You dont have javascript enabled! Please enable it! Metalord Revolution 323 TIRADORES MODERNOS - Tu Novelas Ligera

Metalord Revolution 323 TIRADORES MODERNOS

Ver Indice: Metalord Revolution

Modo noche

A los lados izquierdos y derecho de Rozuel Drayt, se aparecieron en filas en cada lado combatientes empuñando un arma de fuego semejante a un fusil hecho de madera con un cañón elaborado con hierro y anexada al arma había una varilla de acero dejado del mismo cañón, la baqueta.

 

30 desde un lado y otros 30 desde el otro, un total de 60 tiradores armados con arma de fuego elaborado no con la habilidad ESP del Trotamundos, sino armas de fuego producido en masa con la metalurgia de Avalia. Jalan del gatillo al unisonó y con el chocar de todos los martillos, desencadenando una tronante explosión. La distancia que separaba a las brujas más cercanas de los tiradores era de unos 200 metros aproximados.

 

Una lluvia de proyectiles se cierne sobre las brujas, las primeras en ser alcanzadas son las combatientes enemigas con armas a distancia, el abrumante poder presenciado acompañado con la muerte de docenas de las suyas y el poco humo que salía de la propia boca del arma dejo perplejas a las propias brujas y su capitana.

 

—«Este tipo de armas… ese muchacho… ROZUEL DRAYT».

 

Antes de que la capitana pudiera reaccionar, los 60 tiradores retroceden y dan lugar a otros 60 que se posicionan en segundos, apuntan al acto y realizan la siguiente ronda de disparos. La segunda ráfaga termina por eliminar a las únicas brujas combatientes a distancia, la propia sargento es tomada por sorpresa y recibe tres proyectiles, dos en el torso y otro en la pierna, sangrando en cantidades extremas.

 

Los tiradores retroceden y un tercer grupo de 60 toman su lugar, repiten el proceso tomando la misma posición y se realiza una tercera ronda de disparos consecutivos, mientras tanto el primer grupo finalizo la recarga de sus armas. Tomaban una bala cilindro-cónica de metal que llevaban en cantidades dentro de un morral en su cintura, luego la introducían en la boca del arma y acto seguido con la varilla de acero (baqueta) la empujaban en su interior, con el percutor levantado, el presionar del gatillo este es impulsado hacia adelante y la munición disparada. La recarga del arma carecía totalmente del uso de pólvora ni tampoco utilizaba pedernal.

 

En total eran tres grupos de tiradores con 60 unidades cada una, 180 tiradores en total, cuando un grupo disparaba, retrocedían a realizar la recarga, mientras el siguiente realizaba la próxima ronda de ráfaga, retrocedía y le daba el turno al siguiente, para entonces el primer grupo estaría listo y con ello el segundo, todo este proceso se repetía.

 

Cuatro rondas de 240 disparos fueron realizadas en menos de medio minuto, de las 400 brujas alrededor de 199 habían sido aniquiladas y un par de docena heridas, su capitana fue de las primeras bajas en las tres rondas de ráfagas, su muerte causo pánico en las filas y la moral del escuadrón de brujas soldados colapso.

 

—¡La capitana ha caído!, ¡el enemigo nos está abrumando!.

 

—¡Retirada!, ¡retirada!.

 

—¡Se preparan para atacar de nuevo!.

 

Las brujas ya no contaban con combatientes a distancia, fueron las primeras en ser eliminadas por los tiradores, sus hechizos ofensivos tomaban tiempo de realizarse por no mencionar que seguirían siendo objetivos expuestas de aquellos proyectiles, y por su mente su supervivencia resaltaba como principal instinto a ejercer, pasaron inmediatamente a la defensiva.

 

—¡ENCANTAMIENTO NÚMERO 275: Defensa Férrea!.

 

Cuatro brujas en conjunto realizaron un hechizo defensivo, con su combinación de poder mágico y sincronía del mismo hechizo el tiempo de activación resaltaba ser menor, logrando invocar un muro de metal de tres metros y medio de altura. Se mantenían en contacto con su protección defensiva metálica a la cual fortalecían dándole un poco de su sangre y poder mágico, aumentando la resistencia y su dureza. Los tiradores se detienen y cesan los disparos.

 

—¡Esta funcionando!, ¡dejaron de atacarnos!.

 

—¡Deprisa invoquen más “Defensa Férrea”!.

 

Más brujas invocaron del encantamiento que levantaban muros de tres metros y medio de altura, impregnando estas defensas con su sangre y mana para hacerlas más fuerte, la moral poco a poco se recuperaba, pronto pasarían a la ofensiva utilizando su arsenal de hechizo de los “1000 encantamientos de Astado”.

 

—¡Es la hora!, ¡adelante! -Rozuel Drayt dio una señal con su brazo artificial.

 

Algunos de los tiradores replican con el asentar de su cabeza y luego dan un silbido fuerte en dirección hacia el bosque, de pronto el ruido de algo desplazándose se acercaba a ellos con ruedas de hierro. Fue entonces que cuatro nuevas armas hicieron acto de presencia, eran “cañones de 12 libras” transportado por dos personas cada uno, se las posicionaban fuera de los límites del bosque, apuntando hacia los muros de metal invocados por las brujas.

 

—¡Preparen! -Ordeno Rozuel.

 

Dos cofres de hierro lleno de bolas de hierro fue dejado cada una en medio de entre dos cañones, de esa manera los operadores de los cañones toman una de las bolas y la colocan dentro de la boca del arma, luego con una varilla de metal (baqueta) más larga la empujan hacia adentro. El mecanismo de disparo de aquel cañón era algo diferente a los tradicionales, pues su ingeniería aplicada en su creación no utilizaba ni mechas a encender ni pólvora para depositar en su interior.

 

La pólvora que sería depositada en la parte superior de atrás del arma, fue reemplazada por un percutor, esta misma era levantada manualmente a mano hasta donde se pudiera, y luego de introducirse la bola en el interior del cañón, un gatillo improvisado fue creado en el lado izquierdo de esta, al presionarse, el percutor desciende con todas sus fuerzas y golpea, activando el mecanismo de ignición interna que permite el disparo del proyectil.

 

Los cuatro cañones son disparados a la vez, la fuerza del retroceso solo los empuja hacia atrás por medio metro, las bolas hechas de hierro se desplazaban a una velocidad de 440 metros por segundo. Las brujas que invocaron aquellas defensas metálicas mágicas estaban a una distancia próxima de 300 metros, apenas con el rugir de los cañones el impacto fue casi inmediato.

 

Varios muros de la “Defensa Férrea” son atravesadas por la fuerza de las bolas de hierro con suma facilidad y la primera bruja en recibir el impacto termina con su cabeza destrozada en pedazos. Las demás bolas que atraviesan los muros impactan a varias brujas en el trayecto, golpeando contra el suelo para rebotar en este y seguir su camino logrando asestar a otras. Cada bola llego a detenerse luego de alcanzar casi un kilómetro de distancia.

 

—¿¡Que son esas cosas!?, ¡hicieron añico la “Defensa Férrea” como si fuera de papel!.

 

—¡Destrozan cualquier parte del cuerpo con una fuerza brutal!, ¡ni un escudo personal de mana podría resistir tal impacto!.

 

—¡Es una bola y parece estar hecho…!, ¿¡de metal!?, ¿¡dispararon varias de esas cosas capaces de poseer tal velocidad, alcance y poder!?.

 

—¡Esas bolas de hierro que dispararon escuche estruendos más fuertes que las que sonaban de esas “lanzas”!, ¿¡acaso es parte de otra arma más grande!?.

 

La moral de las brujas volvía a decaer hasta el punto de la desesperación, y esa angustia llego a su máxima tope cuando escucharon que al cabo de 12 segundos después, los cuatro cañones volvieron a disparar. Acabo con el resto de lo que quedaba de las “Defensa Férrea”, la segunda ronda de cañonazos se llevó más vida que la primera, en total un centenar de brujas había quedaron incapacitadas de muerte o con heridas que les hacía incapaz de luchar. Con horror vieron las armas causantes de tal destrucción, aquellos cuatro cañones, a pesar de ser tan pocos, ya demostraban un poder de aniquilación que hacia que las soldados combatientes se retorcieran del miedo.

 

—¿¡Cañones mágicos!?.

 

—¡No!, ¡eso para nada se ven como cañones mágicos!.

Leer en tunovelaligera.com

 

—¡Los cañones mágicos necesitan como más de un minuto para volver a disparar!, ¡y esas cosas lo hicieron demasiado RÁPIDO!.

 

—¿¡Algún modelo nuevo de cañón!?, ¿¡de donde sacaron esas armas!?, ¿¡cómo se hicieron estos “sangre de bruja” con ellas!?, ¡su poder es desmesurado!.

 

—¡Siento una leve pizca de magia en esos “cañones” gracias a mis habilidades sensoriales!, ¡pero me resulta ilógico que perciba poca magia de cañones con semejante potencia!.

 

Las cargas son colocadas en cada cañón, el percutor levantado y el gatillo accionado, el estruendo resuena y algunas brujas del pavor salen corriendo mientras otras tenían las piernas paralizadas de este angustiante sentimiento. La tercera ola termina arrasando con un par de docenas, la mayoría de sus victimas son aquellas que intentaron alejarse.

 

Al ver el alcance de tal monstruoso proyectil, aquellas que huían detienen su paso y dándose vuelta en dirección hacia Rozuel Drayt, tiran todas las armas que cargaban consigo y acercándose lentamente se rindieron.

 

—¡Por favor no nos maten!.

 

—¡Nos rendimos!, ¡piedad!.

 

—¡Nos quiero morir!, ¡quiero volver a ver a mi familia!.

 

De las 400 brujas del principio, tan solo quedaban alrededor de unas 98, la mayoría entre lagrimas y otras de rodillas suplicaban que perdonasen su vida, habían arrojado toda arma ya fuera común o ítem mágico, habían perdido toda motivación para luchar, su instinto de supervivencia era el que más prevalencia, incluso mucho más que el orgullo de ser brujas derrotadas ante “sangre de bruja”.

 

—¿Y bien?, ¿cuál es la sentencia que dictan ustedes? -Pregunto Rozuel Drayt al cuerpo de tiradores.

 

120 de ellos en una fila organizada levantaron sus armas y apuntaron contra las brujas que se habían rendido, la distancia que los separaba era de unos 200 metros, las propias brujas con un rostro sumido en la absoluta desesperación, tan solo se quedaron ahí quietas en silencio. Acto seguido, los 120 tiradores aprietan del gatillo y desatan la ultima ronda de balas en esta batalla, cada fémina sabiendo su destino tan solo mueren en total mudez.

 

Entre los 60 que se abstuvieron a ejecutar a las brujas, se encontraban el Tilq, el elfo oscuro Kahley Durant, incluso el propio Marcos (un “sangre de bruja”), pero no todos eran “sangre de brujas”, sino personas ordinarias sin magia (no magos) y otros eran magos del más bajo nivel (NIVEL D: Mediocre) que tenían sus motivos u razones para vivir en Rozdraville. Pero cabe resaltar que entre los 120 que realizaron la ejecución, también se encontraban en minorías personas ordinarias y magos de bajo nivel.

 

—4 minutos y 12 segundos… -Cito alguien.

 

El hombre amazona Crok, Riha, Aleab, Allum y Anicia, habían salido del bosque, tenían indicaciones de no interferir en esta batalla, incluido el propio Rozuel.

 

—Es el tiempo que tomo en durar todo esta batalla -Aclaro Crok quien se tomó la molestia de contar lo que tomo al grupo vencer al escuadrón de 400 brujas.

 

—¿“Batalla”?, jeje… esto fue más bien una masacre unilateral y bastante placentero de ver -Anicia opino.

 

—¡Esos cañones son increíbles!, ¡y además solo se utilizaron cuatro de TODOS los que se lograron crear! -Riha comento.

 

—Como era de esperarse, los diseños del amo son extraordinario -Elogio el slime Allum.

 

—Ciertamente, estos diseños de modelos de “armas de fuego” combinados con mecanismos mágicos para funcionar, resultaron ser INCREÍBLES, no creo que nadie hubiese pensado en desarrollar algo así -Aleab se expresó.

 

—¿Y que me dices?, ¿qué te ha parecido a ti esta “demostración”? -Rozuel hizo aquella pregunto hacia alguien en particular.

 

Del bosque se aparece alguien más, una mujer Enana, Thahilde Dranero, observo todo el combate en completo silencio, su rostro desbordaba asombro.

 

—«El “probarlas” en Rozdraville fue una cosa, pero lo que demostraron aquí en una lucha real… ¿realmente ayude a crear estas armas?» -La propia Enana expreso en sus pensamientos boquiabierta del “poder” de estas armas.

 

Ella considero los factores que le asombraban del “poder” de estas creaciones, a pesar de que la inferioridad numérica, en solo ese plazo de un mes todos aquellos combatientes voluntarios de Rozdraville, sin necesidad de entrenamientos de AÑOS, con ese escaso tiempo de preparación de UN MES, al momento de empuñar aquellas armas, demostraron un manejo, organización y fuerza devastadora contra un grupo de 400 brujas con natos talentos mágicos, equipadas con lo óptimo de un escuadrón de combate, contando con entrenamientos de combate necesario, equipadas con otros ítems mágicos a su disposición y apoyadas con diversas habilidades mágicas a su disposición.

 

—«Incluso siendo tan pocos fueron capaces de aniquilar a numerosos versados usuarios de magia tan fácilmente, si con solo casi dos centenares de estas “armas de fuego” han demostrado este nivel de poder bélico, el solo hecho de pensar que fuera capaz de producirse a cientos y llegar a miles, tal capacidad de guerra…»

 

La propia Enana tenía un conocimiento estándar de las guerras de su mundo, las armas a empuñar, tácticas a utilizar y como la propia magia era el foco en términos de poder que podía cambiar el curso de batallas. Inclusos los “Artefactos Mágicos” y “Artefactos Encantados” creados para ser empuñados por personas normales carente del uso de la magia, precisan un dominio NECESARIO y compatible para un uso eficiente para estos tipos de usuarios no mago.

 

—«La “magia” que utilizan estos artefactos, ignora esa necesidad de “compatibilidad”, solo utiliza la magia para el mecanismo que realiza esos “disparos”, esa “magia” no permite ser alimentada por fuente externa como el propio mana de un mago y por lo tanto puede funcionar en el mismo NIVEL para cualquier individuo independiente de que sea un usuario de magia o no».

 

Todos los “Artefactos Mágicos” y “Artefactos Encantados” utilizados en Avalia, siempre tendrían mejor rendimiento en manos de un mago, aunque este fuera del nivel mas bajo. Pero aquellas creaciones que presencio en este combate, funcionaban de la misma manera en el mismo rendimiento para TODOS, significaba que un mago no podría sacarle esa “potencia extra” con su propio poder mágico y, aun así, esas creaciones han demostrado ser SUPERIOR a muchísimo de las “Artefactos Mágicos” y “Artefactos Encantados” creadas en la herrería arcana Enana.

 

—«Cuando me dijo que estaba ayudando en las creaciones de armas “revolucionarias” ahora lo comprendo mejor… el paradigma de combates con estas “armas de fuego” tienen un enfoque totalmente distinto al que Avalia se ha acostumbrado y ciertamente… es un paso DISTINTO hacia la marcha del progreso bélico» -Fueron los pensamientos de la Enana.

 

Mientras en las proximidades, alguien se encontraba a escondidas detrás de un árbol, un misterioso encapuchado lo observaba todo, con una sonrisa en el rostro se ríe levemente revelando una voz femenina.

 

—Nada mal, “sangre de bruja” Trotamundo.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
ClosePlease loginn
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




tunovelaligera.com
Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.