You dont have javascript enabled! Please enable it!

Metalord Revolution 275 ASALTO COMANDO IMPROVISADO “ULTIMA OPORTUNIDAD”

Modo noche

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Crok y Namida mantenían a distancia al escuadrón de soldados blindados con la protección mágica de Masllah, una armadura pesada mágica de cuerpo completo con 100 a 120 kilos y que puede ser llevado con un peso reducido que igualada a una armadura pesada normal de 30 a 40 kilos, confiriendo una infantería pesada que portaba una dureza aun mayor al promedio.

 

El hombre amazona dispara de su M249 asestando varias balas en dos de los soldados, alcanzando a otro antes de que se terminara la ronda de munición, Namida utiliza la IMI Negev para conseguir eliminar a dos, el dúo recarga, solo les quedaba un cargador de repuesto y la cifra de los enemigos aun eran más de 200.

 

—«Sus escudos brillan cuando reciben los impactos de las balas» -El hombre amazona lo noto.

 

Los rebeldes que los apoyaban a su lado portaban ballestas y arcos, habían agotados todas sus botellas de arcilla con Tafna, sus proyectiles impactan sobre los soldados enemigos, pero el grosor de su armadura fácilmente rechazaba sus ataques a distancia. Pero con las armas de Namida y Crok era distintos, cuando una bala impactaba, el escudo brillaba, la deducción rápida fue que se activaba una magia rápida de protección.

 

—«El escudo es pequeño, pero es engañoso, en realidad es un objeto mágico, brinda alguna clase de escudo mágico alrededor de la propia armadura, pero parece solo activarse cuando recibe una cierta cantidad de daño especifico».

 

La protección no se activa con los ataques de las armas de los rebeldes, pero si con los de Namida y Crok, sin embargo, la protección no evitaba que las balas penetraran a su portador, pero el hombre amazona se percato de que aquella protección si confiere algo de utilidad para esos soldados blindados.

 

—«Parece que logran mermar la fuerza de impacto de algunas balas, pero dado a que reciben fuego continuo aquella protección no puede mantener en igualdad de condición su defensa contra una ráfaga».

 

El daño de las ametralladoras sobrepasa la defensa del objeto mágico, sin embargo, como consecuencia se consume más balas de las necesarios con enemigos blindados como este, en consecuencia…

 

—«A este ritmo, se agotará la munición antes de que podamos eliminarlos a todos».

 

Pero dado a la lenta velocidad a la que se desplazaban sus enemigos, siempre que pudieran mantener la distancia, podrían evitar ser atacados por sus armas cuerpo a cuerpo que constituían una lanza en cada uno de ellos. Al menos ese fue el pensamiento que tenía hasta que…

 

—«La lanza de uno de ellos esta brillando» -Crok lo noto enseguida.

 

La lanza de uno de los soldados blindado brillaba, mana era fácilmente percibido en este y al cabo de unos segundos apunta su lanza hacia el frente, de su punta sale disparado un proyectil de energía que superaba en velocidad a un virote de ballesta, este termina dando en uno de los rebeldes justo en el pecho matándolo en el acto.

 

—«¿¡Sus lanzas también tienen magia propia!?».

 

No solo sus escudos, inclusive sus lanzas estaban equipadas con magia para brindar un ataque a distancia para lanzar un proyectil mágico.

 

—«150 metros» -Caculo el hombre amazona.

 

Con aquel solo disparo efectuado por la lanza mágica del enemigo blindado, consigue medir la distancia de su alcance hacia el rebelde que fue lo recibió en el pecho, a pesar de que estimo su rango estimado, considera que podría tener un alcance más largo.

 

—«El daño de impacto en el pecho del rebelde, calculo que podrían dañar una armadura pesada ordinaria».

 

El enemigo poseía un equipo mágico de considerable calidad, desde una armadura mágica muy pesada, escudo con protección mágica activo y una lanza imbuida con ataque a distancia, era sin duda el escuadrón más caro y mejor preparado de Muer Afigad. El dúo dudaba de poner eliminarlos a todos, incluso el propio hombre amazona afirmaban que no contaban con la munición necesaria, ¿podrían lograr sobrevivir antes de que Rozuel logre su objetivo?.

 

__________________________________________________________________

 

Palacio Afigad – Cuarto piso – 11:59 AM…

De las escaleras que conducían al tercer piso pasos se oían proceder haciéndose más fuerte, un grupo de 30 guardias estaban apostados en el cuarto piso, 10 de ellos armados con sables, 10 con arcos, 8 con ballestas y dos con bastones mágicos.

 

Con cada paso haciéndose más fuerte, un miedo se gestaba en cada uno de ellos, pues eran consciente de que aquellos pasos no eran de un aliado, pues tenían ordenes estrictas de cada grupo que protegía un piso, mantener su posición allí, además de que seria raro que uno de los suyos estuviera subiendo hacia su posición tan lentamente y para rematar, habían escuchados muchos ruidos y gritos en el piso de abajo que confirma lo peor, el intruso se acercaba a ellos.

 

Cuando el intruso finalmente hace acto de presencia, los rostros de todos ellos se llenan de pavor, su armadura negra pesada manchada de sangre, su extraña arma sostenida en una de sus manos cubierta de esa roja esencia y en su mano restante, una cabeza humana a la cual arroja hacia ellos.

 

Más de la mitad empezó a temblar, la cabeza rueda hasta caer con su mirada clavada hacia ellos, observaron los ojos de aquella cabeza carente de vida, en su mirada se podía observar horror y dolor en esos ojos empapados de lagrimas y sangre, una muerta tan dolorosa que quizás no olvidaría en la otra vida, luego sus ojos se enfocaron en el intruso que solo les dijo las siguientes palabras.

 

—Salgan de mi camino y vivirán, denme problemas y SUFRIRAN en los que les queda de vida.

 

Con aquella advertencia la inmensa mayoría arrojo sus armas y corrieron hacia las escaleras que llevaban al tercer piso, desviaban su mirada para no tener que ser al intruso mientras huían, del resto que quedo se pensaba que se resistirían hasta terminan soltando sus armas también y siendo los últimos en huir. Todo el cuarto piso estaba despejado de hostiles y sin necesidad de gastar una bala.

 

—«Al menos este grupo tiene algo de sentido del miedo».

 

El cuarto piso era un pasillo con varias puertas que llevaban a habitaciones personales de los Afigad, pero a diferencia del anterior, este estaba mejor decorado con finas pieles en el suelo, cuadros y adornos de arte, además de que en el aire estaba impregnado un aroma fresco que venían de unos inciensos situado en unos jarrones de 1 metro.

 

En eso vio unas escaleras, aquellas llevaban a la terraza del palacio, camino hacia ellas hasta tener un repentino dolor de cabeza que se calmo a los pocos segundos, era la fatiga ESP acercándose más para desencadenarse en cualquier momento. Subíos los escalones y cruzo la puerta, había llegado finalmente a la terraza, donde su objetivo principal se encontraba.

 

No solo Muer Afigad estaba allí, un animal más grande que un elefante se encontraba allí arriba, tenía el torso de un león, cabeza de águilas y gruesas alas marrones, aquello era un ser mágico conocido grifo. En la espalda de aquella criatura llevaba encima un carruaje, revelando ser una criatura domesticada de transporte.

 

—¡¡Maldición esta aquí!! -Muer Afigad exclamo al instante del espanto al ver al “mensajero del reino de la agonía”.

 

No tardo en gritárselo a quienes estaban en el interior del carruaje y se metió de inmediato allí adentro, Rozuel apunto su PK hacia ellos y cuando jalo del gatillo, el arma no disparo, la munición se había acabado sin que se diera cuenta por los síntomas de la fatiga y cuando miro buscando algún cargador de repuesto, ya no contaba con ninguno, había consumido TODA la munición de la ametralladora.

 

—«Se están escapando».

Leer en tunovelaligera.com

 

Como si el tiempo se congelara a su consciencia, elaboro en un instante su plan, tomar un arma nueva y transformarla de canica a su forma verdadera para disparar, para entonces el grifo ya estaría en pleno cielo y con suerte algunas balas lograrían asestar, más considerando que hacerlo consumiría más energía PSI y con ello aumentaría las posibilidades de otra manifestación de la fatiga ESP.

 

—«Solo una oportunidad…»

 

Soltó la ametralladora PK y flexiono las piernas, acto seguido realiza una zancada veloz al mismo tiempo que el grifo se despliega y toma vuelo, el esper salta con todas las fuerzas sobrehumana que el “Intense Iron Juggernaut” le brinda, cayendo centímetros delante del carruaje, para ubicarse a espaldas de dos hombres sentados sobre una silla de montar, eran los jinetes que manejaban aquella criatura.

 

Sus jinetes eran dos hombres de tes morenas, vestidos ligeros de telas y armados con sables y ballestas cortas en la cintura, uno tenia en su nuca la marca de un triángulo invertido con el grabado de una mano de solo cuatro dedos (del cual le faltaba el meñique), aquella marca era de Hyslamia, un poderoso comercio de esclavo de toda sur de Sharya.

 

—«No hay duda de que Tartib-Qaede esta en esto, si hay gente de Hyslamia aquí».

 

Cuando los dos hombres notaron la presencia del esper a sus espaldas, los dos son agarrados del cuello y el esper usa todas sus fuerzas para que sus cabezas choquen entre si con brutal impacto, se oye el ruido de huesos hacerse añicos, ninguno de los dos jinetes queda consciente. Luego toma un sable de uno de ellos y logra hundir la mitad de este en la cabeza del grifo, la criatura grita con intenso dolor y comienza a tambalear en el aire, moviéndose en circulo sin un destino fijo.

 

—¿¡Que esta ocurriendo allí!?, ¡controlen a esta bestia…! -Exige Muer Afigad.

 

El Azim Alnabil hace a un lado la tela de la ventana para dirigirse a los jinetes al sentir la turbulencia producida por el grifo, solo para encontrarse con la pesadilla de la que trataba de huir, su rostro se tiñe de desesperación al ver el sable clavado en la cabeza de la bestia alada y el puño derecho del “Mensajero del reino de la agonía” levantando.

 

—Hora de irse al infierno, gordo.

 

Rozuel golpea con descomunal fuerza el reverso del sable e impulsa el arma hasta hundirse a gran velocidad al interior de la cabeza del grifo, penetrando su cerebro hasta destruirlo en el proceso, causando entonces la muerte de la bestia alada, quien comienza a caer de vuelta hacia la terraza de la mansión.

 

El grifo impacta contra el suelo de la terraza, Rozuel consigue saltar a tiempo, pero en ese instante siente la Fatiga ESP manifestarse y pierde el equilibrio, cayendo al suelo para rodar violentamente en este, pero gracias a que aun tenia Intense Iron equipada, sus heridas físicas fueron mínimas.

 

El suelo por donde el grifo termino aterrizando de impacto comienza a agrietarse y se parte, la criatura cae hacia el cuarto piso y luego de impactar en este, el suelo se hace añicos y desciende al tercer piso, llegando a quedarse su cuerpo en el segundo piso, el carruaje que cargaba encima estaba sumamente aplastado, quienes hayan estado en su interior carecían de toda posibilidad alguna de haber sobrevivido.

 

El impacto del grifo en la terraza, más el suelo desmoronarse de varios pisos, levanta una considerable cantidad de denso polvo en los alrededores, Rozuel queda bocarriba con el Intense Iron retirándose de su cuerpo de manera involuntaria, jadeando con sus brazos extendido y mirando hacia el cielo, estaba a solo unos 20 centímetros del agujero que se había formado, si se hubiera extendido más, podría haber caído junto a la criatura alada abatida.

 

—Finalmente… necesito un respiro… pero los demás… maldición… tengo que ir por el resto…

 

Unos pasos son captados por los atentos oídos del esper, provenían en dirección donde el polvo era más grueso y poco podía verse, el sonido podría sonar confuso para muchos, pero él podía reconocerlo perfectamente, eran pisadas de algo o alguien que se aproximaba hacia él.

 

—¡¡¡MALDITO!!!…

 

Cuando aquel polvo comienza a perder densidad, resurge alguien allí con su ropa cubierta de mugre, moretones y cortes en varias partes de su cuerpo y poseído por una rabia asesina, manifestando fortalecimiento mágico para aumentar sus aptitudes físicas al límite, cargaba una gruesa lanza de 1 metro de largo que tenía adherida a esta una cadena enrollada con un largo equivalente a 90 centímetros.

 

—¿¡Sigue con vida!?.

 

Era un herido Muer Afigad, quien cargaba al ataque con su “lanza de la justicia divina”, apuntaba a perforar el pecho del esper, Rozuel Drayt rueda consiguiendo por casi nada de centímetros esquivar el sobrehumano ataque perforar del colérico Azim Alnabil.

 

—«¿¡Consiguió saltar a tiempo sin que me diera cuenta!?».

 

Era más que seguro que en el ultimo momento, antes de que el grifo impactase contra la terraza, que Muer haya salido del carruaje saltando, usando sin duda el Fortalecimiento mágico para amortiguar buena parte del daño en el salto, las heridas que poseía eran prueba de ello, y no dudo en llevarse su lanza preferida consigo.

 

—¡Lo has arruinado todo!, ¡MI IMPERIO DE ENSUEÑO!, ¡TE ODIO GHRAYB!, ¡TE ODIO TE ODIO TE ODIO TE ODIOOOO!.

 

La lanza clavada con fuerza en el suelo queda fuertemente incrustada en este, a lo que Muer Afigad toma con sus dos manos al esper del cuello levantándolo, ejerciendo presión con sus palmas sobre el collar metálico negro, usando fuerzas físicas aumentadas con magia para estrangular al esper.

 

—¡MUERE!, ¡MUERE!, MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUEREEEEEEE!…

 

Como sucedió anteriormente, desde su percepción sintió que todo se ralentizaba a su alrededor, el dolor de su cuello siendo presionado con considerable fuerza, el poco aire que le quedaba siendo privado, su vida siento tomada por un despreciable individuo.

 

—«Ya casi no me queda PSI, si en 10 segundos no me libero, la falta de aire me hará perder la consciencia y eventualmente moriré… de nuevo».

 

Cinco segundos, en esos cincos segundos planifico todos sus siguientes movimientos, mientras sentía poco a poco como su consciencia se consumía por la falta de aire, y Muer Afigad al levantarlo del suelo con sus brazos a Rozuel, y sin saberlo al estar cegado por su ira, le había brindado la oportunidad perfecta para llevar a cabo su contraataque.

 

—«Ahora».

 

Con su brazo izquierdo de metal propino un puñetazo al ojo derecho de Muer, la fuerza de aquel puñetazo de la extremidad artificial consigue reventar aquel ojo, la respuesta del dolor por la pérdida de su glóbulo ocular llega se sobrepone por encima de la furia del Azim Alnabil a los tres segundos después.

 

—¡¡¡¡¡AAAAAAAAH!!!! -Grita con angustia Muer.

 

—«Solo una oportunidad…»

 

El intenso dolor de su ojo reventado y el sangrar de este, provoca la respuesta inmediata de una necesidad de soltar el cuello del esper y llevar sus manos a cubrir la herida que le aflige. Rozuel estaba liberado de sus manos, la fatiga ESP estaba a casi nada de sacudir todo su ser hasta dejarle incapaz de moverse, solo tenía una oportunidad y escaso tiempo para llevar a cabo su contraataque, el destino de su vida y del tirano de Quíatar estaba por decidirse en esta última oportunidad.

 

Continuara…

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!