You dont have javascript enabled! Please enable it! Metalord Revolution 319 LA DEFENSA DE LOS PARIA DE ASTADO - Tu Novelas Ligera

Metalord Revolution 319 LA DEFENSA DE LOS PARIA DE ASTADO

Ver Indice: Metalord Revolution

Modo noche

Varias puertas se abren, lluvia de proyectiles son disparados en ráfagas continuas por dos individuos concentradas contra los grupos de 100 brujas situados a los costados, su objetivo eran las combatientes a distancia. Otros atacantes escondidos disparaban con ballestas, arcos e incluso con hondas.

 

—¡Rápido!, ¡rápido!.

 

Antes de que el grupo de la capitana Lana pudieran reaccionar, dos hombres “sangre de bruja” salen de una casa ubicándose en medio de los suyos, dejando un trípode que sostenía una ametralladora calibre 7,62×39 mm. En ambos lados poseía un par de cajas metálicas repleta de munición que por medio de un mecanismo se auto recargaba al encontrarse en escasa cantidad y sin la necesidad de ser operada por alguien, la “Torreta Slime 2.0” había vuelto a la acción. Estaba programado para disparar automáticamente a toda usuaria que portara la “Bendición de Astado” en un rango efectivo situado en donde el grupo de Lana se encontraba.

 

—¡Es una emboscada!.

 

—¡Nos atacan en todos lados con devastador poder!.

 

—¿¡Qué clase de magia es esta!?.

 

—«Este poder… YA LO HE VISTO ANTES».

 

De entre todas las brujas anonadadas por las armas de fuego, solo una se percató de quien era el responsable de estas.

 

—«Hace cuatro años en la ciudad Macur… ¡esto es obra de Rozuel Drayt!» -La capitana Lana exclamo en sus pensamientos.

 

Las ametralladoras encargadas de los grupos a los costados que contaban con 60 brujas combatientes a distancia en su apoyo, estaban abrumadas ante tal ataque que abatía a varios de los suyos en segundos. Una bruja de fornido físico con un escudo pesado semi rectangular que le llegaba de los pies hasta el cuello, reacción para posicionarse sobre algunas brujas que eran los objetivos de esos proyectiles y recita un conjuro.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 30: Barrera de Refuerzo!.

 

Aquel hechizo de los “1000 encantamientos de Astado” era de grado D (el nivel más bajo) e invoco una proyección de mana en la forma de un escudo situado a escasos centímetros de su posición, aquella defensa de energía abarco un área de alcance de 3 metros de largo y también de altura, logrando cubrir en dicha área algunas de sus aliadas. El escudo de mana es golpeado por los proyectiles, fácilmente es hecho añicos por las primeras balas y su defensa penetrada. Las combatientes a distancia son acribilladas junto a la bruja del escudo pesado semi rectangular.

 

—¡Pudo atravesar incluso el escudo y armadura pesado como si nada!.

 

—¡Hay que repeler este ataque mágico!.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 47: Campo Dispel!.

 

Una de las brujas a distancia realizo un hechizo que libero a una distancia de 2 metros y medio de su posición un campo con la apariencia de un escudo trasparente semi rectangular de unos tres metros de largo y de ancho especializado en debilitar toda magia que lo tocara. En resumen, su propósito no era recibir y detener ataques, sino un debilitador de magia para ataques a distancia basado con magia, debilitándolo o incluso llegando anularlo dependiendo de su nivel de mana. Este hechizo de los “1000 encantamientos de Astado” era de grado C.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 30: Barrera de Refuerzo!.

 

Se combino con el hechizo de la proyección de mana para generar un escudo de energía realizado por otra bruja con un escudo pesado semi rectangular, dado a que se encontraba 1 metro de distancia del área del otro hechizo, evito el contacto con este y que debilitara su magia.

 

Los proyectiles llegan atravesar el “campo Dispel” y luego siguen hasta la “Barrera de Refuerzo”, el resultado fue que el escudo de energía fue fácilmente destruido como la anterior y las brujas que abarcaron el rango de aquellas balas, asesinadas en el proceso.

 

—¿¡El “Campo Dispel” apenas le hizo efecto!?.

 

—¡No!, ¡no es que apenas le afectara!, ¡NO LE AFECTO EN ABSOLUTO!.

 

—¡Imposible!, ¿¡ese poder devastador NO USA MAGIA!?.

 

Las brujas al darse cuenta de la naturaleza NO MAGICA de aquel ataque, sucumbieron al temor, hasta que de repente las ametralladoras dejan de disparar, pues se habían quedado sin balas, Rozuel Drayt y Crok quienes eran los responsables de dispararles, estaban recargando.

 

—¡Dejaron de atacar!.

 

—¡Pero parecen que se preparan para usar de nuevo esas armas devastadoras!.

 

—¡Acaben con ellos antes de que vuelvan a utilizarlas!.

 

Las brujas eran conscientes de la amenaza que eran aquellas armas y que sus portadores estaban por realizar con seguridad otro barrido con aquellos destructores poderes sobre ellas. De los dos lados que originalmente poseían 100 unidades en cada uno, este número se redujo a casi 25, muchos terminaron alcanzadas con la abrumante vulnerabilidad a las ametralladoras, 15 brujas de combate a distancia la conformaban en una y unos 11 en la otra, dejando pocas combatientes cuerpo a cuerpo con escudo pesado.

 

—¡Ahora atáquenlas! -Exclamo Marcos.

 

El “sangre de bruja” encargado de traer a Rozuel Drayt al asentamiento, dictó una orden a los suyos, todos aquellos combatientes situados en medio de la fogata reaccionan de inmediato a su orden. Del suelo cada uno de ellos habían desenterrado un arma que habían ocultado a poca profundidad sin que el resto de las brujas se diera cuenta, ahora todos ellos que eran mayormente “sangre de bruja”, estaban armados con un arma encantada o artefacto mágico.

 

El propio Rudy estaba incorporado y bien escondido entre aquel grupo, aquella pulsera de 6 perlas verdes de su brazo derecho se activa, adoptando la forma de un espadón verde de una empuñadura de 30 centímetros, una hoja de 120 de largo y una anchura de 30 cm, tres de las perlas estaban situado en la hoja del arma y las restantes sobre la empuñadura.

 

Las docenas de “sangre de brujas” concentrado junto al apoyo de la mujer Enana, el demonio Tilq y el elfo oscuro armado con una ballesta, las brujas Maira y Nita, y más “sangre de brujas” salieron de sus hogares armados con alguna arma, su objetivo eran los grupos que fueron atacados por Rozuel y Crok. En vista de que ellos centraron su atención en los portadores de las ametralladoras, las brujas combatientes a distancia fueron sorprendidos por atacantes que habían brincado sobrehumanamente para aterrizar encima de ellas.

 

—¡Nos atacan los habitantes del asentamiento!.

Leer en tunovelaligera.com

 

—¡Son “sangre de brujas” con armas mágicas!.

 

—¡Nos están rodeando, nos superan abrumadoramente en número!.

 

Docenas de ellos rodearon a las pocas brujas de dichos grupos, poco o nada podían hacer aun con su mejor equipo mágico de batalla, sumado a que las brujas cuerpo a cuerpo restantes fueron sorprendidas por proyectiles precisos de una ballestera invisible. Las brujas de combate a distancia sin el apoyo de infantería especializada en combate cuerpo a cuerpo, aun contando con un arma como daga o espada corta escondida, era su perdición ante numerosos enemigos blandiendo espadas, lanzas y otras armas blancas, y no les daba el tiempo de utilizar las suyas, el temor las paralizo al ver que era su inminente fin.

 

Mientras el grupo de la capitana Lana, era incapaz de apoyar al resto de los grupos, la “Torreta Slime” estaba masacrando a las suyas, hasta que tres reaccionan con hechizos defensivos a la vez.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 247: Muro de Discordia!.

 

Se invocan tres muros de piedra de 3 metros de altura y con un ancho lo suficiente para bloquear los disparos de la torreta hacia su grupo, aunque consigue ser efectiva, las balas penetran el primer muro y el segundo estaba por caer también, era cuestión de tiempo para que el resto fuera alcanzados.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 519: Flecha de Estallido!.

 

Dos brujas citan el mismo hechizo y crean en sus manos cada una un arco de energía junto a un proyectil mágico, esta es disparaba desde lo alto y cae hasta aterrizar a escasos centímetros cerca de la torreta. Acto seguido las dos flechas denotan causando un estallido de energía, aunque no poderoso, con la fuerza suficiente para arrojar la torreta hacia atrás varios metros y dejarla tumbado en el suelo en una posición que le imposibilitaba apuntar a las brujas.

 

La capitana Lana agita su espada mágica de hoja roja liberando pequeños proyectiles de fuego en forma de lluvia hacia Crok y Rozuel, los dos salen de su posición y estas golpean las casas cercanas causando que se prendan fuego.

 

—¡Reagrúpense!, ¡centren su ataque en esos dos objetivos! -Señalo la bruja capitana hacia los dos portadores de las ametralladoras.

 

Mirando fijamente a Rozuel y Crok, Lana nota enseguida como estos quienes estaban ocupados recargando sus armas, terminan de realizar para luego apuntar contra ella y su grupo, su reacción fue inmediata dictando sus siguientes órdenes.

 

—¡Invoquen defensas de “Grado C”! -Ordeno ella.

 

Cuatro cuatros realizan el “ENCANTAMIENTO NÚMERO 247: Muro de Discordia” invocando cuatro capas de muros de piedra de 3 metros, una de las usuarias recibe un disparo en el pecho de la zona cardiaca, había sido disparado desde un ángulo donde los muros no bloqueaban.

 

—¿¡Que!? -Exclama La capitana bruja mirando en dirección del proceder de aquel proyectil.

 

Aquel proyectil estaba hecho de mana, era un virote mágico que asesto en el pecho de la bruja derribándola y matándola a los pocos segundos, Lana vio en dirección de donde procedía aquel disparo, los árboles fueron su pista más clara, pero donde lógicamente el tirador debería estar, no veía a nadie.

 

—«Mi calculo no es erróneo, aquel virote de mana debería haber venido de aquella dirección, su mejor posición es sobre alguno de aquellos árboles, pero NO VEO ABSOLUTAMENTE A NADIE CON UNA BALLESTA POR AHI».

 

Con la muerte de un usuario que recito aquel hechizo, el muro de tierra se deshace, pronto otra bruja es abatida por el mismo proyectil en la misma dirección, otro muro es deshecho.

 

—¡Refuercen las defensas!, ¡necesitamos más hechizos defensivos! -Ordeno la capitana bruja.

 

Una bruja recita otro “Muro de Discordia” en torno a la dirección de los virotes mágicos sobre sus compañeras de los demás muros de tierra para protegerlas, y una más realiza otro conjuro aparte.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 275: Defensa Férrea!.

 

De su “encantamiento de Astado” invoca un muro de metal de tres metros y medio de altura que se incorporaba con las protecciones invocadas de tierra, solo que esta se mantenía en la última línea estando en contacto con las manos de su usuaria, mientras que los “Muro de Discordia” no precisaban mantener contacto físico con el hechizo sino mantener cierta distancia.

 

—«Nada mal, “Defensa Férrea” es un defensivo de Grado B, mientras “Muro de Discordia” tiene un fortalecimiento propio con los sentimientos de discordia a corta distancia de los alrededores, dicho aumento sin embargo es insignificante, pero con “Defensa Férrea” se puede aumentar su protección con sangre y mana de su usuaria en un margen mayor» -Detallo la propia Lana.

 

La bruja que invoco “Defensa Férrea” y se mantenía en contacto con su hechizo, se había realizado unos cortes sobre la palma de sus manos, la sangre en contacto con el muro de metal se alimentaba de su esencia vital junto a su mana para fortalecerse. La capitana Lana fue el siguiente objetivo de los mismos virotes de mana que acabaron con dos de sus brujas con hechizos defensivos.

 

Pero la capitana Lana con reflejos felinos y sobrehumano fortalecimiento mágico logra repeler aquel proyectil mágico con su espada de hoja roja, su visión estaba centrado sobre la dirección del ataque y estaba totalmente convencida de donde estaba la tiradora.

 

—«No hay duda, ¡se encuentra en uno de esos árboles!» -Concluyo —«No puedo ver al responsable en absoluto, ¿podría ser…?, por supuesto, alguna magia especial o artefacto empleado para borrar su presencia física, una magia de invisibilidad de alto nivel, pues no puedo sentirlo con mi propia percepción de la magia».

 

La capitana sabía que alguien en su mismo grupo poseía una mejor capacidad sensorial para sentir la magia, podría con su ayuda localizar al potencial tirador invisible, pero mientras intentaba llevar a cabo su idea. Desde el otro lado del muro se encontraban Rozuel y Crok con sus ametralladoras recargadas, pero no habían apuntado aun, el resto de los “sangre de bruja” habían eliminado a las demás brujas, pero se mantuvieron en su posición.

 

Allum aparece y se sitúa en medio del esper y el hombre amazona, tomando un arma de su interior se coloca en postura de rodillas para disparar, justo cuando la capitana bruja estaba por ordenar a su subalterna de la mejor capacidad sensorial el usar sus habilidades para localizar al tirador invisible, oye un fuerte ruido que hizo tambalear su calma.

 

Aquel ruido provenía del cañón del arma empuñado por el slime humanizado del cual jalo del gatillo, las dos capas de “Muro de Discordia” y la “Defensa Férrea” potenciada, fueron atravesados por un poderoso proyectil que además de penetrar aquellas defensas, siguió su trayectoria y logro alcanzar a varios objetos vivos. Dos brujas son atravesadas desde el torso y otro le es arrancado una extremidad y finaliza con una cuarta con el estómago perforado.

 

Dos de aquellas brujas asesinadas eran responsable de los hechizos “Muro de Discordia” y la otra “Defensa Férrea”, con sus muertes dichas magias se deshacen en el acto, quedando solo un muro de tierra restante con un notorio agujero. Pero la bruja restante que la mantenía, al ver como sus compañeras ser destrozadas con sus propios hechizos defensivos superados, entro en pánico y causo una desconcentración que hizo que su hechizo se deshiciera.

 

Con todos los muros mágicos caídos, la capitana Lana con desasosiego voltea a ver fijamente el arma responsable de tal suceso, poseía un cañón más largo comparado a las ametralladoras, pues era un rifle como tal. Allum utilizaba la “KSVK Dykhaniye Drakona”, un rifle antimaterial semiautomático de calibre 12,7 mm, el cual después de realizar aquel disparo, el casquillo vacío es eyectado para introducir en la recamara un nuevo cartucho y estar listo para realizar un segundo, poseía aun 4 balas restantes en su cargador.

 

—«Monstruo…» -Declaro la capitana Lana en sus pensamientos con horror y angustia al ver aquella arma.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
ClosePlease loginn
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




tunovelaligera.com
Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.