You dont have javascript enabled! Please enable it!

MTSR Capítulo 8 Problemas domesticos

Modo noche

Luego de enviar a los artesanos de vuelta al taller, Ada nos llamó a cenar. La cena fue nuevamente maravillosa, además gracias a las compras de hoy pude comer verduras y carnes que antes no había comido, mientras comía mi segundo plato de carbonada Laura me quede mirando y dijo:

– Señorito, disculpe si me entrometo en algo que no debo pero ¿Está bien que coma con sus esclavos, sobre todo ahora que tiene un comedor nuevo?

– Siendo sincero no había pensado en eso, pero no veo el problema. Ya les dije, mientras estemos solos dejen ese asunto de la etiqueta y formalidades de lado –Respondí mientras seguía comiendo.

– Ven el amo señorito es chévere – Dijo Nadja mientras acariciaba lo que parecía ser un gato, esperen ¿De dónde saco ese gato?

– Nadja ¿Qué es y de dónde salió ese gato? – pregunte

– Es un bebe pantera garra sangrienta, lo conseguí de la misma carpa de donde conseguí a CopiCopi.

– ¿CopiCopi? –Pregunto Ada

– El osezno, por cierto no solo conseguí este gatito, también otras cosas. Están en el establo – Dijo orgullosa Nadja, por alguna razón temí lo peor.

Me pare dejando mi plato limpio y me dirigí al establo, todos mis esclavos me siguieron, el ánimo era bastante tenso, no sabíamos que esperar y la incertidumbre era algo peligroso. Al final la cosa no fue tan terrible, por instante pensé que encontraría un dragón o algo peor. Además del Osezno de Oso trueno y los cinco cachorros de Lobo Sombra, habían tres Panteras Garra Sangrienta, dos Cavadores y dos Águilas de Jade.
Con un cálculo rápido era imposible que comprara todo eso con solo dos monedas de oro. En primer lugar las Panteras Garra Sangrienta son panteras del tamaño de un perro, su falta de tamaño lo compensa con una increíble velocidad y unas garras que dejaban heridas que no cicatrizaban fácilmente. Los cavadores eran una especie de topos gigantes, son tan grandes como un perro pero más gordos, no ven bien y en lagunas zonas son una plaga, no sé qué uso les dará Nadja. Finalmente las Águilas de jade son águilas de color verdoso que habitan en las selvas, son un poco más pequeñas que las águilas normales pero son más veloces, se usan como vigías y aves de caza. Todas estas criaturas fácilmente podían alcanzar los 30 ó 20 oros.

-¿Está quiere saber cómo los conseguiste Nadja?- Pregunto Myrd

– El tipo de la carpa grande estaba asustado por la guardia, así que huyo dejando abandonados a estos chicos, así que Nadja hablo con la guardia y la guardia se los dio a Nadja a cambio de que pagáramos 10 monedas de oro más los permisos, por cierto Amo Señorito le debemos 10 monedas de oro a la guardia – Respondió sonriente Nadja.

– Creo que entiendo porque el jefe de tu aldea te mando a conocer el mundo, Nadja desde hoy tienes prohibido traer más animales a la casa o comprar cosas sin consultarme, todo lo que necesites para la mantención de los animales se los pedirás a Ada o Lowe y ellos deberán autorizar las compras ¿Quedo claro? – Dije en un tono molesto.

– Si amo señorito- Respondió Nadja cabizbaja

– Por ahora nos quedaremos con estos animales, entrénalos bien, eso incluye a la Sierpe de Roca que escondiste entre la paja- Le dije un poco más relajado, eso pareció animarla haciendo que mi regaño anterior perdiera poder, por alguna razón no podía enojarme con ella ¿Era porque parecía un cachorrito?

– ¿Una Sierpe de Roca? ¿Qué es eso? – Pregunto Ada

– Es una criatura bastante rara, me sorprende que la despreocupada de Nadja encontrara una, son serpientes que se alimentan de minerales de los cuales absorbe sus características. No son agresivas pero son cazadas por su piel mineral y por sus órganos internos. – Respondió Lowe.

– Es como dice Lowe, y por si no lo sabían, la serpiente en el emblema de mi familia es una Sierpe de Roca, por ello apenas vi su cola asomándose en la paja supe lo que era, Lowe activa tu bolsa – Dije mientras intentaba sacar el contenido de la bolsa mágica de Lowe, en ella había puesto minerales raros para atraer la atención de los artesanos, pero como no fue necesario quedaron ahí sin uso, al menos hasta que apareció la Sierpe de Roca. Tome las piedras y se las pase a Nadja- Dáselas de comer a la Sierpe, pero no se las des todas, elije aquellas que le den los mejores colores y tonos, a futuro usare esa sierpe como símbolo de la casa.

Nadja asintió con la cabeza y junto a Laura comenzaron a elegir los mejores colores, al final tendría una dieta a base de Mitryl, Lagrimas Verdes y Acero Mágico, si fuese una persona normal no pensaría siquiera usar esas piedras carísimas como comida, pero en mi caso es algo especial así que me dio lo mismo, hasta ahí todo bien si no fuese porque me entere que el nombre de la serpiente es Ale Segundo, creo que deberé castigar a Nadja.

 

Luego de ese evento tuve una semana tranquila,  ocasionalmente venían los artesanos a llevarse a Lowe para medir y hacer cálculos. Por otro lado Nadja además de cuidar la casa dedicaba gran parte de su tiempo a entrenar a su sequito de animales, por alguna razón la Sierpe de Roca se había encariñado conmigo y dormía en mi habitación en su propia mini cama, básicamente se había convertido en mi mascota. Ada y Laura mantenían la casa en la mejor condición posible y Myrd me ayuda a entrenar cuando no está cuidando la casa.

Todo parece perfecto pero me he dado cuenta de dos problemas serios. El primero es la condición de mi casa, a pesar de ser una construcción firme y segura tiene varios desperfectos que necesitan urgente la mano de un buen artesano. El segundo problema fue algo que descubrí gracias a mi habilidad de moverme sin hacer ruido. Como noble recibí una educación privilegiada, mis padres pagaron por adelantado mi educación básica y superior así que aun siendo huérfano asistí a la escuela, por ello cuando vi a Ada mirando los dibujos en el libro de receta intentando descifrar que decían las palabras que los acompañaban sentí un dolor en el pecho, así que tome una decisión, contrataría un tutor para que educara a mis esclavos.

Con todo lo anterior fui a la ciudad, Myrd me acompañaba a modo de escolta, pero más parecía una hermana mayor que cuida a su excéntrico hermano menor. Al primer lugar que fui fue al gremio de carpinteros, contrate un servicio de restauración como también una mejora del establo. Fue una transacción simple, al parecer la gente del pueblo llano no conoce completamente la situación de mi familia a diferencia de los grandes comerciantes.

Luego fui al gremio de comercio, necesitaba un profesor y el gremio de comercio era especialista en buscar al hombre adecuado para el trabajo adecuado. Cuando entre rápidamente una recepcionista se me acerco, era una mujer de unos cuarenta, piel bien cuidada, pelo rojizo peinado en una coleta .

Leer en tunovelaligera.com

– Conde Guld un gusto verlo en nuestra sucursal, mi nombre es Karin y seré su asistente personal cada vez que venga a nuestro gremio.

Cierto, soy un Conde. Viví tanto tiempo entre la gente común que olvide mi título nobiliario, le daré una propina por recordármelo. Sonreí y dije:

– Gracias, hoy me acompaña mi guardaespaldas Myrd, espero no sea una molestia.

– Para nada Conde Guld, es normal para la gente de su estatus ir acompañado, así que dígame ¿En qué puedo servirle? – respondió Karin.

– Necesito un tutor para mis sirvientes, de preferencia alguien que hable y lea más de dos idiomas que no tenga problemas con animales, ya que es mi afición coleccionarlos – Jamás admitiría que el zoológico que había en mi casa era culpa de una despreocupada chica lobo.- Pagare acorde al trabajo realizado.

Katia pareció dudar, como miembro del gremio de comercio sabía que mi familia había caído en desgracia pero que durante el último tiempo habíamos desembolsado grandes sumas de dinero en impuestos, materiales y permisos de tenencias de animales .

– Creo que tengo a la persona que necesita, acompáñeme a una oficina.

La acompañe a las oficinas que normalmente se usan para hacer tratos o ver asuntos secretos, eran habitaciones de piedra bien decoradas, poseían dos sillones y una mesa para el té. Me senté en uno de los sillones y Myrd se quedó de pie atrás de mí, me molesto un poco, pero recode que estábamos en público y había que mantener la etiqueta. Al rato ingreso Karin acompañada de una muchacha.

– Conde Guld, esta es la señorita Victoria Alnes, a pesar de su edad es una brillante estudiante de la Academia Imperial, posee calificaciones excelentes  y fue educada en una familia noble así que no veo problemas con su comportamiento.

La muchacha poseía rasgos delicados, su piel poseía un tono rosado  que acompañado con su cabello rubio le daban in aspecto angelical, no poseía muchas curvas, más bien era plana. Poseía ojos de color azul claro y boca pequeña. Vestía un vestido blanco bien decorado, pero una persona observadora podría darse cuenta que no era de su talla.

– Buenas tardes Señorita Victoria,  como ya sabe soy el Conde Guld, estoy buscando un tutor para mis esclavos y para mí. Estoy dispuesto a pagar el salario de mercado de un tutor y en caso de que sea necesario estaré dispuesto a dar alojamiento – Cuando dije lo del alojamiento los ojos de victoria brillaron, creo que mis sospechas son ciertas.

– Si es ese es el caso Conde Guld, estaría dispuesta a aceptar el puesto y el alojamiento. Manejo bastante bien la enseñanza ya que dado varias tutorías en la escuela como también a diversos hijos de comerciantes – Me respondió la señorita Victoria

– Ya veo, en tal caso no veo problemas en contratarla  – Respondí – pero antes de firmar el contrato quiero saber por qué huiste de tu casa.

Tanto Victoria como Karin me miraron asombradas, Karin rápidamente se lanzó al piso y comenzó a disculparse, con un gesto la hice callar y le pedí que se sentara.

– ¿Cómo lo supo Conde Guld? – Pregunto Victoria.

– Fue simple, la ropa que usas no es tuya, no te demoraste mucho en llegar por lo cual debías estar en el gremio, tus cuerpo huele a jabón barato como el que usan las recepcionistas del gremio, sin ofender Karin, así que al menos pasaste un día en el gremio, cuando entraste viste la mesa del té y al ver que no habían dulces te decepcionaste, lo cual por cierto fue una falta de modales hacia mi persona Karin, la próxima vez no lo dejare pasar, lo anterior quiere decir que no has comido bien. Pero lo que me hizo sospechar fueron dos cosas: Primero el hecho de que estudias en la Academia Imperial, solo los hijos de los nobles estudian ahí y ningún noble estaría tan necesitado de dinero para hacer caso omiso a su orgullo y enviar a su hija a trabajar. Y en segundo lugar fue que mi guardaespaldas te vio en el lobby del gremio con una maleta.

– Impresionante, es cierto Conde Guld, hui de casa para buscar un trabajo y ayudar en la situación de mi casa, espero no haberle causado molestias, me retiro.

– Adonde vas – Dije con una voz que podía congelar el fuego-  tu y yo no terminamos- Ella pareció petrificarse en el lugar, podía notar que tenía miedo, suspire – No temas – dije con un tono más amistoso-  Una cosa es que huiste de casa, otra distinta es si te contrato o no, y por ahora mañana mismo empezarías a trabajar en mi casa.

– ¿Es en serio? – Pregunto la hasta ahora muda Karin

– Así es ¿Quién mejor para comprender lo que es caer en desgracia que el Conde Guld? – Sonreí – ¿Entonces señorita Victoria, trabajaría para mí?

– Con mucho gusto  Conde Guld- Respondió sonriente Victoria.

 

 

Guardar Capitulo
Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.
error: Alerta: Los Capítulos están protegidos!!