Metalord Revolution 226 MELODÍA BÉLICA DE UNA MÁQUINA DE OTRO MUNDO

Modo noche

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un barco volador de guerra había sido destruido, desatando una onda de choque que incapacito a algunos de sus seres reptilitos voladores y casi causando el desequilibrio como choque de la embarcación restante, quien logro recuperarse a tiempo y seguir en el aire. Pero tal destrucción, había dejado anonadado al propio Muhaqdad, quien tal suceso con confusión e incertidumbre.

 

—“Mis sentidos están alerta, he fortalecido mi vista y oído a niveles sobrehumanos, ¡pero ni aun así he podido captarlo!, ¿¡qué clase de proyectil acaba de disparar esa anormal máquina de metal!?” -Declaro Alnayits en sus pensamientos.

 

El VCI, aquel artilugio móvil de metal que el propio investigador desconocía, ya era consciente de que era algún tipo de maquinaria bélica, pero estaba abrumado por tal potencia y desconcertado por siquiera captar la causa de tal destrucción. El cañón delgado y largo, diferente de los cañones gruesos de los barcos voladores, había sin duda disparado algo.

 

—“Su velocidad… es absurdo, no puede ser captado ni por ojos sobrehumanos, ¡a tal rapidez con la que disparo!… tanta potencia en ese disparo, ¿¡de donde… de donde procede este monstruo de guerra metálico!?”.

 

Un segundo estruendo se hace resonar, Alnayits noto como aquel cañón delgado del VCI volvió a disparar, pero el ruido de la destrucción de la embarcación aérea de guerra restante, cubrió todo sonido del disparo procedente del cañón de la maquina bélica.

 

—“¡10 Segundos!” -Exclamo Alnayits aún más anonadado.

 

10 segundos fue el tiempo en que el primer navío volador de guerra fue destruido, en solo 10 segundos, el VCI volvió a disparar y con tal potencia de fuego, destruyo al barco aéreo restante.

 

—“Los cañones mágicos más desarrollados les toma alrededor de 2 minutos a 2 minutos y medio para cargar el siguiente disparo, ¿¡y a esa cosa solo le tomo alrededor de 10 segundos!?”.

 

La enorme diferencia en el tiempo de disparos, sumado al exorbitante poder que posee, tal máquina, tal monstruo metálico, el investigador intuyo que podría tratarse de alguna clase antigua de maquina de guerra mágica perdida, le recordó a la extinta civilización de los Logianos, pero había un problema en esa teoría.

 

—“No hay magia alguna en ese vehículo anómalo” -Percibió el investigador —“Es un arma móvil de guerra totalmente independiente de la magia”.

 

La magia lo era todo en Avalia, el poder mágico dentro del mundo del arte de la guerra era el eje de la supremacía militar, los mejores soldados y guerreros de la historia eran magos, las mejores armas en su mayoría estaban desarrollados y atribuidos con magia. Que un arma sin magia de tal proporción, de tal poder, fuera capaz de superar en tantos aspectos a todo artefacto encantando o mágico, seria absurdo, la magia era un eje primordial tanto en lo social, cultural y bélico para Avalia.

 

—“Pero no hay duda, ese vehículo de batalla… no usa ni una pizca de magia, es un instrumento de guerra totalmente ajena a todo concepto o relación con la propia magia en sí, y aun así… es más poderoso que toda magia que haya visto” -Concluyo Alnayits.

 

Al darse cuenta de ello se puso reír con histeria, una carcajada cargada de un hilarante sentimiento de… ¿regocijo?.

 

—“Finalmente… lo que tanto anhelaba, era cierto…”

 

Lagrimas son derramadas por el Muhaqdad, pero en su sentir no había tristeza o desesperación, sino un extraño jubilo interno, el investigador limpio las lagrimas con su mano restante (brazo izquierdo). Acto seguido, levanto dicha mano y le dio la señal a su ejercito terrestre de Afligidos para atacar, quienes cargaron al unisonó contra el VCI.

 

—¡Todos los hostiles terrestres cargan contra nosotros, con excepción de uno! -Informo Crok a través del radar.

 

—Es obvio que Alnayits no se arriesgara, él se quedara atrás mientras los Afligidos van al frente -Concluyo Rozuel.

 

—¡Son cientos y cientos de ellos! -La Dalhani Malika miraba la pantalla con nervios observando a los numerosos Afligidos cargar contra ellos.

 

El cañón principal del VCI, aunque poderoso, tiene un defecto de un tiempo de sobrecalentamiento que dura 10 segundos, dependiendo de la carga electromagnética infundida en el proyectil, será el margen de tiempo en que el sobrecalentamiento dure, generalmente 10 segundos es el tiempo estándar en que tarda en enfriarse y permitir otro disparo con todas las óptimas condiciones.

 

—Aunque disparemos el cañón y acabemos con un buen puñado de ellos, estaremos expuestos por 10 segundos… -Comento Crok.

 

—¿Y quien dijo que iba a utilizar el cañón de riel?, te lo dije antes, hay más de lo que aparenta esta preciada pieza bélica -Expreso el esper —Hora de relucir este bebe en todo su esplendor.

 

Rozuel llevo su dedo hacia dos palancas gemelas pequeñas, solo acciono aquel del lado izquierdo, esto hizo que arriba del VCI una compuerta se abriera y saliera de este una ametralladora rotativa automática.

 

—Tanto el frente como la parte trasera del VCI esta equipado con un cañón automático de calibre 20 mm (Milímetro), pero estas armas no son ordinarias -Explico Rozuel —Están potenciadas con fuerzas electromagnéticas.

 

Los cañones automáticos pertenecían a la denominada “Generación de armas electromagnéticas”, un tipo de tecnología ESP que mezclaba el uso de armamento de pólvora (para ignición del proyectil) combinado con la potencia de fuerzas electromagnéticas (recubrimiento dichas fuerzas sobre el ánima rayada para aumentar su velocidad de impulso). Aunque existen armas que puramente ejercen el uso de medios electromagnéticos (sin necesidad de pólvora) para funcionar, son generalmente más poderosa que las que precisan pólvora, pero tienen el defecto de requerir tiempo de enfriamiento por cada disparo. De modo que armas de disparos continuo como ametralladoras a base de pura de fuerzas electromagnéticas era imposible a causa de dicho sobrecaliento excesivo inmediato.

 

La “Generación de armas electromagnéticas” comparte la misma tecnología que la M259, permiten el fuego continuo en masa y poseen una potencia de penetración superior a las armas ordinarias (pero inferior a las armas pura de fuerza electromagnética como cañones de rieles o rifles gauss). Dicho esto, las ametralladoras rotativas del VCI “Antiqam RG” con su munición de 20 mm, potenciadas con dichos campos electromagnéticos confieren un aumento de penetración equiparable a la munición 30 mm.

 

—En resumen, será una dulce masacre -Concluyo el Trotamundos americano.

 

Los Afligidos continuaron su avance hacia el VCI, el cañón rotativo automático empezó a girar y disparo en el acto, una lluvia de proyectiles que se desplazaban a una velocidad estimada de 1200 metros por segundos, se cernió sobre las aborrecibles creaciones del Nexus. Uno solo ya pulverizaba la carne y tejido con mera facilidad, docenas y cientos de ellos, conllevaron al manifestar de una bruma roja que cubrió buena parte del terreno al cual el cañón tenia como trayectoria de sus disparos. Eventualmente cañón rotativo cesa todo movimiento.

 

—¿Evaluación? -Rozuel pregunto.

 

—Sin actividad de los agresores “Afligidos” en el radar, fuerza neutralizada -Confirmo Crok.

 

La bruma roja desaparece, mostrándose en la pantalla del artillero/conductor los restos inidentificables de partes carnosas esparcidos por el arenoso suelo, nadie a ciencia cierta sabría la naturaleza de tales criaturas. La carne había sido pulverizada con una demoledora brutalidad, que cualquier podría confundir los restos creyendo que sería de algún animal.

 

—“Eran cientos… ¡y los acabo en un instante!” -La Dalhani estaba perpleja ante lo que fue testigo —“Esta cosa… ¡es un arma temible casi comparable al poder de un dios!”.

 

La ignorancia de la Dalhani ante la naturaleza de tal moderno armamento, le llevaba a creer que tal pieza bélica tenía un poder de naturaleza casi divina, pues era incapaz de sentir la magia de tal maquinaria y ante una demostración de su fuerza, era como ser testigo del rugido de un dios en un estado puro de colera. Su cuerpo le temblaba, porque era consciente de que se encontraba dentro de esa “fuerza iracunda divina”, solo le aliviaba el hecho de que no tenia por enemigo a tal máquina de guerra.

 

—¡Movimiento hostil en el aire!, ¡detectado una fuerza a 100 unidades aéreas enemigas!, ¡nos tienen rodeado! -Aviso Crok.

 

Las criaturas reptiles aladas de Alnayits estaban sobrevolando alrededor del VCI, tenían al vehículo rodeado, el tamaño de las criaturas era casi semejante a un hombre adulto, de escamas verdes oscuras y cuernos pequeños. Las garras tanto de sus patas superiores e inferiores no eran una amenaza tan considerable a comparación de una espada, pero lo letal de ellos, fue al momento en que abrieron su mandíbula.

 

De sus bocas expulsan una bola acida, un proyectil cargado con un agente corrosivo tanto para la piel como las propias armaduras u objetos hechos de metal, dichos proyectiles impactaron sobre el VCI en varias cantidades.

 

—¡Impacto directo! -Notifico Crok con intranquilidad.

 

—Calma, todo está bien -Aseguro Rozuel.

 

El acido expulsado de las criaturas, había hecho contacto con el VCI, pero su efecto corrosivo no funcionaba sobre el vehículo de combate.

 

—¿No le esta pasando nada? -Una asombrada Malika dijo.

 

—¿De verdad crees que un blindaje como este no seria a aprueba de daño corrosivos? -Concluyo el esper —El acido de esas lagartijas con alas es un chiste a comparación de una bala equipada con agentes corrosivos de químicos modernos.

 

La efectividad del acido de las criaturas reptilitas aladas era nula, pues el VCI permanecía intacto aun ante tal baño de corrosión productos de tales criaturas fantásticas.

 

—Es hora de contraatacar, ¿usaras los cañones automáticos para lidiar contra esas cosas? -Pregunto Crok.

 

—No, algo mejor -Confirmo Roz.

 

Agarra una palanca con forma de I y la inclina a la izquierda, esto hace que se abra unas pequeñas compuertas en ambos costados del VCI, acto seguido, sobre la pantalla del artillero se dan indicaciones de “blancos localizados” y que estos fijaban a las criaturas aladas que le rodeaban.

 

—Hora de limpiar los cielos con un antiaéreo decente.

 

Presiona la palanca con forma de I inclinada como si de un botón se tratase, de las pequeñas compuertas abiertas se expulsan numerosos proyectiles de tamaños casi equivalentes a un puño cerrado. Su velocidad de desplazamiento dejaba en ridículo a los seres alados quienes no tenían forma de reaccionar, la cantidad de estos proyectiles era igual al estimado del numero de los seres aéreos de sangre fría.

 

Desde agujeros en las zonas de impacto, órganos internos vitales destruidos, huesos y tejidos dañados al punto de incapacitar y dejarles al borde de la muerte, en simples palabras, fue una completa aniquilación de la fuerza aérea reptilita de Alnayits. Los cuerpos caían a tan elevada altura, aquellos quienes aún seguían vivos, aun conscientes y adoloridos, si la caída posterior no los mataba en el acto, la agonía de sus heridas haría el resto.

 

—¿Eso eran misiles? -Pregunto Crok con curiosidad.

 

—Micro-misiles para ser exacto -Corrigió Rozuel.

 

—¿Por qué misiles de tamaños tan pequeños?, son rápidos sin duda, pero no parecen tener la proporción de poder comparable a un misil de tamaño básico -Opino Crok.

 

—Estos tipos de misiles se crearon específicamente para lidiar contra un tipo de amenaza aérea, drones.

 

En el siglo XXI y con la aparición de los Esper (y el surgimiento de la tecnología ESP), la manufacturación de un ejército masivo aéreo de drones automáticos militares se hizo común para las grandes potencias. Con un costo menor, podrías crear una armada aérea numerosa que le hiciera competencia a las naves modernizadas destinadas a ataque de tierra.

 

Por supuesto, los drones eran más pequeños y frágiles que una nave de combate moderna, tenían la ventaja de la velocidad de su parte (pero no tan rápido que un caza de quinta generación o superior). Los misiles eran lo más adecuado para lidiar contra ellos, pero considerando el número de drones utilizados en un ataque masivo, supone un considerable consumo en misiles antiaéreos y un costo que podía llegar a ser un degaste exorbitante.

 

Los micro-misiles fueron la respuesta para lidiar contra la amenaza dron, a costos económicos se podían producir en masa, su velocidad bastaba para alcanzar a uno fácilmente, y su potencia era lo suficiente para dañar los mecanismos electrónicos esenciales internos de tales maquinas no tripuladas, incapacitándolos en el acto. Los micro-misiles son casi totalmente inútiles contra los blindajes de modernos helicópteros, bombarderos, cazas o incluso contra vehículos terrestres como tanques, dado a que fueron diseñados específicamente para usarse contra drones.

 

—Fue un ingeniero armamentístico de origen nicaragüense quien puso la moda de ataques furtivos en masa con drones automáticos, pero tuvo su solución al final de cuentas y eso es lo que importa -Relata Rozuel.

 

—Así que básicamente acabas de destruir un montón de “drones escamosos” -Argumento el hombre amazona con tono irónico.

 

El radar que Crok estaba a cargo tan solo captaba una forma de vida restante, esta pertenecía a el Muhaqdad, quien permanecía a una distancia de 800 metros de la posición de los demás. El investigador miraba fijamente al VCI, una expresión de alegría denotaba en su rostro, de repente un par de alas robustas y escamosas surgen en su espalda, se eleva en el cielo y adopta entonces la forma de un dragón adulto.

 

—¡Esta saliendo del radar! -Notifico Crok.

 

El pequeño radar interno estaba diseñado para captar con más eficacia toda actividad de enemigos por tierra a un limitado rango de kilómetros a la redonda, las unidades aéreas solo podían ser percibidas a una distancia cercana menor a dos kilómetros del VCI (un rango menor a comparación de las unidades terrestres).

 

El Muhaqdad en su forma de dragón, se alejó aproximadamente 1 kilómetros y medio del VCI, a la vez que alcanzo una altitud de 8000 pies (2438,4 metros aproximados), desde la distancia abre su boca y concentra magia. Disparando una enorme bola de fuego que termina impactando de manera directa sobre el VCI y desatando una explosión ígnea.

 

—Es inútil, inútil e inútil… -Afirmo Roz.

 

La explosión era simplemente una concentración de más llamas a altas temperaturas, pero tal calor no era rival para el blindaje del VCI, aunque el armazón presentaba algún que otro daño de quemadura por tal impacto recibido, eran daños menores. La electrónica seguía funcionando, las cámaras también, la bola de fuego fue como un arañazo insignificante en la piel.

 

—“El cuarto don: Metamorfosis le confiere a un Vanish la habilidad de transformarse e imitar casi a la perfección los atributos de la criatura que se transforma” -Dijo la Dalhani en sus pensamientos — “Logro convertirse en un dragón adulto, ataco directamente hacia nosotros y estamos… ilesos, ¡definitivamente esta maquina tiene un poder comparable a la ira de un dios!” -Pensó con inquietud.

 

Pese a la incomodados que Malika experimentaba al descubrir el poder de un arma totalmente desconocido a sus conocimientos, eso no la desconcentro de su deber de seguir distribuyendo mana a Rozuel Drayt. Pues él, ahora mismo utilizaba ese “poder comparable a la ira de un dios” contra uno de los enemigos más poderosos y odiados de los rebeldes, el Muhaqdad Alnayits.

 

Había algo más que desconcertada a la vez que llenaba de confusión a la Dalhani, eran los términos empleados por el propio Roz y Crok, mencionaban cosas como “cañón de riel”, “Fuerza electromagnética” o “misiles”, tales palabras eran un misterio para ella y alimentaba un sinfín de dudas en su cabeza.

 

—Blanco en la mira -Rozuel tenia a Alnayits fijado en el sistema de apuntado asistido —¡Fuego!.

 

Un proyectil del cañón de riel del VCI es disparado, su descomunal velocidad era prácticamente imposible de ser lidiado por el propio Alnayits aun en esa forma, recibiendo de lleno el impacto de este.

 

—“Je… estúpido Vanish, ni la bendición de tu dios tiene oportunidad alguna” -Myldark declaro.

 

El dragón oscuro observaba el encuentro llevado a cabo entre Rozuel y compañía contra el Muhaqdad, cuando fue testigo de la transformación de Alnayits en un dragón y alzo vuelo para atacar directamente al VCI, solo salieron meros comentarios negativos en torno al investigador.

 

—“Incluso un auténtico dragón no tendría oportunidad, tu transformación mucho menos podría rivalizar aun” -Opino el dragón ancestral oscuro —“El resultado de esta confrontación ya estuvo decidido desde el principio, porque un solo dragón no tendría forma de lidiar contra ese monstruo bélico de otro mundo” -Suspiro con cierto desaliento —“Esta es la auténtica realidad…”

 

El proyectil impacta en el torso de la criatura, al nivel del estomago y la fuerza termina partiendo el cuerpo en dos, tal herida infligida desestabiliza su vuelo y cae al suelo estrellándose en la arena, solo para terminar hundiéndose a esta en el acto.

 

—No detecto objetivos próximos en el radar -Confirmo Crok.

 

—Se acabo, hemos ganado -Declaro Rozuel.

 

Por más dragón que fuera, tal daño era algo que ni el propio Alnayits podría escapar, su muerte fue inminente, todo su ejercito fue aplastado y con su líder abatido, fue una victoria de gran esplendor. El trio sale del VCI examinando el entorno a su alrededor, no había movimientos sospechosos, nada en absoluto, ni siquiera sobre la zona donde cayó el Muhaqdad.

 

—Realmente lo derrotaste… ¡derrotaste al Muhaqdad Alnayits! -Exclamo una emocionada Dalhani a punto de llorar de la alegría.

 

—“Lo derrotamos” -Corrigió Rozuel —Cada uno brindo una importante labor.

 

—Bueno me alegre sentirme útil, para variar -Expreso el hombre amazona regocijado.

 

—En especial tú, Dalhani Malika -Expuso el esper.

 

Si no fuera por la reserva de mana de la Dalhani, no habría sido posible la restauración del VCI y su despliegue en el combate, fue ella en realidad la clave para que tal maquina de guerra de otro mundo, erradicara con su melodía bélica a los enemigos que le tenían contra la pared.

 

—Me alegro de haber sido de ayuda… -Dice una mareada Dalhani que casi se cae del VCI, hasta que es sujetada por Crok —Me siento algo… cansada.

 

—No me extrañaría, la cantidad de mana que brindaste no fue poca.

 

Aunque tuviera una gran reserva de magia, Dalhani tenia limites en cuanto las grandes cantidades que podía repartir a otros, todo su organismo ejercía presión y degaste físico ante la constante distribución de mana. Eventualmente la fatiga terminara por consumirle y causaría en exceso un desmayo o colapso.

 

—Pero lo conseguiste… -Comento ella —Al final, venciste a ese monstruo… por fin, está muerto -Cae rendida de rodillas tanto física como emocionalmente —Finalmente… se ha ido.

 

Quien sabe las torturas a las que fue sometida por el investigador la propia Dalhani, Alnayits saco provecho y exploto la “bendición” de Malika, diseñando un mecanismo que absorbía su mana y convirtiéndolos en cristales de dicha energía.

 

—Has hecho un trabajo admirable, descansa en paz -Fueron las palabras de Rozuel dedicadas a la maquina que hizo posible su victoria.

 

El VCI dejo de recibir PSI, su “Materialización” había finalizado, empezó a derretirse, cada componente del que estaba hecho, fuera electrónico, metal u otro material, todo termino en la forma de un charco gris inservible, fue el final para el monstruo bélico moderno de otro mundo.

 

—Que desperdicio… -Opino Crok con decaimiento.

 

—Si, una verdadera lástima -El esper compartió dicho sentimiento —Solo nos queda valernos con lo que tenemos.

 

Contar con el apoyo de tal pieza de guerra habría sido un desenlace rápido para los problemas actuales de Rozuel y compañía, pero no todo podía ser tan sencillo, solo quedaban valerse con sus propias fuerzas y equipo actual. Rozuel miro fijamente en dirección hacia donde cayo Alnayits, con sus brazos en la espalda, respiro hondo y le dedico algunas palabras.

 

—Descansa enterrado en pedazos, nerd subnormal.

 

Estaba a punto de voltear e irse con los demás, cuando de la arena surge un brazo escamoso de tamaño desproporcional que le atrapo e impedía toda resistencia de su parte, un par de alas de reptil se hacen visible de parte del responsable. Pronto un Alnayits con la parte inferior perdida del torso regenerado de manera incompleta y la carne observable a simple vista, se hace presente, había tomado por sorpresa a Rozuel Drayt y conseguirle atraparle en el proceso.

 

—Después de tantos, ¡finalmente te he encontrado… TROTAMUNDOS! -Exclamo un jubiloso Alnayits bañando sus ojos en lágrimas de sangre.

 

La Dalhani queda perpleja al observar la presencia del investigador, su cansancio repentino le impedía intervenir a tiempo para alcanzar a Rozuel y darle de su mana como apoyo. Crok se sorprendió, pero reacción en el acto, llevando rápidamente su mano hacia la pistola M1911, desenfundándola, pero era tarde.

 

Con sus dos alas de dragón, Alnayits alza vuelo y se lleva consigo a Rozuel, a tal altitud ni la pistola o la M16 del hombre amazona podían hacer algo efectivo, además de que intentarlo, podría ocasionar fuego amigo contra el propio Roz.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!