You dont have javascript enabled! Please enable it!

Metalord Revolution 285 EL FIN DE UNA ODISEA EN OTRO CONTINENTE

Modo noche

PERSPECTIVA: Vizario

 

—Lo sabía, todo este tiempo sabía que había una segunda entidad actuando, y pensar… que tu serias ese “segundo” -Dije mientras yacía tumbado boca abajo e incapaz de ponerme de pie —Ya no tengo fuerzas ni magia para resistirme, adelante, acaba conmigo de una vez, entonces habrás lidiado por completo con el “intruso”.

 

Alnayits quien me confirió una “libertad” a medias, había prometido que aseguraría que mi alma fuese libre y en paz una vez hiciera caso a sus peticiones de matar a ciertas figuras utilizando una magia maldita proveniente de la tribu que funde y me traiciono.

 

Entonces al instante me di cuenta que Alnayits ya había muerto en el plano material, su presencia ahora era la de un ser en alma, el malnacido estaba de parte de aquel mocoso que había herido seriamente mi cuerpo físico de djinn con su extraño artefacto. Este sujeto intervino para que no pudiera hacerme con el alma de ese mocoso, y además robo casi todas mis fuerzas y magia.

 

En sus manos sostenía un frasco que tenía en su interior una sustancia blanca de aspecto aceitosa, acabaría con lo que quedaba de mi con aquel artilugio y tuve razón, lo siguiente que veía era a mí mismo, cubierto de llamas que me consumían. Quisiera haber “muerto” allí, pero por desgracia al ser eliminado en un plano mental con mis energías robadas y habiendo recibido tal daño intenso, fui destruido.

 

Aquella “muerte” solo volvió a conducirme a aquella prisión de oscuridad eterna, creí que finalmente saldría de aquí cuando ese bastardo me ofreció una “oportunidad” para salir de aquí y terminar con esta existencia. Pero parece que estuviese destinado a sufrir por la eternidad, ¿qué he hecho mal?.

 

—Por supuesto, tuviste que confiar en ellos…

 

Funde un pequeño grupo que creció, bajo la creencia de un dios que me confió sus fuerzas y permitió el nacimiento de la tribu Qusatjiat, deje este legado a ellos, para que siguieran prosperando en el futuro, y entonces…

 

—¡¡¡MALDITOS!!!, ¡los odio!, ¡los odio a todos!, ¡debí exterminarlos!, ¡los mataría a todos si pudiera volver!, ¡malditos sean todos ustedes!.

 

Hace rato que ya he enloquecido en esta continua soledad solo acompañado de mi odio, maldecir e insultarlos no hará nada, poco me alivia a estas alturas, pero es todo lo que tengo, es TODO lo que hay para mí, en esta existencia maldita que conllevo. He dejado de llevar la cuenta del tiempo que llevo aquí desde hace mucho tiempo, ¿cuánto habrá pasado en el mundo real desde que fui “expulsado” nuevamente?.

 

—¿Una presencia?.

 

Sonaba absurdo, de repente sentí a alguien en este sitio, ¿cómo era posible?, a este lugar solo era posible ingresar como un maldecido como yo, ¿esto era real?, ¿alguien más se encuentra aquí?, la presencia de aquella entidad pronto se hizo presente en frente a mí.

 

—«¿Un humano?».

 

Estaba a solo unos metros de mí, un hombre calvo de barba corta negra, brazos y pecho fornido, pero lo que me alarmo y me hizo sentir mi ira intensificarse, era la marca en forma de punto purpura en su frente.

 

—La marca en tu frente… tú… tener que ver a otros de los tuyos de nuevo… te mataría lentamente si pudiera… odio con cada fibra de mi ser corrupto a toda tu tribu… debí dejarlos morir en su ignorancia y sin identidad…

 

¿¡Un desgraciado de esa tribu traicionera ha venido hasta aquí!?, ¡esto es una trampa!, ¡nadie estaría tan loco para venir a este sitio por un buen motivo!, ha venido por mí, ¿¡intentaran usarme de nuevo!?, sentía esa ira de ansias por arrancarle la cabeza a ese desgraciado, pero me era incapaz de actuar, mi cuerpo no respondía en esta prisión eterna de oscuridad.

 

—Tienes derecho a odiarnos, no merecemos perdón alguno, lo que te hicieron… no, lo que te hicimos, es innegable que es una crueldad imborrable a quien le debemos el “nacimiento” de nuestra gente -Expone aquel hombre —En nombre de todos los ingratos, de todos los pecadores y cada hombre, mujer, niño, anciano, en vida o muerte… lo siento tanto, y por favor, descansa en paz Vizario.

 

De repente se arrodilla ante mí, declarando venir y hablar por todos los suyos y que deseaba darme el descanso eterno, ¡mentiras!, ¡sucias y asquerosas mentiras!, ya he sido traicionado dos veces, y ellos fueron quienes me clavaron la primera daga que me hizo comprender que no puedo confiar en NADIE. Pronto sobre mi oscuro cuerpo comienzan a manifestarse pequeños brillos de luz.

 

—¿Qué es esto?… ¿qué clase de artimaña planean ahora?… malditos … ¿¡que estás haciéndome!?…

 

—Corrigiendo los errores de mi gente, por favor, descansa en paz Vizario, nuestro dios te espera, ya no tienes que seguir más en este lugar.

 

¿¡De nuevo seré utilizado por estos traidores!?, ¡de nuevo me convertiré en un arma y despojado de más que solo mi dignidad!, sentía mi rabia intensificarse, mis profundos deseos de matarle incrementaron, anhelaba poder moverme y acabar con él.

 

—«¿Qué…?».

 

Y en solo unos segundos, todo ese odio, ira y decepción se desvanecen, sentía algo familiar, algo reconfortarte que alguna vez experimente en vida, esto era…

 

—Que cálido… como aquella vez que cerré mis ojos en mi cama en mis últimos momentos de vida… esta sensación agradable de… paz.

 

Mi oscuro cuerpo empezaba a desaparecer de este plano, pude sentir como era liberado de este sitio mientras yacía impregnado de aquella cálida sensación de paz, ¿¡esto es real!?, ¿¡seré libre al fin!?, mire cara a cara ese sujeto. En silencio me di cuenta entonces, que yo desaparecía, pero él, seguía allí, permaneciendo en ese sitio, ¿entonces consiguió sacarme de allí a cambio de tomar mi lugar?.

 

—«No diré nada, no le diré “gracias”, ustedes fueron quienes me hicieron esto, si tanto quienes compensar el daño que me hicieron los desagradecidos de la tribu a quien le di su identidad y nacimiento, entonces debes sufrir lo que yo padecí, por la eternidad».

 

__________________________________________________________________

 

Una intensa luz resplandece me ciega y luego reaparezco en otro lugar, mi cuerpo aún estaba conformado de oscuridad y ahora me hallaba en un oasis de un cielo raramente purpura, un suelo arenoso rodeado de abundante vegetación, en el centro del lago de este oasis, observe una palmera situada sobre el agua, sus hojas eran de color purpura.

 

—¿El Mualsradas? -Era lo que vi en esa palmera de hojas purpuras.

 

Pero había alguien más allí, en frente de aquella palmera se hallaba una cama de púas que flotaba sobre el agua y encima de aquello se encontraba un individuo en forma, larga cabellera blanca como barba y llevando únicamente un pantalón, en su frente portaba la marca de los Qusatjiat.

 

—«Un momento… esa persona… ESE CUERPO…»

 

Lo reconocí de inmediato, aquel individuo tenía el aspecto de mi cuerpo cuando aún permanecía en el plano de los vivos, no, no es que tuviera un cuerpo similar, ¿podría acaso ser…?

 

—Te he estado esperando, viejo amigo.

 

Aquella persona me hablo, denotando dos voces en su tono, la primera tenía un tono de voz que era totalmente igual a la mía cuando estaba vivo, pero aquel segundo era de…

 

—No te equivocas, Vizario, bienvenido a casa.

 

Caminé lentamente hacia él, ignorando el agua que pese a pisarla, no me hundí, podía andar encima de esta, al encontrarme a escasos metros de aquella entidad, esta abrió sus brazos y me dio un fuerte abrazo.

 

—Discúlpame… no podía hacer nada, a pesar de que con toda mi voluntad anhelaba traerte de vuelta a mi lado, no podía interferir en el mundo terrenal, si estas enojado conmigo y me odias, lo aceptare, lo merezco por no haberte podido proteger en aquel entonces, por haberte fallado… ¡por haber permitido que…!

 

Las palabras y lamentos de Erha son calladas cuando le devolví aquel abrazo, ya no quería odiar, ya no quería guardar rencor, aquellos sentimientos se desvanecieron al momento que abandoné aquella prisión de soledad oscura. Pero aun guardaba un odio gestado por la misma tribu que cree y me traiciono, pero Erha era la excepción a ese desdén.

 

—Puedo sentir tus sentimientos, aun les guardas mucho rencor a ellos, lo entiendo, tenemos todo el tiempo del mundo para sanar las heridas, ya no volveré a perderte viejo amigo, aquí estarás a salvo, lo prometo.

 

Sentí como poco a poco aquella oscuridad que conformaba mi cuerpo se iba despegando de mi ser, adoptando un aspecto etéreo carente de rostro, ¿una encarnación humanoide de mi alma?, por supuesto, mi cuerpo ya no me pertenece, se lo di a él y no lo quiero de vuelta. Tan solo quería… salir de allí, quería regresar junto a mi amigo de antaño.

 

—Ahora estas en casa -Erha me replica con una sonrisa.

 

 __________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Nueva Alshabhala era la capital del reino de Quíatar, hogar de la familia real Kalize, también se encontraba la mayor parte de la fuerza militar de la nación, los tres Muhaqdad elegidos deben por obligación servir a la voluntad de la familia real, pero fue una lamentable noticia descubrir que el trio de lideres militares habían rechazado su lealtad y conspirado a favor con Muer Afigad.

 

Para fortuna del reino, aun ante las numerosas perdidas de soldados de Quíatar ocurridas para detener el plan de Muer, no ha conseguido afectar lo suficiente al poder militar de la nación, necesitaran organizar nuevamente sus fuerzas armadas, pero no tomaría demasiado tiempo estar preparados para futuras invasiones o incursiones de naciones vecinas.

 

El palacio real erigido en su capital, dejada al de la familia Afigad en ridículo en cuanto a tamaño y grandeza, su proporción de territorio era aún más vasto, las murallas que protegían a la familia real eran más altas, resistentes y mejor custodiadas. La “guardia real dorada” debe a su reputación no solo por poseer la mejor equitación en cuanto a arma y armadura, sus filas se componen de magos guerreros y tiradores, como también su atributo de fidelidad y lealtad al linaje Kalize en los últimos siglos.

 

Un gran banquete había sido anunciado, nobleza de todos los rangos al más bajo y alto habían sido invitados, Alistary Al-dub III Kalize revelaría sobre el intento de conspiración entre el “consejo de la duna”, Muer Afigad y la conexión con la organización criminal Tartib-Qaede. Así como también la valiente lucha de los rebeldes con integrantes como un líder perteneciente a la tribu Qusatjiat y los héroes ghrayb, quienes hicieron lo posible para evitar que el traidor Azim Alnabil Muer asesinara a la familia real y se apoderada de Quíatar.

 

Mientras los preparativos de banquete eran llevados a cabo, Rozuel y compañía fueron invitados por el principie y/o sultán Alistary para alojarse en sus dominios hasta la fecha acordada del gran evento. A petición del grupo todos prefirieron una habitación en lugar de dormir en diferentes, y como era de esperarse, el nivel de servicio que recibieron era digno de un hotel de cinco estrellas. Desde una habitación espaciosa con decoración lujosa, camas de la más fina calidad y servidumbre personal.

 

A la hora de comer todos eran llevados a un gran salón en donde la servidumbre tenía numerosos platillos listos para los ghrayb, además de tener la libertad de caminar por los patios del palacio los cuales eran gigantesco y dado a la confianza de Alistary en ellos, se negaba a mantener guardias vigilando de cerca a los ghrayb.

 

Cada uno opto por mantenerse ocupado mientras el tiempo del evento llegaba, Crok se mantenía entrenando para “mantenerse en forma”, Riha obtuvo balas para sus pistolas y practicar su puntería, en eso la propia Riza también le pide a Roz munición para la SPAS-12 que manejaba para practicar y mejorar su eficacia en el uso del arma de fuego. Tayra se ponía a practicar con su alabarda pesada y luego descansar meditando, Jhamel se puso a leer libros de la biblioteca real tanto por fascinación como para practicar su lectura de su idioma nativo, lo cierto era que podía hablar la lengua de Quíatar, pero no leerla o escribirla bien, por eso encontró maneras de aprender lo que le faltaba de saber de dicha lengua en la biblioteca con ciertos libros.

 

Amira, Berat y Malika habían sido invitados por Alistary, pero ellos tenían que volver al “Corazón del Oasis” para notificarle a los rebeldes sobre el sacrificio de Adil y la liberación de Vizario, de allí su voz se extendía a todos los miembros de la tribu Qusatjiat del reino. Pero estarían en el palacio real en el día en que se celebrara el gran banquete.

 

Allum prefirió permanecer cerca de su amo Rozuel, dado al tiempo en que estuvo separado de este, el slime desarrollo una aversión de carácter psicológica por permanecer alejado de él tanto tiempo, si bien tal “condición” era solo temporal dado a su condición como una criatura mágica inteligente con un “enlace” de maestro/familiar.

 

Un sirviente le comunica a Rozuel que el príncipe y/o sultán Alistary le llamaba personalmente a su aposento, el esper vio esto como una oportunidad, porque aún tenía pendiente aquella petición del barco para cruzar el mar y volver al continente de Gresswold. Acompañado de Allum, siguió al sirviente y este le guio directo a la habitación real, numerosos guardias de la “guardia real dorada” custodiaban el pasillo como la puerta misma, el sirviente le habla a uno de los guardias que custodiaba la puerta y este le dio permiso a Rozuel de entrar.

 

—Hola Roz, también a ti Allum -Alistary saludo cordial como amablemente a los dos.

 

El príncipe y/o sultán se encontraba en un escritorio escribiendo con su propio puño y letras algunas invitaciones que tenía pendiente por enviar, aunque tiene a varios Alnabil a su servicio que saben escribí como leer como algo básico y que podrían hacer dicho trabajo por él, pero propio Alistary considera que, como el nuevo regente del reino, incluso quería hacer su parte en algo tan trivial, además de muchas cuestiones políticas ya estaban en total bajo control por su confiable amigo Arpue.

 

—Siento haber tenido que aplazar nuestra charla por tantos días -El propio Alistary incluso se disculpa con humildad.

 

—No es necesario su majestad…

 

—Vamos Roz, no seas formal aquí, estamos entre amigos, mira a Allum, lo entiende rápidamente.

 

—Delicioso -Contesta el slime bebiendo de un vaso de leche que saco de una jarra.

 

—Me alegra que la leche de camello sea de tu agrado, por favor toma la que quieras.

 

Rozuel y Allum tomaron asiento, mientras que el slime prefería tomar la leche de camello, el esper tomo solo agua, el regente termina con la invitación en la que se mantenía ocupado y luego se permite un descanso que aprovecha para llevar a cabo su charla con Roz.

 

—En cuanto al tema del barco, los preparativos para una embarcación lo suficiente capacitada para viajar al continente de Gresswold están más que listos, aunque antes quisiera hacerte una proposición.

 

—Oh, ¿qué proposición podría ser?.

 

—¿Te gustaría vivir en Quíatar?, tanto tu como tus amigos y conocidos podrían instalarse en el reino, les daré un estatus elevado y si así lo prefieres, tierras propias para gobernar.

 

La proporción de Alistary le ofrecía a Rozuel el convertirse en un Azim Alnabil, un noble de alto rango con su propio territorio y libertad para gobernar dichas tierras según bajo su político, obviamente respetando la autoridad del sultán de no conspirar o ir en contra de la familia real, pero tenía toda la libertad para garantizar el sistema de gobierno que quisiera.

 

Sin duda alguna con tal posición, el propio Rozuel tendría garantizado una vasta riqueza, la posibilidad de desarrollar poderío militar propio, su linaje estaría más que aseguro en varias generaciones. Además de que al comunicarse en todo el reino sobre sus hazañas contra Muer Afigad, tendría directo reconocimiento nacional de la nobleza de Quíatar y nadie le juzgaría por su edad y menos por ser un ghrayb. Su futuro estaría lleno de prosperidad si aceptara ser parte del reino de Quíatar.

 

—Sin duda es una propuesta bastante tentadora, no negare que parte de mi quiere aceptarlo, sin embargo… tengo gente preciada en casa, es por eso que tendré que rechazarlo, lo siento Alistary, aun albergo enormes deseos de volver a mi hogar, volver a ver a mis seres queridos.

 

Ni la riqueza, o el estatus o el poder territorial podían igualar su anhelo por volver a su hogar con su familia, echaba de menos a la madre que pudo tener en su nueva vida y a su querida hermanita, Windaz habrá sido una pesadilla al principio, pero ahora era su preciado hogar.

 

—Al menos lo intente -Suspira Alistary con los brazos cruzados —En ese caso tu barco para viajar al continente de Gresswold estará más que listo, ¿cuánto de oro te gustaría llevar?.

 

—Si, sobre eso… no llevaremos nada más que lo suficiente para volver a nuestro hogar.

 

—¿Eh?, ¿solo quieres poco oro?, ¿por qué?, no tengo problema en darte una buena dotación, es lo menos que puedo hacer por los “héroes ghrayb”.

 

—La cosa es que al volver al continente de Gresswold, el punto natural de desembarco es en el “Reino de Idalica”, y bueno… tendremos ciertas complicaciones allí si llevamos demasiado oro.

 

El reino de Idalica era considerado por Gresswold como el “puerto que conectaba a los dos continentes”, poseía los mejores puertos marítimos del continente, sus embarcaciones tenían desarrollada la mejor tecnología naval con magia para viajar al continente, de hecho, casi todas las embarcaciones elegían la ruta que llevaba a este reino por las extraordinarias capacidades para preparar el barco en óptimas condiciones en el menor tiempo posible para otro viaje. Además, ya habían establecido un funcional sistema de comercio con las naciones de otros continentes que acaparaba el mercado de productos de dichas regiones y que dicho sistema enlazaba a otros reinos también de Gresswold, de hecho, si alguien de Gresswold quería comerciar con un reino de otro continente, era necesario hacerlo por medio de Idalica ya que no tendría los recursos y capacidades necesarias para hacerlo por cuenta propia, ni siquiera los demás reinos vecinos de Idalica con salida al mar, intentar desarrollar uno propio pues les sería más costoso de lo innecesario y supondría con alto posibilidad de riesgo de fracaso comercial dado a que Idalica ya había acaparado el comercio de dicha índole.

 

La embarcación que Alistary ya había anticipado a preparar eran navegados por marineros de Gresswold y dicho destino obligatorio ya establecido era Idalica, es aquí donde entra el tema del grupo de Riza y Allum. Estos le habían dicho a Rozuel que para poder llegar al reino de Quíatar, pasaron por ciertas complicaciones con los nobles del reino de Idalica, al punto de no poder usar el puerto, de hecho, solo pudieron realizar aquel viaje gracias a una embarcación que era propiedad de la “familia Bonavesse”.

 

Si bien utilizar la ayuda de una organización criminal no era la mejor idea, pero el grupo de Allum y Riha no tenían otras alternativas, la “familia Bonavesse” necesitaba un favor y en conveniencia ellos podrían hacerse con un barco que viajaría al reino de Quíatar. La cuestión estaba en que, si el grupo cargara demasiado oro, llamaría la atención de las autoridades de Idalica y con ello, más son las posibilidades de que Allum y los demás sean descubierto, la nobleza de allí no tiene la costumbre de perdonar a quienes persiguen.

 

Otra opción en mente era utilizar el artefacto mágico con propiedades de almacenamiento de objetos, el cubo de metálico, pero había ciertas complicaciones, primero cada pieza de oro contaba como UN objeto y el almacenamiento tenía un número limitado de capacidad y de tamaño. Otro problema es que existen habilidades, aunque raras, como la magia de clarividencia que contaba con la cualidad de “ver” a través de objetos o artefactos mágicos que “ocultan algo”.

 

Esa misma magia podría estar presente en el puerto de Idalica, incluso utilizando en secreto en todo barco sin que los navegantes o marineros lo sepan, dicha magia podría penetrar en el almacenamiento de objetos y descubrir el oro oculto en su interior. Encubrirlo con PSI podría ayudar, pero se desconocía si esto podría abarcar a cubrir todo el oro, era un riesgo y Rozuel prefería no exponer la presencia de la energía PSI o su identidad como Trotamundos.

 

—Hmmm… entiendo, ¿por cierto donde queda tu reino?, quisiera establecer relaciones diplomáticas con ellos, de esa manera podremos estar en contacto.

 

—Si, eso también es un problema…

 

El hogar de Rozuel se ubicaba en una tierra que era neutral, no pertenecía a ningún reino, pero más importante es que esta se ubicaba entre el medio de dos reinos, el Reino de Luthe y el reino de Mordvolt. El intento de Quíatar de establecer contacto con Windaz, podría hacer que uno de los dos reinos mencionados tomara su presencia como una invasión a su soberanía y conduciría a hostilidades.

 

—Vaya sí que esta difícil, no puedo darte mucho oro y tampoco podre ponerme al tanto contigo por medio de diplomáticos, supongo que solo me queda esperar una cosa.

 

—¿Esperar que?.

 

—Cuando tengas tu propio reino, entonces poder establecer relaciones diplomáticas contigo, si cuentas con salida al mar, mejor para mí, jajajaja…

 

—¿Tener mi propio reino?, Alistary, estas delirando bastante, sin ofender.

 

—No creo que delire demasiado, considerando el poder que posees para vencer a los tres mejores lideres militares del reino, y sin olvidar el detalle de que eres un Trotamundos.

 

Tal revelación del príncipe y/o sultán sorprende al propio esper, aparte de algunos en su grupo, pocos llegaron a averiguar aquel trasfondo, recordó como el tercer Muhaqdad que enfrento, Hatim-Alev, en medio de su lucha este mismo reconoce su identidad, pero al morir allí mismo, no llego a contárselo a nadie más.

 

—Tranquilo, nadie me lo ha dicho, fue mi conclusión luego de todas las hazañas que en verdad serian bastante descabelladas para alguien que no es un mago -Argumenta el joven regente de Quíatar —Además está el hecho de aquellas extrañas armas, de vez en cuando estoy al tanto de las novedades del continente de Gresswold, tales armas de considerable poder no deberían pasar desapercibida si se usaran en masa, pero no parece ser el caso.

 

La intuición de Alistary era la correcta, Rozuel y compañía destacaban bastante con el uso de las “armas de fuego” que era un concepto desconocido para Avalia, pero debido a los pocos lugares en donde fueron utilizados, su existencia en medio de rumores no llegaría a extenderse lo suficiente para llegar a oído de otros continentes. La cosa sería distinta si dichas armas fueran ejercidas masivamente en todo un continente, sería imposible que los demás no llegaran a enterarse o saber de la existencia de estas.

 

—Tu secreto está a salvo conmigo, sería estúpido traicionar al poderoso héroe que salvo a todo un reino, no quisiera estar en la lista de tus enemigos con semejante poder, ¡jajajaja! -Dice Alistary.

 

—Sabes de los Trotamundos, ¿has tenido algún encuentro anterior con uno? -El esper calmado hizo aquella pregunta.

 

—No, eres el primero, siempre he querido conocer a uno en persona, ya que he tenido una fuerte curiosidad acerca de su mundo.

 

Tal honestidad del regente de Quíatar le recordó a alguien de dicha nación que también mostraba “mucho interés” en el mundo de los Trotamundos, solo que “este alguien” le causo uno que otros inconvenientes y gracias a ciertos factores pudo poner la balanza a su favor para vencerle.

 

—Hmmm… ¿de qué se trataría “esa curiosidad”? -El trotamundos le dio luz verde para que lanzara sus interrogantes.

 

—¿Cómo son los reyes de tu mundo?, ¿son buenos gobernantes?.

 

La pregunta de Alistary era sencilla como compleja de responder a la vez, por no mencionar la larga explicación para llevar a una respuesta exacta que respondiera aquella duda. El esper explico que en su mundo los lideres no son llamados “reyes”, dado a que los gobiernos monárquicos ya casi no existen como tales, siendo reemplazados en la mayoría de naciones de su mundo por un sistema llamado “democracia”, el cual no explico cómo funciona debido a la misma confusión que generaría al propio sultán y la misma complejidad que llevaría explicarlo.

 

Incluso los pocos gobiernos monárquicos que existen en la tierra difieren bastante de los de Avalia y eso se debe a los enormes cambios sociales que su mundo se vio envuelto con las numerosas reformas que le dieron la vuelta al globo a lo largo de la historia de la tierra. Incluso algunos de esos países que tienen “reyes”, estos no tienen poder alguno y solo están como un símbolo nacional, dejando el poder político de dicho país a manos de otros organismos.

 

Rozuel se limitó a darle una respuesta que en simpleza el propio sultán pudiera comprender, ahorrando la complejidad de una estructura de los gobiernos modernos de su mundo, le conto que las clases como “plebeyo” y “nobleza” ya no existían dado a que su carácter preponderante fue prácticamente abolido en todo el mundo para establecer condiciones de igualdad legal en su sociedad.

 

—Oh, un mundo en igualdad de condiciones social… sin plebeyos ni nobleza, ¡suena interesante!, más si considero los enormes cambios que supondrían en Avalia donde el sistema que se mantiene, sobre todo este reino ha sido el mismo por siglos -Opino Alistary —Dime Roz, bajo tu experiencia como Trotamundos, ¿qué podría aplicar que fuera posible en mi reinado?, ¿puedes darme alguna sugerencia?.

 

—Me pides un consejo casi imposible de dar, no soy alguien que destaque en los ámbitos de las ciencias sociales, alguien que conoce en buena medida aquel campo que abarca un inmenso lio de entendimiento para aplicar a toda una población de grandes territorios y más si tomamos en cuenta que ya tienen una mentalidad como culturas establecidas.

 

—Jejeje, dices más cosas complejas, pero también más interesantes.

 

Era bastante obvio que el príncipe y/o sultán mostraba un notorio interés en las maneras en que las “monarquías” del mundo de Rozuel se manejaban en su mundo, aunque desconocían la manera de ser dichos gobiernos, parecían querer tener una mínima idea de cómo sacar a relucir algún que otro detalle de la manera de ser en la tierra para replicarla en Quíatar y mejorar con ello su reinado.

 

—El único consejo que puedo darte es uno; trata de establecer una relación amistosa con loa semihumanos de Quíatar.

 

El propio Rozuel recuerda que cuando se establecieron las primeras naciones con condiciones de igualdad en dichas sociedades, algunos grupos étnicos sin embargo eran fuertemente menospreciados, incluso fomentando una mentalidad que marcaba un cierto grado de intolerancia hacia estos. Pasaron varios conflictos civiles incitados por el odio racial y la supremacía de una raza o grupo étnico en particular. Aunque la igualdad y tolerancia entre diversos grupos de etnias, creencias y culturan siguen teniendo sus problemas en la era de la que el propio Roz vivía, su nivel de violencia no se comparaba a los conflictos desencadenados en antaño cuando ese odio era aún más intenso en eras pasadas.

 

—Existe la posibilidad de que quizás ocurra en muchos años o siglos, mantener el desprecio a los habitantes semihumanos dentro de una nación o reino, cuyo número incremente con el paso de los tiempos, pueda terminar en una guerra, o ser manipulados para el beneficio de una nación enemiga invasora que precise el apoyo de locales, en cualquier caso, tanto los semihumanos como la tribu Qusatjiat, son dos grupos que tengo entendido, son muy menospreciados en Quíatar.

 

El consejo que les dio Rozuel era solo que intentara que su sociedad fomentara un mejor trato a las razas o grupos menos favorecidos para disminuir el odio y/o intolerancia hacia ellos más adelante, pero no al punto de darle un “trato preferencial”, la idea es equilibrar para que sea en términos iguales o al menos lo más tolerable posible. Dado a que deberán pasar AÑOS para que Quíatar acepte en igual de condiciones a dichos grupos mencionados, y si el Sultán tratara de imponer que sean tratados bien por la fuerza a la nobleza, esto solo causaría el efecto contrario y podría fomentar internamente la creación de otro “Muer Afigad”.

 

—A la tribu Qusatjiat sin duda le debo bastante, en cuanto a los semihumanos, me has hecho recordar a una lamia que conocí cuando era un niño, las lamias pese a tener una inteligencia semejante a la humana, son consideradas peligrosas y son más odiadas, incluso mucho más que los Kamodos -Alistary relato.

 

—¿Una lamia?, ¿por casualidad esa lamia se llamaba “Isxa”?.

 

—¿Qué?, ¿conoces a Isxaiha Silhith?.

 

El propio príncipe y/o sultán con perplejidad reconoce aquel nombre pronunciado por el esper, dado a que Isxa era una lamia que conoció cuando de niños solía escapar del palacio, en aquel entonces una lamia a hurtadillas, merodeaba por la capital disfrazada de humana, tanto por curiosidad como para comprar víveres.

 

Isxa oculta para descansar y quitarse su disfraz de humana, es pillada con la guardia baja por un niño humano, quien resultaría ser el pequeño principie Alistary Al-dub III Kalize. Pero aquel niño en lugar de asustarse de la mujer mitad serpiente, se maravilla por ella y solo sintió curiosidad haciendo preguntas como “¿Cómo se siente caminar sin piernas”?.

 

La lamia estaba sorprendida y a la vez se hecha a reír por la inusual actitud del niño, con quien no dudo en tener una conversación, de esa manera Alistary conoció sobre las lamias y sus “nidos” que eran la forma en que llamaban su hogar. El pequeño con un rostro inocente y una sonrisa exclamo “cuando sea adulto, quiero ser amigo de las lamias”, tales palabras llegaron de regocijo a la fémina criatura y saludo al pequeño con un apretón de su mano con su cola reptilita como símbolo de amistad, se retiró revelándole su nombre y el niño le dijo.

 

—“¿Puedo decirte Isxa?, ¡mucho gusto Isxa!”.

 

Rozuel recuerda que la propia Isxa en su último encuentro con ella, la propia lamia le confiesa que Roz era el segundo humano que le trato con amabilidad y que además no fue el primero en llamarle con ese apodo, de modo de que ese primer humano, es quien yace en frente suyo. Aquel fragmento de memoria de Alistary se remonta a sus 8 años de edad, y desde entonces ha estado reteniendo aquel recuerdo en lo más profundo de su psiquis, para nunca jamás olvidar a aquella lamia, ni siquiera su nombre completo que sería difícil de recordar para muchos humanos adultos.

 

—Nunca me olvide de Isxa -Dijo Alistary en voz alta con nostalgia —¡Entonces lo hare!, fomentare un mejor trato a las razas semihumanas, no solo a las lamias, también a los Anubian y Kamodos, si quiero construir un reino prospero, es necesario que todos los ciudadanos de Quíatar, sin importar su raza, puedan convivir entre ellos y tener las mejores oportunidades para dar lo mejor de sí y para el bienestar del reino.

 

No era una promesa jactanciosa, aquello no era un deseo de alarde, el propio regente quería realmente gobernar un reino donde humanos y semihumanos pudieran coexistir en buenos términos y con las mismas oportunidades, aunque para los estándares de las sociedades mayoritarias de Avalia era un sueño iluso, Alistary no quería darse por vencido y estaba preparado para aceptar aquel desafío con el fin de sentar las bases de un reino idóneo.

 

—Gracias, Rozuel Drayt, charlar contigo ha sido de lo más satisfactorio, después de todo, no todos los días se tiene la emoción de conocer a una persona de otro mundo, eres un buen tipo, ¡sin duda mereces tener un reino propio!, ¡seguro y harás grandes maravillas!.

 

—Por favor Alistary, me das demasiado crédito -Opino el esper —«Tanto crédito como también cierto dios me lo dio».

 

Tener el favor y elogios de un monarca real de otro continente e incluso el de una deidad, ni el propio Rozuel se llegaría a creer que algo así podría ser cierto, de no ser por las experiencias propias vividas a los largos de estas “inesperadas” aventuras.

 

__________________________________________________________________

 

Con el pasar de los días aquel gran evento finalmente se dio, el banquete fue llevado a cabo en el palacio real de Nueva Alshabhala, nobleza de todas las clases fueron invitados, incluso varios oficiales rebeldes de la tribu Qusatjiat y los miembros de “El Corazón del Oasis”, tanto Amira como su protectora Namida, Berat y la Dalhani Malika. Muchas figuras que hicieron posible la derrota de Muer Afigad estaban allí presentes, los héroes ghrayb de Quíatar eran quienes más destacaban del resto.

 

Cantidades de bailarines, músicos tocando instrumentos y llenando el ambiente con sus melodías, abundantes mesas que servían comida de la más alta calidad, acompañado del mejor vino y otras bebidas alcohólicas, algunas provenientes de reinos extranjeros. Las charlas, bailes y risas compartidas estaban por doquier, fue una noche para no olvidar y el príncipe y/o sultán brindo un discurso para relatar los hechos sobre el intento de “Muer Afigad” de conspirar contra la familia real y como los rebeldes, fueron los héroes que lo impidieron.

 

—¡Muchos se unieron a la causa para detener al tirano de Muer!, ¡pero quienes comenzaron el movimiento que crecería para convertirse en la esperanza que salvaría a este reino fue la tribu Qusatjiat!, ¡Adil Salah Ayub! -Su nombre resonó en todo el salón y los rebeldes se enorgullecían se oírle —¡Fue el primero en levantar su espada y motivo con ello a valientes hombres, mujeres y semihumanos que lucharon para salvar a este reino de un trágico desenlace!, ¡Adil ya no se encuentra entre nosotros!, ¡entrego su vida por una buena causa y será recordado como un héroe para las generaciones venideras!.

 

Sus palabras fueron recibidas con vítores, con la revelación de las intenciones de Muer Afigad y sus ansias de conquista que conspiraban junto a miembros del “Consejo de la Duna”. La tribu Qusatjiat, semihumanos y sin olvidar s los ghrayb, estos últimos del poder de Rozuel Drayt hicieron posible la derrota de los tres Muhaqdad que habían cambiado su lealtad hacia Muer.

 

Fue entonces que en este gran banquete que se festeja la salvación del reino, el anuncio definitivo de Alistary Al-dub III Kalize como el nuevo regente y la mejora de la imagen de la tribu Qusatjiat, los semihumanos y los ghrayb. Si algo era bien conocido, era que la fuerte desconfianza hacia los extranjeros de otra tierra siempre era recurrente en Quíatar, un Trotamundos hoy marcaria esa diferencia.

 

El resto del evento prosiguió normalmente como toda festividad, entre conversaciones, comida y bailes, cierta bruja quería armarse de valor para invitar a cierto joven de su edad a la pista, pero alguien se le adelanto, una loba quien sonreía jubilosa compartir aquel gran momento con ese muchacho. La bruja solo pudo quedarse parada allí, resistiendo la tentación de desatar aquella amargura en su interior en la forma de un desahogo iracundo.

 

__________________________________________________________________

 

Varios días después – Puerto Jeda…

Amira y su protectora Namida, Berat y la Dalhani Malika, Arpue Asa Hablu, el sultán Alistary junto a su escolta el comandante Ahmad y la “guardia real dorada”, muchos conocidos de Rozuel y compañía que conocieron en su tiempo en Quíatar, estaban allí presente en puerto para la importante despedida.

 

Un barco con la capacidad para llevar casi 80 personas en su interior, portaba su propio “Porta-Remeros”, un artefacto mágico encargado de mover el barco mágicamente sin necesidad de intervención de mano de obra física, pero su desventaja radicaba en que era más lenta a comparación y alguien debía guiar el rumbo en que se desplazaba. En su interior llevaba una cantidad considerable de suministros de comida, agua y un “primito pero funcional” baño para hacer dichas necesidades biológicas.

 

La comida y agua aguantaría como a la vez sobraría hasta su llegada al reino de Idalica, recibieron una suma decente de oro en pequeñas pepitas, que le serviría para cambiar por dinero de Gresswold una vez llegado al continente. Todo el personal que manejaba el barco estaba conformado por 8 marineros fornidos con experiencia en viajes largos entre continentes.

 

Habiendo abordado el navío, el barco estaba listo para zarpar, todos los presentes en el puerto vitorean entre despedidas y agradecimientos a Rozuel y compañía, la “guardia real dorada” en formación le dedican un “larga vida a los héroes de ghrayb” por orden de su sultán y guiados en su exclamación por el comandante Ahmad. El barco salió del puerto y los héroes de otro continente habían emprendido su marcha de vuelta a su hogar.

 

El viaje les tomaría alrededor de un mes y medio o dos en total para llegar al puerto del reino de Idalica, tendrían bastante tiempo de sobra para descansar y el propio esper para ponerse al día con su equipamiento recuperado como la creación de más munición (por si las cosas al llegar allí llegaran a ser turbulentas).

 

—«Ahora que lo pienso, no hemos visto a Aleab en el puerto y tampoco en el banquete del palacio real, no se la ha vuelto a ver desde la confrontación con Muer Afigad» -Pensó el esper.

 

La desaparición de la trotamundos franco-americana fue extraño, más tomando en cuenta que no había ido a despedirse, quizás tuvo otros asuntos urgentes y por ello su ausencia, una lástima, fue el primer esper físicamente que Rozuel había conocido, aunque técnicamente Niels fue el primer esper que conoció en Avalia, el encuentro entre los dos no se llevó a cabo en un plano físico.

 

—«Una lástima, su habilidad realmente era bastante útil».

 

—Así que ya todos están a bordo y hemos zarpado -Una voz femenina familiar resalta cerca de los ghrayb.

 

Provenía de una mujer de etnia morena, una cabellera castaña con cola de caballo, poseía una estatura promedio de 180 centímetros, vestía una gruesa túnica marrón con blanco, anteriormente solía llevar contra su voluntad en su cuello un accesorio dorado de naturaleza mágica, tras la derrota de Muer Afigad, esta se le fue retirado.

 

—¿¡Aleab!? -Rozuel exclama reconociendo la identidad de aquella mujer de inmediato.

 

—¿Qué?, ¿por qué sorprendido de que este aquí?, ¿el sultán Alistary no les dijo nada?, supongo que lo dejo como una sorpresa, creo…

 

—¿Por qué estás aquí?.

 

Una cosa que llamo la atención del esper, es que él ya no tenía el anillo traductor puesto, se le fue obsequiado como un preciado recuerdo (dado a que solo es útil en el reino de Quíatar) pero lo había guardado y no lo utilizaba. Sin embargo, Aleab hablaba bastante bien el idioma del continente Gresswold, todos los compañeros de Rozuel podían entender a la Trotamundo reencarnada.

 

—Es cierto que Quíatar es donde nací y me crie, pero tengo varias razones para acompañarlos a ustedes, más para haberme tomado todo este tiempo de aprender el idioma de su continente -Aclaro ella —El sultán Alistary me ofreció un puesto para trabajar en conjunto con la “Guardia real dorada” con el uso de mis poderes, pero lo rechace.

 

De haber aceptado, a Aleab le habría deparado una vida llena de riqueza, comodidad y lujos, pero incluso con tal estilo de vida glamorosa, estaría bajo la mira de la organización criminal Tartib-Qaede. El propio Muer Afigad una vez hubiera completado su ambición, ya tenía planes de entregarle a dicha organización, quienes mostraban un enorme interés en sus “poderes únicos”.

 

¿Cuánto tardarían en llegar a ella ahora que Muer no estaba?, incluso con la inmensa seguridad del palacio real y la “guardia real dorada”, eventualmente tarde o temprano encontrarían una manera de colar a su gente por dentro y atraparla a ella con la guardia baja. De esa manera terminaría convirtiéndose en una “posesión” para ese vil grupo, de modo que una vez que Tartib-Qaede supo de su existencia y con Muer fuera de juego, tomarían parte de la inversión perdida con el Azim Alnabil, en hacerse con Aleab por sus habilidades únicas.

 

—Temo que un día, en lugar de despertar en una cómoda cama del palacio real, termine en una celda encadenada y con mis captores convirtiéndose en mis nuevos “amos”.

 

Tomando en cuenta que Tartib-Qaede colabora con Hyslamia, el comercio de esclavos más grande del continente de Sharya, medios mágicos para privarle su voluntad y obedecer sus órdenes, no les faltaría. De modo que la mejor elección que Aleab tenía para garantizar su seguridad, era comenzar de nuevo en otro continente donde dicha organización no tiene presencia alguna y por ello se adelantó en estudiar el idioma para acostumbrarle a la nueva lengua de las tierras en donde viviría a futuro.

 

La conversación es interrumpida cuando tres individuos desconocidos se suben al barco, su acto de presencia es sentida por todos los presentes allí, frente a Rozuel y compañía se encontraba tres sujetos de piel morena del cual ninguna usaba calzado. Dos tenían el pelo corto, vestían túnicas ligeras, turbante y pantalón largo de tela, el tercero que se encontraba en medio y erigía como líder no llevaba más que un pantalón largo, larga cabellera negra y era el más corpulento del grupo.

 

Uno cargaba un arco en su espalda, el segundo llevaba una cobra alrededor de su cuello y el tercero portaba una espada curvada pesada de 120 centímetros enfundaba en su retaguardia, Rozuel como el resto se mostraba en guardia y con el rifle de asalto AK-47 en sus manos preparada para disparar.

 

El extraño de larga cabellera y espada curvada pesada muestra ante la mirada de toda una moneda plateada que cabía que la palma de su mano, tenía grabado el rostro de una mujer y alrededor de esta yacían otras tres caras más pequeñas que eran de carácter masculino. Esta misma moneda se les he arrojado hacia Rozuel, quien la atrapa con su mano izquierda.

 

—El clan Nezaria te devolverá el favor cuando lo necesites, solo debes mostrar la “ofrenda de redención” y estaremos listo para salvar nuestra deuda -Hablo el fortachón en el idioma nativo de Gresswold.

 

Luego de dar su mensaje, acto seguido los tres saltan del barco, el resto le sigue para observar que el trio de individuos estaban montados sobre una serpiente marina del tamaño de un bote que se dirigía lentamente hacia el puerto Jeda.

 

—El clan Nezaria…

 

El linaje de aventureros más destacado de Quíatar, alguna vez apuntaron sus armas contra Rozuel Drayt, quien alguna vez fue llamado “el mensajero del reino de la agonía” y sobre su cabeza se ofrecía una recompensa de inmenso valor. Cuando Muer Afigad fue vencido y la verdad salió a la luz, la reputación de Roz fue limpiada y paso de convertirse a una figura infame a un héroe en toda la nación, entonces el clan Nezaria fue consciente de su error.

 

—Así que quieren compensármelo en un futuro, ¿eh?, je… nunca esta más de tenerlo por si acaso -Dijo el esper aceptando la moneda plateada.

 

__________________________________________________________________

Leer en tunovelaligera.com

 

En el Puerto Jeda, el sultán Alistary observaba la poca visibilidad del barco, en cuestión de unos minutos ya no estaría a la vista de nadie, se lamentaba de que alguien tan interesante como un Trotamundos no decidiera quedarse a su lado y servir a su reino.

 

—Echare de menos al muchacho, quisiera que pudiéramos verle algún día, pero considerando la distancia… será algo difícil -Opino Amira al lado de su majestad.

 

—También pensé lo mismo, por fortuna una joven bastante amable me ofreció la oportunidad para contactarme con él cuando llegué el momento.

 

Alistary enseño en sus manos una esfera de cristal completamente negro, pese a no sentir que emanara magia en su interior, estaba al tanto de las capacidades de la “habilidades únicas” de la persona que preciaba de este tipo de objetos para funcionar, es por ello que guardo aquella esfera como si de un valioso tesoro nacional se tratara.

 

—Quizás pasen meses o años, pero sin duda volveré a ponerme en contacto con ese muchacho, anhelo que mi reino establezca relaciones diplomáticas con él y quien sabe… también con le nación que le respalde.

 

__________________________________________________________________

 

En medio del desierto, ubicado en la entrada al salón subterráneo secreto, el silencio absoluto inundaba el ambiente, hasta que repentinamente una leve tormenta de arena surge en los alrededores. Pero lo extraño era que aquella tormenta arenosa solo cubría una pequeña proporción de la zona, ubicándose en el centro que era la entrada al salón subterráneo.

 

De repente una figura de arena surge de las escaleras de abajo, un ser fantasmagórico hecho con la arena de aquella tormenta levantada, este ser camina hasta salir de al exterior y pisar el suelo, se detiene y mira el cielo, no tenía rostro, orejas u boca, era un ser humanoide etéreo que usaba la arena para formar una apariencia física.

 

La tormenta de arena comienza a disminuir cuando el ser de arena camina unos metros más, luego desaparece y con ella la tormenta de arena cesa, toda la zona vuelve a retornar en calma y silencio.

 

__________________________________________________________________

 

Algunas semanas más tarde…

Habían transcurrido un tiempo desde la partida de los héroes Ghrayb, el reino continúa prosperando para recuperarse del daño que Muer Afigad dejo en su intento por hacer realdad su ambición. Ubicándonos en un oasis, cerca de allí se encontraba una cueva subterránea bien escondida del cual era habitado por una tribu de lamias.

 

Dos lamias se encontraban llenando una variedad de jarras de arcillas en el oasis que tenían en las cercanías, hasta que de repente son sorprendidos por un carruaje que era escoltados por un grupo de ocho soldados vestidos de armaduras doradas. Las lamias se muestran agresivas, si no huyeron de inmediato era que sus hermanas necesitaban de esa agua, querían luchar por lo suyo en lo que era su hogar.

 

Los soldados no reaccionaron ante la agresividad de las criaturas féminas, se mantuvieron en calma hasta que del carruaje alguien se baja, acercándose a las dos monstruosidades y con confianza hace un acto de reverencia, tal gesto sorprende a las lamias quienes hacen a un lado aquella hostilidad del principio.

 

—Mis más sinceras disculpas por esa intromisión, sé que es repentino, pero… ¿podría por favor tener unas palabras con la líder de su “nido”?.

 

Tal petición hecha con gentileza por un humano, ninguna lamia confiaría en ellos, pero aquellas dos sentían algo en especial en aquel humano que les mostraba ser algo digno de “confianza”. Es por ello que el humano convenció a su escolta de mantener la distancia, mientras él era llevado por las dos a aquella cueva oculta del oasis, allí conoció a la líder que dirigía aquella comunidad de lamias.

 

Su parte inferior era la de una serpiente, su cabeza era humana de un cuero cabelludo negro, con escamas en la región de los hombros, cuellos y oídos, con sus atributos femeninos al descubierto y una característica llamativa en ella era una cicatriz en el pecho el cual se extendida hacia el seno derecho, estando este mutilado.

 

—Hola Isxa, ha pasado tiempo.

 

El humano se presente ante la líder lamia, aquel joven era nada más y menos que el actual sultán Alistary Al-dub III Kalize, Isxaiha Silhith el cual era el nombre completo de “Isxa” miro su rostro y no tardo en reconocerle.

 

—Eres tú… la última vez que nos vimos eras un niño, sí que has crecido bastante -La lamia expresa alegría al volver a verle.

 

—También te echaba de menos, veo que la cicatriz es nueva… -Alistary noto su herida.

 

—Si, muchas cosas pasaron desde nuestro último encuentro, me convertí en la líder de mi “nido”, debo tomar riesgos para el bienestar de los míos.

 

Debido a que las lamias son consideradas “monstruos” y no “semihumanos” por la población en general, cosa diferencia con los Anubian, Kamodos o Beremitas, están obligadas a cazar su comida, recolectar su agua o si tienen suerte, encontrar maneras de infiltrarse a aldeas o poblados y hacerse con suministros.

 

—¿Pero te trae por aquí?, ¿y como has averiguado donde me encontraba? -Isxa estaba fascinada como sorprendido de que su amigo lograse ubicarla.

 

—Digamos que precise el servicio de leales exploradores e informantes, pasaron semanas para que sus hallazgos dieran sus frutos, cuando me dieron una lista de los “nidos” que descubrieron y las características físicas de sus “lideres”, no fue difícil ubicar cual era en la que estabas, siento interrumpir la privacidad de los tuyos, Isxa, es que no tenía otra alternativa para encontrarte -Le conto Alistary.

 

—Que te tomes tantas molestias… ¿por qué?.

 

—Yo me convertí en el actual sultán.

 

Cuando aquella revelación llego a sus oídos, tanto Isxa como los pocos que entendían el habla humana, llegaron a abrumarse con tal noticia, las lamias más inteligentes desconocían gran parte de la cultura humana, pero la mayoría sabían que el “sultán” era el líder de todo este reino. Isxa estaba boquiabierta cuando oyó de ese “niño” ahora hecho todo un adulto, se había convertido en el nuevo regente de Quíatar.

 

—Mi partida hacia aquí es un secreto, casi nadie en el palacio real lo sabe más que mis confidentes más leales, debía mantener la discreción, por eso fingí que partía una visita ceremonial con algo de escolta, cuando en realidad venir aquí era toda mi intención en realidad -Confeso el sultán.

 

—¿Por qué?, sabes que por quién eres actualmente, no deberías acercarte a las nuestras, no es bueno para tu imagen y algunas no dudarían en hacerte daño, ellas… odian a la humanidad y si ven al líder que las gobierna, podrían…

 

—Preguntas el “¿Por qué”? -Alistary le interrumpe y responde con sinceridad —El porque es “cuando sea adulto, quiero ser amigo de las lamias”.

 

El propio Alistary cito una frase que había dicho de niño cuando conoció por primera vez a Isxa, aunque quizás el contexto de aquella vez venia de un niño inocente, lo cierto es que aun tras haber llegado a su edad actual, seguía conservando ese deseo infantil de aquella vez porque quería hacerlo realidad.

 

—Como el sultán actual y el ultimo miembro de mi familia, tengo el objetivo personal de entablar buenas relaciones con las lamias, para que sean parte del reino y convivan con el resto de los habitantes de Quíatar en armonía, como también los Anubian y los Kamodos -Declaro Alistary.

 

—Eso es un objetivo bastante… difícil, su majestad.

 

—Quizás, pero ya tenía en mente realizar esta meta por si alguna vez llegara a tener algún territorio propio en mi poder o… llegara a convertirme en sultán algún día, lo cual siendo sincero jamás creí por un minuto que lo segundo fuera posible -Expreso Alistary honestamente —La verdad es que esta propuesta se llevaría a cabo en algunos meses, pero me dije a mi mismo “maldición ya soy el sultán” y preferí adelantarlo en las siguientes semanas, Rozuel Drayt hubiera hecho lo mismo en mi lugar.

 

Cuando el nombre del ghrayb resonó en toda la cueva, incluso las lamias que no entendían el habla humana, al oír su nombre miraron a Alistary con sumo interés, pero la verdad era que estaban regocijados a quien por su “nido” libero a los suyos y les dio además muchos suministros tanto para el viaje como para su hogar.

 

—Si, lo conocí en persona, fue por él que reconsideré adelantar mis planes para “mejorar mis relaciones con las lamias” -Dijo Alistary.

 

—Parece que hay mucho de lo que platicar.

 

La primera impresión de las lamias hacia el actual sultán resulto ser buena, más cuando llego a saberse que conoció y entablo amistad con Rozuel Drayt, Isxa y Alistary conversaron por un buen rato, compartiendo historias y poniéndose al día con los últimos acontecimientos.

 

Aquella charla finaliza con un apretón de mano, solo que Isxa en lugar de usar la suya, es su cola la que se aferra a la palma de Alistary y realiza el apretón, para las lamias, saludar con la cola era el auténtico símbolo de amistad. Tomaría tiempo, pero el sultán estaba más que comprometido a que las lamias sean parte de la sociedad de Quíatar, y permitir un trato justo (sin glorificar) a las razas semihumanas y crear una convivencia equilibrada con los humanos.

 

__________________________________________________________________

 

Puerto Jeda – Guarida oculta de la familia Bonavesse…

Un puñado de maleantes pertenecientes a la organización criminal habían conseguido sobrevivir a la masacre perpetrado en guarida principal en el reino de Quíatar, la razón detrás del porque es que se encontraban ausente cuando sus compañeros eran asesinados por el grupo de Ghrayb. Uno de ellos era un mago encapuchado pelinegro con mechones de azul oscuro, traía consigo un pergamino que coloca sobre una mesa.

 

—¿Qué diablos tiene eso? -Pregunto uno de los presentes.

 

—Los responsables que asesinaron a los nuestros aquí mismo -Contesto el mago pelinegro de mechones azules —Yo mismo los vi escapar de la guarida y les seguí, por supuesto, matarlos por mis propios medios estando solo, era imposible, de modo que tuve que recurrir a otras alternativas.

 

El pergamino contenía el dibujo de cuatro rostros bien detallados y al lado ponía las características físicas de cada uno de ellos, del cual se encontraban grabados la imagen de: Allum, Riza Gramwind, Tayra la Sargaria y Jhamel el Vigidente de “Ordinem Deam”.

 

—Yo mismo me encargue de activar el hechizo que acabo con la vida del único que no fue asesinado por ellos, lo tomaron como un “guía” para que lo llevaran a una zona en concreto, lo asesine con el sello mágico para que no “divulgara” algo innecesario que afectase a nuestra organización -Aseguro el mago —Fue una suerte que no me descubriera, el requisito exigía que estar en una proximidad de 1400 metros como un rango mínimo para activar el hechizo del sello mágico.

 

El mago mismo confiesa que al activarlo y ocasionar la muerte de su compañero hecho prisionero y “guía”, pudo en los escasos segundos que le quedaba de vida, ver lo que él veía, aprovecho y le dio un vistazo en detalle al rostro de los cuatro sujetos responsables de asesinar a todos en la guarida. Como mago tenía magia especializadas para el sigilo, lo que le facilito seguir al grupo y no ser descubierto, pero, además, estaban otras cualidades especiales en él.

 

—Puedo recordar todo lo que veo con un detalle casi preciso y… se dibujar, entonces memorice el rostro de esos cuatros bastardos y… aquí esta -Señalo el pergamino en el cual él mismo dibujo el rostro de cada uno de los responsables y describió sus atributos físicos.

 

Hace unos días muchos estuvieron presentes en el puerto Jeda para despedirse de un grupo de ghrayb que fueron aclamados como héroes del reino, por ayudar al vencer a un corrupto y ambicioso Azim Alnabil que casi se hace con el poder de Quíatar. Allí mismo se encontraban esos cuatros responsables de masacrar a los suyos, ahora sabían que se habían ido al continente de Gresswold.

 

—Quizás no pudimos matarlos en este continente, pero tenemos grabado sus rostros en el pergamino y ahora debemos informar al “jefe” de Gresswold sobre estos malditos y que sepa cómo se atrevieron a asesinar a miembros de la “familia Bonavesse”.

 

Con sus rostros dibujados y su identidad a medio descubrir, sabía que ellos estarían en Gresswold, el continente donde la “familia Bonavesse” centra todas sus actividades ilícitas y su fuerza principal. Cuando al “jefe” de dicha organización le llegue aquella información, Allum como Riza y compañía, se volverán enemigos buscados por la propia “familia Bonavesse” y como es de esperarse, que quienes se relacionen con ellos, también sean considerados como tal y sean objetivos de esa organización criminal.

 

—Cuando preparen la siguiente embarcación a Idalica, llevare con prioridad este pergamino e informare sobre todo lo ocurrido en nuestra guarida al “jefe”, esos miserables pagaran con su sangre, la de sus parientes y amigos -Aseguro el mago.

 

__________________________________________________________________

 

EPILOGO:

 

1) Con la muere de Muer Afigad, el linaje Afigad desaparece para siempre luego de varios siglos de generaciones, la ciudad de Naar´thue pasa a manos de un nuevo Azim Alnabil y desaparece todo registro como practica de la “política Afigad” bajo amenaza de muerte a quien la ejerza o mencione.

 

La prosperidad para las clases plebeyas empieza a hacerse más notorio y sienten con dicha el peso de la ausencia de un tirano caído.

 

2) El trato social a la tribu Qusatjiat comenzó a mejorar con el tiempo, sus relaciones con los habitantes de Quíatar ha dado un giro positivo, si bien la discriminación aún sigue existiendo, ya no es tan evidente como lo fue antaño. Los asentamientos Qusatjiat comienzan a prosperar y la presencia de miembros de dicha tribu en poblados y ciudades incrementa con el tiempo.

 

La figura de “Adil Salah Ayub” pasaría a ser considerada como un héroe dentro de la historia de Quíatar.

 

3) Después de meditarlo tanto, la “verdadera historia” del origen de la tribu Qusatjiat sale a la luz por la mano de la Dalhani Malika, al principio varios miembros vinieron esta revelación con pesadillas, asco y negación. Incluso llego al punto de llegar a influir negativamente en la imagen de la tribu ante los habitantes de Quíatar, más en especial a los historiadores y eruditos.

 

Pero la Dalhani no se dio por vencido, bajo el lema “olvidar la historia es condenarse a repetirla”, con el tiempo empezó a cambiar el punto de vista de aquellos que querían negar su existencia. Tardaran en asimilar aquella verdad, pero eran consciente que aceptar la oscuridad de su pasado, les permitiría avanzar hacia un mejor presente armonioso y velar por un futuro pacifico.

 

4) La ciudad de Askaatab, quien alguna vez fue gobernada por el benévolo Aqrame Shatuuel, tras la derrota de Muer Afigad, todos los nobles afiliados a Muer fueron encarcelados y la “política Afigad” prohibida. La ciudad actualmente prospera con un nuevo Azim Alnabil que sigue la política del difunto Aqrame, una estatua fue erigida en honor al anterior gobernador de estas tierras.

 

Esa ciudad se convertiría a futuro en unas de los sitios con más población semihumana en toda Quíatar.

 

5) La popularidad de “El Corazón del Oasis” incremento exorbitantemente, nobleza de todas partes del reino optan por visitarlo, incluido en secreto recibe a nobles de reinos vecinos que buscan un sitio en donde relajarse.

 

Amira Yuzquell consciente de que eventualmente una nueva alma deberá convertirse en el nuevo “núcleo” que reemplace a su hermana Hayat Yuzquell, con el fin de mantener “El Corazón del Oasis” por las próximas décadas, por amargo que le resultara esta tradición, sus futuros descendientes tendrían para su desgracia llevar a cabo esta vital tarea. Aguarda con esperanza que algún día, pueda encontrar otros métodos para alimentar al “núcleo” y romper este ciclo de sacrificios de vidas y almas.

 

Sea cual sea el camino que escoja, su fiel protectora Namida estará siempre allí para ella.

 

6) La Fortaleza Hasr fue reconstruida y reutilizada nuevamente, sus primeras ocupaciones no tardaron en llegar, teniendo que encargarse de todos los simpatizantes, traidores y conspiradores que apoyaron a Muer Afigad en su ambición de derrocar a la familia real Kalize y tomar el poder del reino.

 

7) La Apostata, quien alguna fue el escondite secreto del Muhaqdad apodado como “sabio Alnayits”, con la derrota de Muer, los rebeldes hicieron entrega del escondite a la familia real. Su supervisión a manos de varios eruditos llevó a descubrir fascinantes apuntes sobre la magia y como mejorar la producción como creación de artefactos mágicos.

 

Se plantea utilizarla con propósitos para la investigación en secreto sobre el desarrollo de nuevas armas y defensas mágicas, pero sin recurrir a las aberraciones de utilizar vidas humanas o semihumanas como el anterior propietario llevo a cabo. Según los rumores, una de las armas que se tiene en mente en mejorar a través de la magia, es un arma ígnea ya existente denominada “molotov”.

 

8) Bajo el liderazgo del sultán Alistary Al-dub III Kalize, nuevas reformas se llevan a cabo, en la rama militar se ha optado por reemplazar el sistema a de los tres lideres militares “Muhaqdad”, para modificarlo en que todo el poder de la comandancia recaiga en un solo hombre, quien llevaría el título de “Qaykhlis” (Leal comandante). Se rumorea que, entre los potenciales candidatos para ejercer dicho título, se encuentra un talentoso mago miembro de la tribu Qusatjiat.

 

9) Tras salir a la luz la conspiración contra la familia real Kalize, el temor de nuevos traidores, espías o infiltrados encubiertos de otros reinos entre la gente de Quíatar o en el propio palacio real para hacer de las suyas, ha alimentado el temor de las autoridades, los consejeros y el propio Sultán.

 

Alistary inspirado por su conversación que llevo a cabo con Rozuel Drayt sobre su mundo natal, responde a la problemática con la creación de una unidad especializada llamada “Contrainteligencia”, dedicada a localizar a potenciales amenazas ocultas entre las sombras, desinformar a los informantes enemigos del reino y el cuidadoso control de información vital para Quíatar.

 

10) Un nuevo “Consejo de la duna” se crea bajo el liderazgo de Arpue Asa Hablu, reduciendo el número máximo de miembros de sus integrantes de 10 a 8 actualmente. Por primera vez en la historia, entre las filas se une un consejero semihumano, un demonio Beremita que ha demostrado inteligencia, sabiduría, lealtad y conocimiento.

 

Aunque se sospechosas que existen otras razones para haber permitido a un demonio permitir unirse al “consejo de la duna”, las circunstancias exactas permanecen en secreto por el propio Arpue y el sultán Alistary.

 

11) Viajeros y mercaderes han avistado numerosas veces en el desierto la presencia de un fantasma hecho de arena, tal entidad es de carácter inofensivo y su presencia por dichas zonas ha disminuido el nivel de asaltantes y malhechores, convirtiéndose en la ruta preferida por muchos para transitar.

 

Curiosamente, todas aquellas apariciones se dieron en las proximidades de la entrada al salón subterráneo secreto, sin embargo, conforme pasa el tiempo, la distancia de sus apariciones comienzan a manifestarse cada vez más lejos de dicho lugar.

 

12) Fiel a su palabra, el sultán Alistary invita al primer grupo de lamias a convivir en la capital del reino, Nueva Alshabhala, Isxaiha Silhith y su “nido” son los primeros en asentarse en una sociedad civilizada por primera vez en la historia del reino. Aunque las primeras semanas de adaptación resultaran complicadas, problemáticas y cargada de tensión, aquello supuso el primer paso para una mejor “convivencia” con la humanidad.

 

Los asentamientos de Kamodos fueron el siguiente paso para acercar a más semihumanos a convivir en poblados humanos, para fortuna la interacción como adaptación de esta raza resulto menos complicado, dado a que en el pasado muchos mantenían una relación comercial con varios humanos. La relación con los Anubian también ha presentado mejoras con el tiempo en la convivencia con las demás razas.

 

Como dato curioso, se ha notado que el recelo y malos tratos contra los “ghrayb” ha disminuido tras los acontecimientos de Muer Afigad.

 

13) El artefacto Logiano “Ustoria” fue entregado por los mismos rebeldes al actual sultán Alistary y su nuevo “consejo de la duna”, aún está pendiente conseguir un nuevo usuario para el artefacto mágico, mientras tanto ha sido guardado en una localización secreta. Según se cree, rumores afirman que este “sitio” se encuentra bajo tierra.

 

14) El comercio de esclavo más conocido de Sharya, “Hyslamia”, fue acusado por las autoridades del reino de Quíatar luego de descubrir pruebas que apuntan a la esclavización ilegal de varios aldeanos, como también miembros de la tribu Qusatjiat y semihumanos incluidos. También hay fuertes sospechas en torno a una “colaboración” con la organización criminal Tartib-Qaede, haciendo que su imagen se vea drásticamente perjudicada en el reino.

 

En consecuencia, muchos esclavos a la venta de “Hyslamia” en Quíatar fueron liberados tras una exhausta investigación que revelan haber terminado en dichas condiciones por principios no aceptados por el reino. El comercio de esclavos comienza a perder fuerza en el reino y con ello el poder e influencia de “Hyslamia” en Quíatar.

 

Entre los esclavos liberados, figuran una mujer y su hija, quienes buscan a un hombre llamado “Ihaj”.

 

15) Las razones como presencia de Alice Kyte y Livia Archan en el continente de Sharya desaparecieron sin dejar rastro o explicación alguna, pero estaba claro de que no sería la última vez que se sabría de algo sobre ellas.

 

16) Las alucinaciones de Crok comienza a intensificarse, lucha para mantener su mente en calma y cuerdo, mientras oculta aquellos vestigios de su pasado a sus actuales compañeros y amigos, ¿cuánto podría seguir soportándolo?, ¿y como repercutirá esto a futuro?, solo el tiempo lo sabe.

 

17) Quizás Rozuel no lo notara o simplemente no le prestara mucha atención, una discreta pero tensa relación de rivalidad se gestaba entre Riha Sharpsteel y Riza Gramwind, para bien o para mal, esto parecía apenas empezar.

 

__________________________________________________________________

 

EPILOGO 2:

 

Ubicación Desconocida…

Sobre una sala con paredes totalmente metálicas, repletas de engranajes de diversos tamaños, tubos enlazados a las paredes con el suelo con líneas azules marcadas en el suelo que daban el aspecto de circuitos e iluminación brindada por luces mágicas que se mantenían flotando en el aire.

 

En el centro se hallaba una especie de mesa cuadrada, la cual en el medio surge pequeñas partículas azules que toman la forma de un dispositivo de pantalla plana semejante a un televisor. Una puerta se abre automáticamente, ingresando alguien a la sala, la puerta se cierra por cuenta propia.

 

Aquel ser se identificaba como un individuo que portaba una armadura pesada de pie a cabeza, pero capaz de moverse con normalidad como si el peso no le afectara, sobre su casco tenía grabado tres pequeños círculos mágicos dentro de un triángulo azul, dicho casco carecía de orificios para la nariz, boca u rostro. Llevaba una túnica larga blanca que le cubría del cuello hasta la mitad de las piernas, aquel sujeto interactúa con la pantalla mágica de la mesa cuadrada con el hacer contacto con sus manos.

 

—“Bienvenido de nuevo supervisor adepto, los resultados de las actividades en el territorio indígena denominado Quíatar han finalizado” -Una voz femenina mecánica resuena de la pantalla mágica.

 

—¡Muéstrame! -Exclamo el sujeto de la armadura denominado como “Supervisor Adepto” con una gruesa voz masculina y al hablar los tres círculos brillaban con un tono azul.

 

—“Los Resultados Finales han sido: Un Fracaso total, Fabrica de Pragma-Icor destruido, presencia del Nexus en zona indígena de Quíatar; totalmente eliminadas”.

 

—¿¡Que!? -Exclamo el Supervisor Adepto con una voz cargada de decepción y enojo.

 

Una secuencia de numerosos fragmentos de recuerdos es cargada a la consciencia del supervisor Adepto, en ella se mostraba el “Taller” del Nexus en “La Apostata” y la confrontación de Ezequiel el “Ejecutor de Plata” contra Rozuel Drayt.

 

—“Advertencia: tecnología no mágica desconocida detectada” -La voz femenina mecánica resalto aquel mensaje con el mostrar en la pantalla mágica a Rozuel Drayt sosteniendo la ametralladora PK en sus manos.

 

—¿¡Un arma de semejante poder que no depende de magia!?, ¡eso es improbable!, ¡la Madre Suprema no aceptara tal aseveración!, las especies indígena de este mundo depende enteramente de la magia, todas sus armas no mágicas son básicas, primitivas y débiles -Concluyo el supervisor Adepto —¡Estas armas sin duda deben funcionar con algún mecanismo de magia!.

 

—“Los análisis han dado negativo en la detección de magia sobre la tecnología desconocida, no hay magia manipulable en su manifestación” -La voz mecánica conforma su punto.

 

—Luzbel, el ejecutor de la sombra también confronto a un adversario que utilizo unas armas parecidas… pero dado a que el combate se desarrolló fuera de una “Fabrica de Pragma-Icor” o una zona que no estaba conectada al “Nexus”, no se ha podido analizar a profundidad la información en sus memorias -recordó el Supervisor Adepto —¡La Madre Suprema querrá más información!.

 

Sobre la pantalla mágica se muestra varias imágenes de Rozuel Drayt confrontando a Luzbel, cuando en aquel entonces había sido “poseído” por Myldark.

 

—“Advertencia: se ha detectado datos corrompidos de “Memoria” de la Fábrica de Pragma-Icor de Quíatar, no es posible visualizar el momento de su destrucción”.

 

—¿¡Que!?, ¡es imposible!, todo lo que suceda en el interior de una “Fabrica” se queda grabado en la “memoria” conectada al “Nexus”, ¿dices que alguien destruyo la “Fabrica” de Quíatar y además no hay “registros visuales” alguno de cómo fue destruido?, ¡es como si me dijera que quien o quienes lo destruyeron, logro además encontrar una manera de burlar la “memoria” y corromper su registro!.

 

Aquella “Memoria” mostrados en la pantalla mágica solo llegaban hasta el combate de una semihumana Lupian contra la bruja Livia Archan, luego de eso, la pantalla se queda en completo silencio y no hay respaldo de saber que ocurrió después de aquellos eventos.

 

—Una tecnología de combate ajena a la magia manipulada por un joven humano… ¿incluso fue capaz de derrotar a Ezequiel el “Ejecutor de Plata”? -Dijo un desconcertado Supervisor Adepto —¡La Madre Suprema estará inconforme con estos datos, se precisa indagar más a fondo!, ¡Conéctame con la “consciencia” de Ezequiel “Ejecutor de Plata”!.

 

—“Estableciendo conexión con Consciencia”, “Establecido: Ezequiel, Ejecutor de Plata”.

 

—¿Dónde estoy?… -Una tercera voz resalta de la pantalla mágica.

 

La voz y presencia de Ezequiel se manifiestan en el lugar, solo que, en lugar de ser sobre un cuerpo físico, todo su “ser” yacía sobre la pantalla mágica.

 

—¿Es usted… Supervisor Adepto?.

 

—Ezequiel, Ejecutor de Plata, Madre Suprema te asigno la Fábrica de Pragma-Icor ubicada en el territorio indígena “Quíatar”, los resultados indican su destrucción confirmada con toda nuestra presencia eliminada en la zona, ¡La madre suprema exigirá una explicación de inmediato! -Fue la solicitud del supervisor Adepto.

 

—Yo… luche contra él… Rozuel Drayt… y una semihumana seguidora del humano… luego… no lo recuerdo… mi memoria… falla de registro…

 

—¿Qué?, ¿¡cómo que no lo recuerdas!?, ¡es inaceptable!, ¡La madre suprema no estará satisfecha con esta explicación!.

 

De repente ruidos mecánicos suceden a pocos metros del supervisor Adepto y la pantalla mágica, paredes de metales se deforman para hacer espacio y permitir el ingreso de alguien más. Un ser cuyo torso estaba enlazado a la pared y no poseía cintura ni piernas, portando vestiduras flexibles semejantes a una túnica, de atributos femeninos en su pecho y poseía cuatro largas extremidades de aspecto mecánicos. Su cabeza carecía de oídos, ni cabello o cejas, su nuca estaba conectado con pequeños tubos a una extraña rueda o manivela gigante que se encontraba a sus espaldas, girando constantemente.

 

—Madre Suprema -Exclamo el Supervisor Adepto postrado de rodillas.

 

—“Rozuel Drayt” -Pronuncia aquella entidad denominada Madre —“Se ha convertido en una amenaza que el Nexus debe reconsiderar”.

 

—Sabemos que este tal Rozuel Drayt colabora con esa molesta organización, Ordinem Deam, pero ellos solo suponen una resistencia minúscula y menor, ¡Lecius mientras tanto es una amenaza mayor! -Concluyo Supervisor Adepto.

 

—“Rozuel Drayt y Lecius deben ser considerados amenazas principales, mis ordenes han sido determinadas, el fracaso es inaceptable, el Nexus debe completarse a como dé lugar”.

 

Cuando “Madre” dirigió aquellas palabras, toda su presencia se desvanece y las paredes metálicas regresan a la normalidad.

 

—“Nuevas órdenes han sido establecidas” -La voz femenina de la pantalla mágica vuelve a hablar —“Se precisa más información sobre Rozuel Drayt y la tecnología desconocida que manipula”.

 

Aquella orden seria captada por el supervisor adepto y establecidas en los objetivos de todos los “Ejecutores”.

 

Continuara…

 

__________________________________________________________________

 

NOTAS FINALES:

https://forosdz.com/imagenes/continente-de-bidual-png.513795/

1: Reino de Quíatar

 

2: Zonas montañosas intransitables

 

3: Corredores de tierra (Únicas formas terrestre seguras de transitar entre los dos continentes)

 

4: Reino de Learis

 

5: Reino de Lirya

 

6: Reino de Isbail (Reino de los demonios Beremitas)

 

7: Reino de Varagaz (Reino Mercenario)

 

8: Reino de Egydomia

 

9: Reino de Ariq

 

10: Reino de Otiopa

 

11: Reino de Grex

 

12: Reino de Vroznea

 

13: Reino de Slaquia

 

14: Reino de Bruss

 

15: Reino de Polnore

 

16: Reino de Germach

 

17: Reino de Galiaz

 

18: Cordillera de los monstruos (zona neutral sin gobernar habitado por hordas de monstruos mágicos)

 

* El continente de Sharya en realidad se llama “Continente Bidual”, ya que es un continente divido en dos con cada uno su respetivo nombre, la razón por la que Gresswold se refiere a “Bidual” como Sharya, se debe a que casi toda la interacción comercial o diplomática entre ambos continentes, se lleva a cabo entre Gresswold y el lado de Sharya, además de ser el primero lado que contacto con Gresswold.

 

* Existen algunos comercios o relaciones diplomática con el continente de Ozerot, pero debido a que sus rutas marítimas son peligrosas, con más kilómetros y con una actual deficiente tecnológica naval (aun con magia), poco se atreven a transitarla y es por ello que la mayoría prefiere las rutas marítimas que conectan con el continente de Sharya, ya que son distancias más cortas y menos arriesgados.

 

* Las culturas y zonas geográficas de Sharya y Ozerot son muy distintas: En Sharya predominan zonas de biomas áridas, desiertos, extensas zonas de praderas y montañosas. En Ozerot predominan zonas más húmedas, bosques, selvas, incluso nevadas (solo presentes en reinos del norte como Bruss, Slaquia y algunas áreas de Polnore), hay pocas zonas áridas.

 

Étnicamente en el continente de Sharya su población es de piel bronceada o de piel negra, mientras que en continente de Ozerot predomina gente de piel blanca, existen población de piel bronceada en algunos reinos, pero estos últimos son minorías.

 

* Para cruzar el continente de Sharya al continente de Ozerot o viceversa, lo ideal es utilizar los dos únicos “corredores de tierra” que posee, eso se debe a que las “Zonas montañosas intransitables” están habitadas por hordas de monstruos tanto terrestres como aéreas, lo que hace incluso imposible cruzarla con criaturas voladoras domesticadas o invocadas.

 

Cruzar al otro continente por mar también es otra opción, pero las rutas marítimas son peligrosas y las más seguras se encuentran en el lado donde yace el océano Atlas (El Océano Atlas es el vasto mar que conecta al continente Gresswold y el continente Bidual).

 

* La Cordillera de los monstruos ubicada en el continente de Ozerot es una zona sin conquistar, área donde habitan la fauna salvaje mágica más peligrosa, como también áreas de diversas mazmorras mágicas. Aquí se encuentra la montaña más grande del mundo, la “montaña Rextrum” con una altitud de 10500 metros sobre el nivel del mar, se rumorea que allí se yace la mazmorra más difícil de toda Avalia y nadie ha puesto un pie aun en su interior.

 

NOTA: Como siempre, a falta de saber dibujar o usar programadas que traten de ello, tuve que recurrir a hacer un mapa con el “Paint master race”.

 

__________________________________________________________________

 

NOTA DEL AUTOR:

 

Me ha llevado su tiempo, pero finalmente pude publicar el ultimo capitulo que culmine con esta saga, ¡y es increíble lo que demore en terminarla!, esta saga comenzó con el capítulo 170 y se publicó el ‎26 ‎de ‎junio ‎de ‎2019, finalizando este día con el capítulo 285 publicado en 18 de mayo del 2022, con un total de 116 capítulos. Se ha convertido en la saga con más capítulos hasta la fecha y también la que más tiempo lleve escribiendo.

 

Pero eso no es todo, también se ha convertido en el capítulo más largo que haya escribido hasta la fecha, superando al ultimo capitulo de la saga anterior (Capitulo 169), para quienes no lo sepan el capitulo 169 tiene un total cerca de 11.000 caracteres escrito, mientras que este capitulo (el 285) ha alcanzado los 12.400 caracteres, es decir que esta saga se lleva de momento tres récords jajajaja XD.

 

Quisiera agradecer a todos los lectores que leen mi novela, es gracias a ustedes que Metalord Revolution sigue en pie, por darme un momentillo de su tiempo para dedicarle a esta novela que escribo como pasatiempo, ¡en verdad agradezco de corazón todo su apoyo =)!.

 

Conclusión de la quinta saga (Saga 5: Las tierras de Quíatar).

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!