You dont have javascript enabled! Please enable it!

Metalord Revolution 267 CULMINA LA BATALLA DE “EL CORAZÓN DEL OASIS”

Modo noche

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

La muerte de Hatim-Alev marco la desmoralización del ejercito personal de Muer Afigad, el combate de su líder contra el “Mensajero del reino de la Agonía” fue atestiguado de lejos por varios de sus soldados. Nadie tenia el valor de acudir en defensa de su comandante por temor a una muerte directa, salvo los “contramagos” y encontraron su fin de una manera poco vista, congelados y luego pulverizados por el poder de su líder militar con el arma Logiana.

 

Sin un líder a quien seguir, con el “Mensajero del reino de la Agonía” ahora al acecho y buscando otras víctimas, la noticia se extiende al resto de escuadrones de combatientes, el espíritu de lucha decae y el pavor se hace presente en las filas, huir fue el instinto de todos ellos.

 

La moral de los defensores de “El Corazón del Oasis” se intensifica con el correr de la voz de la muerte del Muhaqdad, los rebeldes y mercenarios del reino de Varagaz empezaron a hacer retroceder a los invasores, del cual la inmensa mayoría ya no tenía motivación de luchar con su comandante abatido.

 

Les daba igual convertirse en desertores a los ojos de Muer Afigad, su instinto por sobrevivir prevalecía por sobre el temor ante el Azim Alnabil, además que varios ya tenían el pensamiento de que el fin de Muer estaba llegando, con el ultimo Muhaqdad vencido, la “política Afigad” ya no contaba con el respaldo de aquella fuerza militar de la que tanto se sostenía. Nadie por cuestión de lógica querría prestar el servicio de su espada o lealtad para arriesgar su vida para luchar junto a una facción o grupo que tiene como bando enemigo a quien venció a los tres lideres y mejores guerreros del reino.

 

El ejercito invasor huyo, algunos soltaron sus armas pesadas para agilizar el paso de su huida, aquella que contaban con escudos ligeros o protecciones de cuerpo más livianas, tenían las mejores posibilidades de sobrevivir a la lluvia de flechas, o evitar ser empapado de Tafna y eventualmente quemados vivos.

 

Muchos consiguieron huir, otros tantos murieron en su intento por escapar de tal batalla perdida, con la retirada masiva del ejercito invasor, rebeldes y mercenarios de Varagaz claman su victoria con el levantar de sus armas al cielo y al unisonó clamar a todo pulmón. La defensa de “El Corazón del Oasis” había sido todo un éxito, el enemigo que los superaba con 5000 hombres y el lado defensor solo contaba con 3000, logro ante todo pronóstico repeler las fuerzas de Muer Afigad, murieron casi la mitad del bando rebelde, pero el lado perdedor se llevo la mayor parte de las bajas y la más costosas.

 

Hatim-Alev el Muhaqdad restante que quedaba, con su muerte confirmada y que eventualmente dicha noticia llegaría a toda la nación, conllevaría la potencial ruina de la “política Afigad”. Los tres lideres militares que prestaron su “lealtad” al Azim Alnabil para hacerse en secreto con la conquista y toma del poder de Quíatar, eran el pináculo del poder de influencia de Muer, ahora sin ellos, su dominio empezaría a deteriorarse, y los rebeldes tendrían todas las fichas a su favor para dar el golpe final.

 

__________________________________________________________________

 

Luego de cerrar un trato con Alnayits para convertirse en el “brazo izquierdo”, Rozuel Drayt retorna al plano real, donde el mismo Adil estaba cerca como si vigilara los alrededores, al voltear su mirada en el muchacho, un alivio se hace notar en su rostro acompañado de un suspiro.

 

—Chico, has vuelto en si… ¿estas bien? -Le pregunta el líder rebelde.

 

—¿Qué ocurrió?.

 

—Una mano salió del brazalete rojo de Ev… del Muhaqdad Hatim-Alev, era el Ifrit contenido en su interior, ¿acaso trato de poseerte?.

 

Adil era consciente de la naturaleza de los Ifrit, al ver al esper algo desorientado le brindo cierta preocupación, un temor de que el propio Roz pudiera estar poseído por la criatura mágica.

 

—No estoy poseído, lo recuerdo… ahora lo recuerdo perfectamente, esa cosa intento poseerme, como ese estúpido Djinn de la otra ocasión, fracaso y luego… simplemente desapareció.

 

—Ya no percibo su presencia, conseguiste repelerle, realmente… eres increíble chico, venciste a otra criatura mágica de temer con la capacidad de poseer personas.

 

La simple actuación de Rozuel Drayt de comprender la situación enseguida fue más que suficiente para convencer a Adil, era necesario para que el líder rebelde no sospechara de lo que ocurrió realmente. Desde la perspectiva del Trotamundos, mencionar a Alnayits era una pésima idea, por ello convenció al hombre calvo Qusatjiat de que el Ifrit fue derrotado y oculto el “retorno” de dicha persona.

 

—¿Cuánto paso mientras me encontraba “ocupado” contra el Ifrit? -Pregunto Roz.

 

—¿Casi una hora?, no lo sé con exactitud, la mano del Ifrit salió del brazalete y cuando se pegó a tu brazo desapareció a los pocos segundos, luego tú te quedaste allí de pie con la mirada perdida y no respondías a mi voz ni reaccionaba al contacto.

 

Adil explica que al ver como Rozuel se encontraba en una especie de estado de “trance”, tomo la decisión de cuidar sus espaldas hasta que volviera en sí, mientras tanto en el plano “no físico” el tiempo transcurrido desde la perspectiva de Rozuel fue mayor, si en el mundo real transcurrió casi 1 hora, en aquel plano “no físico” fueron muchísimas más.

 

—Je, el tiempo es confuso en esos planos -Opino Rozuel.

 

—¿Qué?.

 

—Olvídalo, ¿cómo va la batalla?.

 

—Puedes verlo tú mismo…

 

Los dos eran testigos de incontables soldados del ejercito invasor huyendo, algunos en su retirada caían ante las flechas, proyectiles mágicos o eran quemados vivos al verse empapados de Tafna. El grito de victoria de los rebeldes y mercenarios se hizo oír hasta los oídos de los dos, observando también a aquellos que se encontraban en las proximidades de la jungla, con sus armas en alto vitoreando ese triunfo sobre los invasores con sus armas en alto.

 

—Ganamos… -Dijo Rozuel con regocijo.

 

—La muerte del Muhaqdad, su comandante fue la clave de su rendición y retirada, ganamos gracias a ti, chico.

 

La defensa de “El Corazón del Oasis” fue un éxito, el tercer Muhaqdad ha sido derrotado, Muer Afigad ya no contaba con los medios necesarios para garantizar que realizase una segunda invasión. Tanto Rozuel y Adil retornaron hacia la jungla para ir al edificio principal de la zona, el líder rebelde cargo el cuerpo sin vida del mago sin brazos Assim, su sacrificio evito que el mismo Adil muriera y no olvidaría tal acto de valentía.

 

__________________________________________________________________

 

En su regreso, observo un campamento que fue levantado cerca del edificio principal, allí los guerreros aun vivo y en su mayoría casi ilesos o con heridas menores, estaban llevando a cabo la tarea de atender a todos aquellos con heridas más serias o que podían ser salvados con la atención curativa necesaria. Muchos perdieron la vida, otros estaban luchando constantemente mientras eran atendidos para mantener la suya y algunos, aunque tienen altas posibilidades de sobrevivir habían sufridos daños permanentes en extremidades u otras partes del cuerpo.

 

Para fortuna se contaba de antemano con la preparación de varios magos con habilidades centradas en mágica curativa, aquellos que poseían curación mágica de principio básico (aceleración excepcional del proceso de cicatrización en los tejidos dañados por canalización de mana), pero por desgracia el “milagro Yuzquell” se encontraban en reservas muy limitadas.

 

—Has vuelto, jefe, cuando me enteré de que el Muhaqdad cayo en combate, supe al instante de quien sería el responsable de llevarse el mérito.

 

Mientras caminaba junto a Adil, Rozuel oyó una voz familiar hablarle en las cercanías, al voltear se encontró con un joven de brazos fornidos, 185 centímetros de altura y cabellera negra, se encontraba sentado con su espalda recostado sobre un árbol, en sus brazos empuñaba una M16 y al lado suyo se encontraba una M249.

 

—¡Crok! -Exclamo Rozuel sorprendido

 

La sorpresa del esper era de esperarse, la ultima vez que vio al hombre amazona, un rayo de calor del arma legendaria Logiana “Ustoria” había destruido el bunker improvisado donde Crok brindaba fuego de apoyo con la M249.

 

—Pensé que habías muerto, si soy sincero -Confeso Rozuel.

 

—Si… supuse que pensaría que termine de esa manera, después de todo me retire de allí sin decirte.

 

—¿Te “retiraste”?, ¿qué paso realmente?.

 

—Bueno, tratare de hacerlo lo más breve posible…

 

__________________________________________________________________

 

[FLASHBACK]

 

Momentos después de que Crok utilizara la M249 contra la caballería del enemigo, el hombre amazona sale un momento de su bunker improvisado y mira a su alrededor.

 

Leer en tunovelaligera.com

—Se que debería preocuparme del frente, pero la retaguardia esta algo desprotegida que digamos -Opino para sí mismo.

 

Rozuel estaba muy concentrado abriendo fuego con el rifle francotirador M89SR a objetivos específicos y Riha yacía ausente, en eso el hombre amazona percibe algo a la distancia, algo que llama poderosamente su atención y trata de enfocar con sus ojos un mejor vistazo de aquello.

 

A un puñado de kilómetros de su posición, un grupo de magos había logrado pasar desapercibido, ocultándose bajo la arena con la ayuda de un Espírano, estaban armados con lanzas y delataban especializarse en el sigilo. El líder de este grupo tenia una tez blanca, un Ghrayb de corto cabello y barba oscura, vistiendo protecciones ligeras de cuero endurecido y en su espalda cargaba un recipiente cilíndrico largo con numerosas lanzas en su interior.

 

—«Mientras los suyos luchan, ellos se infiltran entre nuestras líneas y causan el caos desde adentro».

 

Un grupo de enemigos especializado en el sigilo para acercarse sin ser detectados a la base y llevar a cabo tareas de sabotaje o ejecuciones desde adentro, eran una problemática bastante a considerar. Era necesario encargarse de dicho grupo del cual la mayoría había logrado meterse en la jungla, que hayan encontrado un punto sin vigilar para adentrarse en su interior, estaba claro que ya tenían algún plan en mente para llevar a cabo.

 

—«Tengo que detenerlos».

 

Crok se sentía mal por abandonar su puesto, pero era necesario lidiar con tal grupo de enemigos o de lo contrario la batalla podría terminar en graves consecuencias si esta sigilosa amenaza lograra su cometido sea cual sea. Además de que la M249 ya no contaba con mucha munición, por lo que su apoyo había sido más que suficiente, pensó que Rozuel lo comprendería cuando se lo explicara luego.

 

Es por ello que partió para seguir a aquellos enemigos sigilosos de las lanzas, sin decirle nada a Rozuel, dado a que hacerlo conllevaría a perder tiempo y podría perderles el rastro. Para acelerar el paso, tuvo que dejar la M249, la escondió en el interior de un arbusto cercano al bunker improvisado, para él era fácil de reconocer su ubicación, volvería a buscar el arma más tarde, cuando finalizara el objetivo que tenía actualmente.

 

Apenas se metió al interior de la jungla, oyó una fuerte explosión, una llamarada ubicada desde aquel bunker improvisado destinado a ser su posición, esta había sido destruido en su totalidad con su derrumbe y devorado por abundante llamas, la reacción del Trotamundos americano no fue para menos.

 

—¿Qué dem….? -Exclamo perplejo —¿¡Mi posición acaba de ser destruido en un ataque mágico!?.

 

Pensó en lo que hubiera pasado de haber estado allí adentro, ya fuera envuelto en fuego o pulverizado por la explosión, habría muerto de no ser que tomó la decisión de ir tras un grupo de enemigos discretos.

 

—Ok… mi vida acaba de ser salvado por una casualidad, de acuerdo… puedo vivir con eso… y… mejor no pienso en ello.

 

Volvió a centrarse en seguirle la huella al ghrayb enemigo que dirigía a dicho grupo hostil, eventualmente se encontraría con el líder, Matheus y la lucha entre los dos conllevaría a la victoria para el hombre amazona, logrando frustrar sus planes en torno a Amira Yuzquell.

 

  __________________________________________________________________

 

[PRESENTE]

 

Luego de oír su explicación, Rozuel comprendía que no podía regañar a Crok por abandonar su posición, dado a que su razón estaba lo suficiente justificada, haber lidiado con Matheus fue un acierto grande, evitar el secuestro de Amira fue un gran punto a favor de la victoria de esta batalla. Además de que con ello, evito morir a manos de Hatim-Alev con “Ustoria”.

 

—Hiciste lo correcto, Crok -Le felicito el esper.

 

—Gracias, señor -El hombre amazona le dedico un saludo militar.

 

—No estas herido y tu equipo esta en buenas condiciones, supongo que no has tenido complicaciones, ¿verdad?.

 

Cuando Rozuel le plasmo aquella pregunta, Crok noto la presencia de aquel soldado herido de su mundo natal con los ojos sobrenaturalmente ennegrecidos, quien lo miraba fijamente a varios metros de su posición, entre varios parpadeos, este desapareció enseguida.

 

—Nada relevante que contar, solo algo cansado -Fue la respuesta del hombre amazona.

 

—Descansa soldado, ha sido un día bastante atareado -Le ordeno Rozuel —Iré a buscar a Riha, esa Lupian desapareció también sin decir nada, quiero creer que tuvo un buen motivo.

 

Un joven sirviente se acerca corriendo con mucha prisa, tenia un mensaje importante para darle a Rozuel Drayt, cuando se encontró con el Trotamundos, se acerco hacia él y presentándose rápidamente, entrego aquel mensaje.

 

—¡Señor Rozuel Drayt!, ¡se trata de su compañera Semihumana!, ¡es urgente!.

 

—¿Riha?, ¿¡que ocurrió con Riha!? -Pregunto Rozuel Drayt con gran intranquilidad.

 

__________________________________________________________________

 

Varios días atrás – ciudad portuaria Jeda…

El rufián delgado de la cicatriz oblicua de corte en su nariz había cumplido su palabra, escolto al grupo de Riza, Allum, Tayra la Sargaria y Jhamel hacia un escondite que la organización criminal, la “familia Bonavesse” tenía en Jeda. Desde allí con la ayuda del Vigidente, que gracias a sus rasgos nativos del reino, empezó a averiguar y tratar de obtener pistas en la ciudad sobre la actual procedencia de Rozuel Drayt.

 

El escondite de aquel grupo criminal estaba lo bastante bien ubicado en una serie de pisos subterráneos, disfrazado desde el exterior como una posada común y corriente, allí abajo se encontraban numerosas habitaciones. Desde una donde sus integrantes dormían, otra que servía de almacén para depositar las mercancías y las ganancias, además de contar con la sala principal en donde todos bebían y comían, además que desde allí conducía al resto de habitaciones como entrada y salida de aquel escondite subterráneo.

 

La guardia de la ciudad seguía buscando a los ghrayb responsable de haber armado tal alboroto en el puerto, lo que hacia que solo Jhamel pudiera salir a las calles de la ciudad y con más discreción, buscar información. Mientras que el trio restante, dirigiéndose a la sala principal luego de despertar recientemente, discuten sobre buscar una manera de ir a la ciudad y ayudar a Jhamel en la búsqueda de pistas.

 

—Hasta ahora no ha habido suerte buscando información o indicios de donde podría estar Rozuel Drayt -Tayra expreso.

 

—Al menos sabemos que él se encuentra aquí, gracias a Riza -Dijo Allum agradeciendo a la bruja por ello.

 

Riza había logrado encontrar un cartel de búsqueda con el rostro dibujado de Rozuel Drayt allí, en el que ponía una recompensa por su captura tanto vivo o muerto, no les interesaba las “razones” del porque las autoridades de este reino le buscaban como un criminal, solo se concentraron en la importancia de encontrarle.

 

—Hemos confirmado que Roz se encuentra aquí y es llamado por su gente como “Mensajero del reino de la agonía”, ahora solo tenemos que encontrar algún indicio o pista que nos lleve a su ubicación -La bruja suspira —Esperaba que esta organización criminal tuviera alguna “fuente viable” de información sobre él, pero están más perdidos que todos nosotros.

 

De repente se oye un escalándolo proceder del salón principal, uno de los maleantes del sitio exclama en voz alta “¿¡quién diablos eres tú y como has conseguido entrar aquí!?”, aquello fue más que suficiente para que los tres corrieron a toda prisa y acudieran a ver qué ocurría. Varios de los forajidos que trabajan allí, estaban armados y rodearon a un intruso que logro entrar al escondite, este se encontraba sentado con sus brazos sobre la barra donde la inmensa mayoría se servían las bebidas.

 

—¡Tú…!

 

El slime de metal se pone en guardia y apunta con su Colt Python al intruso, pues reconoció al instante de quien se trataba, la bruja y la Sargaria reaccionaron confusas ante el comportamiento de su compañero.

 

—Allum, ¿sabes quién es él?.

 

—Si, él tuvo un encuentro “nada amigable” con mi amo.

 

Allí sentado se encontraba un sujeto vestido con un grueso abrigo de piel color negro que cubría casi todo su cuerpo dándole el aire de un noble, de una inusual piel azul y orejas puntiagudas como las de un elfo, con un largo y bello cabello plateado.

 

—Su nombre si mal no recuerdo… es Lecius -Allum revela su identidad.

 

—Hola, ha pasado tiempo, pequeño Slime de metal -Le saludo el elfo azul acompañado de una sonrisa.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!