Pequeña Quin Capítulo 129

Modo noche

No había nada mejor que la experiencia propia. La fuerza de la mente era algo intangible y misterioso. Ahora lo comprendía. Usarla era como intentar penetrar en un mar de oscuridad… y esa oscuridad no era más que la realidad misma. Hasta donde llegaría… cuánto puedas hacer… cómo lo harías. Todo dependía de uno mismo.

Como si siempre hubiesen estado allí, y sólo lo recordara casualmente, unas pocas técnicas e informaciones pasaron a formar parte de su conocimiento.

– Esto… es tan… misterioso… – cerró la interfaz, levantando la mano y concentrándose en su anillo. De alguna manera, sabía exactamente como enfocar su mente para pasar a través, e ingresar en su interior.

Flotando en un amplio vacío, sus tan preciadas posesiones se mantenían seguras e intactas.

Un vestido verde, algunos libros, un bolso simple, un extraño objeto con forma de hoja, un grupo de inofensivas rocas, y poco más.

– El maestro realmente no me dejó ningún regalo sorpresa… – murmuró, con un puchero.

|| Sus dones trascienden tu comprensión. En mi opinión, se ha excedido con ellos ||

– Vaya… ¡Gracias!… – ironizó – … por suerte, el maestro no puede escuchar tu opinión. Mmm… veamos… yo ¿Puedo tomarlos?… – se enfocó en sus libros y los “arrastró” con ella. Pronto, cayeron holgadamente en su cama – … jiji… tan simple como eso. Ahora, lo más importante…

Buscó otra vez en su anillo y sacó algo, acercándolo a su rostro y mirando todos sus perfiles con curiosidad, mientras frotaba su mentón.

– Mmmmmm… – frunció los labios, pensativa – … Lily… ¿Qué es esto?… Y ¿Por qué el maestro me daría tres de ellas?…

|| ¿Realmente no lo sabes? ||

– Kuhum… ¡Por supuesto!… – excusó torpemente – sólo quería una segunda opinión… ya sabes, un análisis de una forma de inteligencia superior, que me dé un poco más de información…

|| ……… ||

Silencio.

|| El análisis ha terminado ||

– ¡Bien!… ¿Entonces?…

|| Es una roca ||

– ¡Noooooooooooooo!… ¿De verasssssss?… ¡Eso si que no lo sabía!…

|| Detecto un algo porcentaje de sarcasmo en tu tono ||

– ¡Vaya!… ¡Al menos tu detector de sarcasmo funciona perfectamente!… ¿Puedes decirme algo que no sepa?… – tomando su rostro, incrédula.

|| En el plano de la deducción, asumo que su forma o tamaño es irrelevante. Debería ser un elemento alternativo a una semilla de esencia ||

– ¿Ehhh?… ¡¿Una semilla de esencia?!… ¿No es eso un recurso super fuerte que sólo los supremos pueden crear?…

|| No es totalmente excluyente, pero se acerca a la realidad. Es un material especial, capaz de contener esencia, comprimida por un supremo manipulando el espacio. Bajo el mismo principio, tu maestro debe utilizar una técnica avanzada, para forzar su energía en cualquier material ||

– Wooooh… ¡Eso suena super genial!… ¿Y cómo lo compruebo?… ¿Debo hacer lo mismo que con el lápiz?…

|| Intenta destruirla ||

– ¿Wee?… – sorprendida. Entonces, levantó un dedo – … oh… ¡Comprendo!… si no es resistente…

|| No podría contener nada en primer lugar ||

– Jiji… – sonrió – … no eres tan aburrida cuando te lo propones.

|| Mi m-

– ¡Tu misión no es ser divertida!… – interrumpió rápidamente – … ¡Ja!… esta pequeña ya te conoce muy bien. Pues, yo creo que puedes ser mucho más divertida de lo que crees… podemos ser un gran dúo… – rio, alegre – … ¡Oh, no!… un trío… ¿Cómo podría dejar a la princesa de lado?… debe de estar necesitando un gran abrazo…

|| ……… ||

Decidida a probar su teoría, saltó de la cama y golpeó con fuerza la roca contra la dura superficie.

¡Boooom!

– Woooooooooooooh… – exclamó, levantando sus brazos, en señal de inocencia. Lo que debió terminar en una pequeña mella, se transformó en un nuevo pozo de varios metros de extensión. Sus ropas y su pelo se llenaron del polvo resultante – … e-esto… ¿Lily?…

|| Dime ||

– ¿No me he puesto… un poco demasiado fuerte?… – balbuceó, entre emocionada y sorprendida.

|| Todo avance requiere un periodo de adaptación, más siendo un iniciado ||

– ¡Yey!… ¡Increible!… Tengo que mostrarle a hermano… – sacudiéndose el polvo.

|| Tú hermano ha partido ||

– ¡Lo sabía!… ha tomado la delantera. – refunfuñó – Por cierto… ¿Qué pasó con la roca “semilla”?… – mirando su mano con curiosidad.

En ella, con restos de polvo, descansaba una roca absolutamente ilesa.

– ¡Bien!… Realmente son como tres super lápices… jijiji… ¡Soy invencible!…

|| Afirmación ilógica. Sólo aumentan provisoriamente tu seguridad ||

– Nuestra seguridad… – corrigió, con el mismo ánimo – … lo que nos lleva a ese momento tan esperado del día…

|| No creo que la espera sea mutua ||

– Tú no lo entiendes… – girando su vestido, para asegurarse de estar perfectamente limpia – … este sentimiento irresistible… nada lo puede detener… ¡Aquí voy… princesaaaaaaaaaaaa!

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
Please disable your adblock and script blockers to view this page