Metalord Revolution 225 PODERÍO MODERNO

Modo noche

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Mi charla con la deidad de los Qusatjiat había culminado, descubriendo cosas interesantes sobre la Dalhani y su gente, pero en especial, aquello que el propio Erha me revelo.

 

“[Un hombre desnudo flotando en esa misma penumbra con sus ojos cerrados como si durmiera o estuviera inconsciente, sobre su cabeza tenía un par de cuernos de ciervo, tan pronto apareció, desapareció y nunca más volvió a verlo.]”

 

La descripción del primer encuentro de Erha con Astado en aquel plano de oscuridad infinita, no era poca cosa, la propia deidad de los Qusatjiat conto ser posiblemente un dios de otro mundo, entonces… ¿Astado también lo seria?. Había lo suficiente para asimilar, pero de regreso a la realidad, tendría que dejar dichos asuntos para después.

 

—“¡Oye mocoso!” -La voz familia de cierto dragón oscuro resuena en mi cabeza.

 

Había regresado con los demás, la Dalhani Malika, distribuida su vasto poder mágico inutilizable para ella misma, sobre mi persona, podía sentir tal volumen de mana comenzar a fluir sobre mí.

 

—“¡Oye!, ¿¡me escuchas!?”.

 

—“Fuerte y claro, Myldark” -Le respondí.

 

—“Hace un momento escuche tu voz llamarme, pero algo bloqueo temporalmente mi comunicación contigo por solo unos miseros segundos, ¿qué ocurrió?”.

 

Myldark no parece haber sido consciente de mi encuentro con Erha, como la deidad misma dijo, mi encuentro con él, duro en el plano real solo unos meros segundos, en aquel entonces todo contacto con el dragón oscuro debió cortarse.

 

—“Larga historia, te lo contare después, ahora no tenemos tiempo, necesito tu ayuda Myldark”.

 

—“No digas más, se lo que pedirás, puedo sentir tal cantidad de poder mágico fluyendo hacia ti, proveniente de un elemento externo desconocido”.

 

Podía sentir a la Dalhani, el contacto y la distribución de mana hacia mi cuerpo, era evidente que al dragón oscuro no se le escaparía sensorialmente tal cosa.

 

—“Usaras Materialización para revitalizar aquel cacharro de guerra, ¿no es así?” -Me pregunto.

 

—“Puedes sentir o quizás ver el VCI, nada mal” -Comente —“¿Quieres apostar por el posible vencedor?”.

 

—“Je, seria una apuesta absurda, es obvio saber cuál será el resultado”.

 

Myldark comienza el proceso de transformación del mana en PSI, mis células esper responsable de la producción de la energía ESP, siente la energía mágica filtrarse en esta, para convertirse en energía PSI. Misma que enfoco sobre mi mano que yacía en contacto contra un inservible VCI (Vehículo de combate de infantería).

 

—Que se haga la “Materialización”… -Pronuncie en voz alta.

 

El PSI se filtra por el vehículo para expandirse y cubrirlo todo, pronto las partes dañadas comienza a auto-repararse, cada rueda yacía en optimas condiciones, las quemaduras visibles en el armazón desaparecen y toda la parte superior regresa a su aspecto original con el cañón totalmente intacto. Incluso podía sentir como todos los elementos internos de esta, incluido la parte electrónica son restauradas, en definitiva, este VCI modelo “Antiqam RG” estaba totalmente funcional.

 

—¡Asombroso!, ¡maldita sea que momento para estar vivo!… otra vez -Susurro el hombre amazona aquello último en voz baja.

 

—¡¡Es… es… es… es tan… PERFECTO!! -Riha expreso enorme admiración y afecto hacia el VCI al verlo en su estado original.

 

La Dalhani y Berat estaban boquiabierto, a pesar de su total desconocimiento ante la maquinaria que veían, estaban abrumados con su aspecto, comparado a cuando se encontraba dañado, el VCI en su forma restaurada, imponía temor a la vista de los dos.

 

—¿Esta cosa en verdad nos dará la victoria contra Alnayits y su ejército? -Se pregunto el joven Qusatjiat.

 

—No se que sea este extraño artefacto… pero puedo presentirlo, saldremos de aquí victoriosos -Opino una convencida Malika.

 

Cuando me planteo sobre como pilotar tal maquina bélica, entonces sucede lo que presentía, en mi mente, se manifiesta la imagen de una enciclopedia que ponía “Armanum” en la portada, esta se abre mostrando varias páginas en blanco, hasta detenerse en una en particular que también yacía totalmente carente de palabra o escritura alguna.

 

—“No hay duda, como la vez pasada…”

 

En la página vacía pronto se plasman letras y la imagen del VCI modelo “Antiqam RG”, todo el conocimiento de su utilización llego a mi conocimiento, siendo mi cuerpo movido a la voluntad de dicho conocimiento para operar el vehículo. Dicho de otra manera, el “Armanum” me brindo la capacidad de operarlo desde una forma “automática”, pues mi cuerpo se movía por cuenta propia.

 

¿Pero que era esa enciclopedia?, a la mente se me viene las distintas bibliografías tanto física como digitales que no paraba de leer en mi vida anterior, me limite en aquel entonces a recompilar información de armamentos de todo tipo. ¿Podría ser “Armanum” producto de mi desarrollo como un EVO?, ¿qué la propia “Materialización” este complementado con “Armanum”?, su utilidad es permitirme “conocer a detalle” el “funcionamiento” de todo armamento materializado.

 

—“Es de esta manera que ahora conozco la forma de operar este VCI”.

 

Una escalera permite subirme arriba del vehículo, abriendo una escotilla que daba con el interior de esta, le pedí a la Dalhani que continuara suministrándome mana, pero acorde a un ritmo que yo mismo le indicaba, por ahora le pedí que dicho ritmo de volumen fuera moderado. Podía dejar de tocarme por unos momentos y cortar el suministro de magia, no pasaría nada por unos segundos, pero en 1 minuto o quizás menos, todo el VCI se vendría abajo.

 

El poder de “Materialización” es sublime, pero su defecto es que todo lo que invoco o materializo, eventualmente se convertirá en una forma de líquido inservible de metal, la cantidad de PSI que se le brinde al objeto o arma materializada, será el tiempo que a este se le permite yacer activo. Es por eso que preciso de ciertas cantidades de mana de la Dalhani, restaurar el VCI costo enormes cantidades de PSI, pero ahora debo mantener su “Materialización”.

 

—¡Crok, necesito que me acompañes!, ¡Dalhani Malika, también necesitare tu ayuda ya que es vital el suministro de mana!, ¡en cuanto a Riha y Berat quédense aquí, asegúrense se sacar a los prisioneros de sus celdas y manténganlo a salvos hasta que volvamos! -Fue la planificación que deje en manos de todos.

 

Antes de introducirme al VCI, le retire a Berat el aro plateado de su tobillo izquierdo, de esa manera su magia vuelve a circular en su cuerpo, Riha parecía algo desanimada al no poder estar en el interior del vehículo al cual admiraba con cierta divinidad.

 

—Entiendo lo frustrante que es no poder acompañarnos -Le dije a la Lupian —Pero realmente necesito que protejas a los prisioneros, puesto que la amenaza de los Afligidos aun ronda aquí.

 

El “Taller” de este sitio aún seguía en funcionamiento, más afligidos podrían aun merodear, dado a que Crok y yo estaremos ausente, dependerá mayormente de Riha con sus pistolas el defender a los demás. Ella comprendiendo mi punto, asiente y asegura hacer todo lo posible por proteger a esos prisioneros, le agradezco y me subo al VCI.

 

Crok es el primero en adentrarse, seguido de mi y luego la Dalhani, quien volvió a hacer contacto conmigo para que la interrupción de suministro mágico no fuera interrumpido por más tiempo, el hombre amazona estaba maravillado con lo que veía en el interior del vehículo, la Qusatjiat sin embargo estaba confusa y no entendía lo que veía por más que intentara pensar a profundidad lo que se tratara.

 

Dos asientos adheridos al VCI conformaban su interior, el primero daba con acceso a un mapeo digital acompañados de varios aparatos de comunicación, aquello era a lo que Crok veía con tanta emoción, aquella parte estaba encargado de mantener toda telecomunicación, como también la que brindaba información visual en radares digital de movimientos enemigos en los alrededores y posibles ataques de emboscada.

 

El segundo asiento estaba destinado al conductor, una pantalla mostraba en su interior todo lo que se encontraba en frente del propio conductor, como también una secundaria encargada de transmitir la información visual de su retaguardia. Como todo vehículo, dispone de un volante, un acelerador y freno de mano, pero sin olvidar una palanca destinada a cambiar la marcha del VCI hacia adelante o atrás, los cambios de velocidades eran automáticos.

 

Los costados del VCI deben estar a cargo de quien opera la comunicación y el radar, la persona a cargo de la conducción, es también quien maneja la artillería, una serie de controles colocados cerca de los disipativos de conducción, serian los encargados de manipular el cañón, tanto su movimiento y dirección de apuntado, como también el abrir de fuego de este.

 

Me situé en el asiento del conductor, girando el interruptor de encendido, el VCI ruge, era su motor volviendo a la vida, la electricidad se distribuye por todo el vehículo, los sistemas de comunicación y radares funcionan, las pantalla primaria y secundaria del conductor entran también en funcionamiento. La Dalhani estaba asustada, el sonido del motor le parecía sonar como el de una bestia hambrienta y temible, la tranquilice dejando en claro que era lo normal que ocurriera en tal “artefacto de metal”.

 

—Crok, ¿que tan bien te manejas con el funcionamiento del radar? -Le pregunte.

 

—No es mi fuerte, pero puedo leerlo -Confirmo el hombre amazona, tomando el asiento a cargo de la parte sensorial del VCI.

 

No había duda, el combustible era suministrado por el PSI, era difícil y dudoso que aun quedase algo en el VCI tras quedar inservible, quien sabe cuánto tiempo lleve aquí, pero la “Materialización” se encargó a la perfección del abastecimiento, la munición también debe haberse cubierto en el asunto.

 

—Este… ¿cómo salimos de aquí? -Pregunto Crok.

 

—No hay problema, ahora entiendo como ese loco investigador lo metió aquí para empezar -Dije.

 

Cuando me encontraba restaurando el VCI, pude notar acabo de solo unos segundos, la presencia de un círculo mágico bajo el propio vehículo bélico, la interrogante de como metió tal gigante de metal en una habitación estrecha sin puertas, era obviamente por medios mágicos. Teletransportación, el Muhaqdad debió crear un dispositivo de teletransportación destinado únicamente al VCI, lo construyo desde abajo y llevo a cabo todo el complejo de procedimiento de “enlace” desde la superficie, para traerlo hacia aquí y almacenarlo.

 

Así como dicha magia pudo traerlo hacia dentro de su guarida, también debe contar con un método para teletransportarlo hacia la superficie, por supuesto… tal cantidad de magia para usarse en una magia así, es increíblemente grande. Me sorprende que ese loco adicto al conocimiento, haya logrado concebir el uso de una magia poco estable sin siquiera ser usuario, manipular por medio de artefactos magia como tal suele ser inestable, se requiere una maestría como tal para llegar a replicarlo sin problema.

 

—“Considerando las obras que hizo con magia, este tipo no se llama INVESTIGADOR por nada” -Pensé.

 

Si debo mover el VCI hacia el exterior, debo utilizar ese mismo dispositivo que yace bajo el propio vehículo.

 

—“Myldark, ¿puedes hacer lo siguiente?” -Le transmití a mi compañero dragón las instrucciones mentalmente de lo que debía hacer.

 

—“Je, mocoso, estas explotándome demasiado” -Hablo el dragón con cierto tono sarcástico —“Pero considerando la situación, es la mejor oportunidad, en cuanto a tu pregunta, puedo hacerlo”.

 

—Dalhani, necesito que aumentes el suministro de magia -Le pedí a Malika.

 

El volumen de magia transferido a mi cuerpo aumenta, entonces a través de Myldark, redirigido parte de ese mana en su estado puro, pasando por las estructuras del VCI, el mana se transfiere al suelo, siendo destinado a aquel artefacto mágico de teletransportación.

 

—“Realmente funciono” -Dije en mis pensamientos aliviados.

 

No creí que funcionaria como tal, que a través de Myldark podría llevar parte de ese mana (en lugar de ser convertido en PSI) a otro rumbo, haciendo incluso uso del vehículo como camino para que transite la energía mágica, en este caso, al mecanismo mágico requerido para sacar al VCI al exterior. Podía sentir la magia fluir allí, cuando más mana se concentrará, pedir sentir sensorialmente lo cerca que estaba de activarse. Pronto un temblor comienza a sentirse, era señal de que estaba listo para su activación.

 

—Con eso debería ser suficiente, Dalhani, modera el ritmo de distribución -Le pedí a Malika.

 

Riha y Berat deben estar observando la manifestación de un círculo mágico debajo del VCI, quizás pueden haberlos tomado por sorpresa, en el vehículo se siente en el ambiente la propia magia recubrirlo todo, incluidos nosotros. Entonces la teletransportación mágica es llevada a cabo, tal cantidad de magia manifestándose en un hechizo como tal, ese maldito de Alnayits tiene un considerable ingenio cuando se lo propone.

 

—¡Saliendo a la superficie!, ¡en 3… 2… 1…!

 

Inicie el conteo, y al llegar a cero, todos nos pusimos serios y concentrados, Crok vigilando el mapeo digital y el radar, la Dalhani puso toda su atención como también concentración, en distribuir el mana acorde al ritmo y/o volumen que le pidiera.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un círculo mágico se manifestó en medio de la arena, un poco alejado de la entrada a su guarida, del circulo brota más y más poder mágico, hasta que de repente algo se materializa en dicho lugar de procedencia de tal fenómeno mágico.

 

—¡No es posible…! -El rostro de Alnayits se lleva de estupefacción e incertidumbre.

 

Ante él, una máquina de metal más grande que una carreta, había sido traído por ese círculo mágico, tal maquinaria enigmática, él la reconocía, pues era aquel VCI severamente dañado e inservible. Ahora yacía arrancando, el rugir de su motor era evidencia que había sido restaurado.

 

—“¡Oye Alnayits!, ¿¡puedes escucharme!?, ¡lo tomare como un sí!”.

 

Una voz resonaba del VCI, era Rozuel Drayt hablando desde dentro del propio vehículo mediante un aparato que emitía y amplificaba su voz hacia el exterior.

 

—“¡Me diste dos opciones: luchar y morir o rendirme!” -Afirmo él —“¡Voy a escoger una tercera opción!… ¡DESTRUIRTE!.

 

Al oír la declaración de Rozuel Drayt, el propio investigador no lo tomo con seriedad, se puso a reír, aunque nerviosamente dado a la inesperada aparición del VCI, a quien no tardo en reconocerlo, era aquel mismo “tesoro invaluable” que tenia en su guarida, oculta en una habitación imposible de espiar por medios mágicos.

 

—“Esta más… ¿restaurado?” -El propio Muhaqdad se sentía desconcertado y lleno de confusión —No hay duda… es el preciado “tesoro” de mi guarida, ¿cómo… como hizo para…?

 

El Muhaqdad trato de calmarse, respiro hondo y volvió a recobrar la compostura, recordando la situación actual, recordando que se encontraba en una vital confrontación contra el “Mensajero del Reino de la Agonía”. No podía mostrar tal perplejidad, seria delatar debilidades que su oponente usaría a su favor, pese a ver ese “tesoro” suyo restaurado y en manos del propio Rozuel Drayt, no podía desequilibrar sus emociones por ello.

 

—“El rugido que hace… entonces es cierto, es algún tipo de vehículo” -Dedujo Alnayits —“Este cubierto de un grueso metal, como una armadura pesada, ¿podría ser acaso una especie de vehículo destinado al combate?”.

 

Relaciono el VCI con las armas de asedio, pero ninguna de esas armas, podrían compararse a la vista de aquel vehículo de metal, su solo rugido podía transmitir cierta intimidación y a la vista para nada se veía “frágil”, sino todo lo contrario. Si no fuera porque sus soldados eran en su mayoría seres no humanos (Afligidos y creaciones aéreas reptilitas), el miedo estaría sembrado en tales filas.

 

—Je… ¿¡dices que vas a destruirme!? -Alnayits le respondió con firmeza —¿¡No es bastante arrogante hacer tal declaración!?, ¡después de todo fui lo suficiente amable y cortes, de brindarte el tiempo necesario para una rendición que evitara un innecesario derramamiento de sangre!.

 

Rozuel Drayt no le contesto, pronto el cañón del arma se movilizo y apunto hacia uno de los barcos voladores de guerra.

 

—¡Oye!, ¡no se que clase de extraño vehículo sea ese, pero no te conviene luchar contra todo un ejército solo con esa cosa, solo conseguirás…!

 

Las palabras del investigador son calladas, silenciadas por él mismo cuando un estruendo en el aire se hace oír con claridad, voltea para atestiguar algo abrumador, uno de los barcos voladores es destruido en un segundo, una potente onda de choque se produce sobre la embarcación aérea destruida, golpeando a algunos de los seres voladores reptilitos cercanos y el barco volador restante. Algunas de las criaturas se recuperan, pero otros son heridos con lesiones serias y caen al suelo incapaces de mantener vuelo, y el navío mágico volador restante casi se desestabiliza y estrella, pero logran recuperar el control.

 

—“Acaba de…” -El investigador desde el fondo de su ser se sentía perplejo, pero trato de no manifestar aquellos devastadores emociones en su propio rostro y cuerpo —“Ese extraño cañón de aquel vehículo, ¡NO HAY DUDA…!”

 

Aquel extraño cañón, que era más delgado como más largo a comparación de los empleados en los barcos voladores, había producido un ruido, pero ese fue acaparado con el estruendo de la destrucción del barco volador, el propio Alnayits sabia con total certeza de que ese “cañón delgado y largo” había disparado algo.

 

—“No lo vi… ¡definitivamente no vi lo que se supone que disparo!” -Pensó con inquietud el investigador.

 

Todo proyectil de cañón mágico al momento de disparar, será perfectamente visible por cualquier en las cercanías, pero incluso si no lo viera, oiría el bullicio de los proyectiles mágicos disparados por dichos artilugios. Pero aquel cañón delgado y largo, el ruido de su disparar era aun menor a comparación de los anteriores, y lo que sea que había “lanzado”, no podía ser percibido por los propios ojos del Vanish investigador.

 

—“Mis sentidos están alerta, he fortalecido mi vista y oído a niveles sobrehumanos, ¡pero ni aun así he podido captarlo!, ¿¡que clase de proyectil acaba de disparar esa anormal máquina de metal!?”.

 

Dentro del VCI, Rozuel Drayt quien se encontraba sentado en el asiento del conductor, observa en la pantalla atestiguando la destrucción del primer barco volador, la cámara integrada en el frente del vehículo de combate le concedía observar el exterior con seguridad. Los blindados modernizados de más adelante, ofrecieron una considerable mejora visual a los conductores de tanques o todo vehículo de combate.

 

Podían observar el exterior de dos formas, a través de tres periscopios electrónicos integrado a un dispositivo al cual se encontraba al lado del conductor, el mismo podía intercambiar la visión de cada periscopio con el pulsar de un botón, el primer periscopio yace frente, y los dos restantes cubren los costados. La segunda forma es por medios de cámaras integradas y pantallas adheridas en su interior, la primera cámara cubre el frente y la segunda la parte trasera. Pasaron varias décadas, para desarrollar un sistema de cámara lo suficiente resistente y que no fuera lo suficiente frágil para dañarse con los primeros impactos de ataques enemigos. Por supuesto, eso no significa que sea indestructible, pueden verse afectadas, ya sea con el suficiente daño o con cargas mínimas de EMP.

 

Aunque la vista trasera de un tanque esta cubierta por una cámara, lo cierto es, que el trabajo de alertar de toda amenaza tanto la retaguardia como los costados del vehículo, están en manos del personal a cargo del sistema de radar y comunicación, quien tenía a disposición una “visión” de toda amenaza en los alrededores. Además, la visión de la cámara trasera del VCI también se encuentra a disposición de dicho personal.

 

—¡Tango aéreo eliminado! -Confirmo Crok observando mapeo digital en la pantalla —¡Todos los objetivos siguen en frente!, aun no hay respuesta de movimiento.

 

El mapa táctico digital del vehículo funcionaba a través de un complejo señales de emisión electromagnéticas que era proporcionada a través de un minúsculo radar integrado internamente, mismo que fue concebido con tecnología ESP. El pequeño radar dispersa fuera del VCI ondas electromagnéticas capaces de detectar a una limitada distancia objetos orgánicos o electrónicos. Dependiendo de la configuración establecida, el operador puede designar el tipo de objetivos en cuestión a detectar, puesto que hasta una simple lagartija podría ser localizada si se acercara al VCI.

 

—Si no fuera porque manipulaste esta cosa para que solo detectara al ejercito del chiflado investigador ese y al mismo desquiciado, ni yo sabría como operar esta cosa correctamente -Concluyo Crok.

 

—No hay problema, tu mismo lo dijiste, no es tu fuerte, con que puedas leerlo y mantenerme informado de todos los movimientos del enemigo me basta, te encargo la importante vigilancia de nuestra retaguardia.

 

—¡Señor, si señor! -El hombre amazona capta la orden —A propósito, ya disparaste una carga del tanque, ¿no deberías recargar?.

 

—No es necesario.

 

El VCI Antiqam RG cuenta con un dispositivo de autorecarga, la munición es acoplada en cajas pesadas y conectada a un aparato, del cual se enlaza con el cañón, al dispararse, el proceso de recarga automática se inicia y se prepara la siguiente munición sin la necesidad de un operador humano. Por supuesto, la munición de las cajas pesadas una vez vaciada, deben ser llenadas manualmente por manos humanas, estas “cajas” albergan una cantidad exacta de munición y varia en tamaño como capacidad por modelo.

 

Puede elegirse a elección el tipo de munición que el sistema de autorecarga empleara, incluso si uno se equivoca del tipo, dicho sistema fácilmente puede retirar el equivocado y reemplazar el correcto (suponiendo que no se lo haya disparado aun). Cabe decir que este sistema de autorecarga es un mecanismo instalado en casi todos los vehículos modernos del mundo de Rozuel, pues se ha vuelto una pieza básica de todo modelo blindado en dicha “actualidad”.

 

—Impresionante… los modelos de autocarga de mi época no eran muy confiables, en especial con el cambio de tipo de munición -Agrego Crok.

 

—Ensayo y error, se fue mejorándose con los años, y la mejoro tuvo un desarrollo abrumador con la aparición de la tecnología ESP -Recalco el esper Trotamundos —Por cierto, la munición que utilizo no contiene material explosivo, todo es pura fuerza cinética.

 

—Supongo que bastaran para derribar un dragón blindado, ¿no?.

 

—Considerando que la munición es disparada por un cañón de riel, sí.

 

—¿¡Que!?, ¿¡el cañón del tanque es un cañón de riel!? -El hombre amazona exclama con perplejidad.

 

El cañón de rieles utiliza un campo magnético para disparar munición a altas velocidades, el modelo Antiqam RG empleaba un cañón de riel cuya munición era disparada a una velocidad de 3500 metros por segundo. Prácticamente pueden viajan a una velocidad estimada de mach 7 o superior, con un alcance efectivo de 20 a 25 kilómetros. La munición empleada estándar es tungsteno o aleaciones con durezas iguales.

 

El modelo Antiqam RG tiene cuatro modalidades de disparos, la primera en donde la munición disparada alcanza una distancia de 20 kilómetros, la segunda de 10 kilómetros, la tercera a 5 kilómetros y la cuarta cubre solo un rango de 1 kilómetro, ¿con que propósito?. Esto es debido a que cuando el proyectil alcanza dicho rango efectivo, inminentemente es pulverizada y desintegrada, el empleo de diversos modos de disparos por distancias diferentes tiene que ver con la cantidad de carga electromagnética brindada en la munición en el momento de ser disparado.

 

Cada proyectil recibe una carga especifica de fuerza electromagnética al momento de ser disparada, a mayor carga, mayor poder de penetración, pero también implica que la munición se desintegrara a menores distancia. Entonces, cuando es disparada a una distancia menor (1 kilómetros), el proyectil obtiene su máximo rendimiento en cuanto a fuerza de penetración, pero después de alcanzar los 1000 metros, este se partirá y desintegrará en el proceso. Cargas que alcanzan 10 o 20 kilómetros, por obviedad son menos potentes comparados a los que cubren menor distancia, pero lo compensan por ende por ese alcance necesario cuando la situación lo requiere.

 

El barco volador destruido en cuestión, se encontraba a una distancia de solo 900 metros de distancia del VCI, encontrándose entonces en el rango de alcance del modo de disparo de 1 Kilometro. Rozuel Drayt también noto algo interesante, cuando se recargo la siguiente munición en el vehículo de forma automática, en aquella caja donde yacía toda la munición acoplada al mecanismo de autorecarga, una nueva se materializo para cubrir la restante. Es decir, que sin importar cuantos proyectiles dispare, “Materialización” se encargará de recargar dicha caja de munición, quien por ende el sistema del VCI seguirá recargándolo automáticamente.

 

—Esto es un autentico instrumento de guerra modernizado, una máquina de absoluto poderío moderno -Concluyo Rozuel Drayt.

 

La Dalhani Malika quien observaba todo en la pantalla, aunque desconocía lo que era ese artefacto que le mostraba el exterior, comprendía su uso, al ver como fácilmente uno de esos poderosos navíos mágicos voladores fue fácilmente eliminado por la bestia metálica en la cual se encontraba, sintió una combinación de miedo y regocijo. Su miedo era por ser testigo de algo que desconocía, para muchos algo desconocido y que realizaba hazañas absurdas de fuerza, era algo de temer, pero regocijada, al saber que no tenia por enemiga a esta máquina, sino que era un formidable aliado.

 

—Entonces… ¿si yo soy el operador de radar y comunicaciones?, tu serias aparte del conductor y artillero, ¿el comandante también? -Crok pregunto.

 

El VCI Antiqam RG solo dependía de tres tripulantes para operarlo, el encargado del radar y las comunicaciones, el artillero quien cumple también la función de conductor y finalmente un comandante que dictara las órdenes.

 

—Puedes verlo de esa manera -Opino Rozuel.

 

—De acuerdo, entonces mi comandante, ¿solo contamos con el cañón riel como arma principal o hay algo más en el arsenal de este blindado?.

 

—Oh, por supuesto que hay más en esta preciada pieza bélica, todo a su momento, soldado Crok.

 

—¡Si, comandante! -Crok le contesto —Y bien… ¿cuáles son sus órdenes? -Pregunto emocionado el hombre amazona.

 

—Destruir el siguiente blanco.

 

Tras declarar aquella orden, la pantalla que tenía integrado un sistema de mira asistida para calcular con más efectividad los disparos, apunta hacia el barco volador mágico restante, el cañón por ende se desplaza teniéndolo en la mira, se abre fuego contra la segunda embarcación aérea.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!