el terreno, la posición de los aventureros se encontraba en un terreno arenoso moderadamente bajo, ubicándose la posición de Roz en una elevada. Para una ametralladora como la PK, tal factor jugaba un papel ventajoso.

 

—¿¡Es un arma nueva!? -Una emocionada Riha exclamo con el agitar incontrolablemente de su cola animal.

 

—Y es hora de ponerla a prueba en un combate real -Declaro Roz con su mano en el gatillo del arma.

 

Mientras tanto, los hombres de Adil yacían boquiabierto, desde en el momento en que fueron asignados a seguir al muchacho, a pesar de que habían oído de que él mismo consiguió eliminar a un Muhaqdad, tenían ciertas dudas de la veracidad de tal afirmación. Pero ahora, con sus propios ojos habían sido testigos de las habilidades de este muchacho, de sus múltiples herramientas únicas de combate, con solo haber presenciado la manera en que elimino discretamente todo un puesto militar fácilmente, podían estar seguro de que ese chico, era un guerrero al que no quisiera tener de enemigo.

 

Sin embargo, uno de ellos tenía otros planes, se ubico en distancia más atrás de su compañero para salir de su línea de visión, el resto de los presentes (Rozuel, Riha y Crok) tenían la mirada en frente, ignorándole a él por completo. Acto seguido, revela poseer una ballesta pequeña adherida a un brazo izquierdo, cargando en el arma, un virote de pequeño calibre a comparación de ballestas de tamaño normales. Pero que, en secreto, estaba imbuida con un potente veneno de efecto rápido, cuyo antídoto sería imposible de conseguir a tiempo en el lugar donde se encontraban.

 

Apunto entonces a Rozuel Drayt, y con dedo en el gatillo, jalo del gatillo de la ballesta.

 

Continuara…

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.