Pequeña Quin Capítulo 181

Modo noche

– ¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

~Tap tap tap

~Fushhh

Silencio.

– ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!

~Tap tap tap

~Fushhh

Silencio

– ¡Woooooooooooooooooooooo!

|| Se recomienda un alto inmediato ||

Ajena a los conflictos, y muy lejos de ellos, una pequeña niña había gastado los últimos días repitiendo el mismo proceso. Lo que comenzó como un breve experimento, se convirtió rápidamente en su única actividad reciente.

Consumiendo periódicamente esos pequeños fragmentos de esencia elemental, no tardó en comprobar la misteriosa capacidad de su cuerpo para manipular cada elemento, y el objetivo de todo lo que había aprendido hasta entonces.

Aquel shock inicial le duró tanto como un pastel de fresa, y en poco tiempo ya estaba balbuceando con una sonrisa sobre lo increíble que eran ella y su maestro.

Sin embargo, si de entrenar se trataba, nada igualaba el tiempo que le dedicaba al control del hielo. Apenas fue capaz de formar un pequeño montículo por sí misma, una idea tomó forma en su mente.

Fue entonces cuando se giró hacia Draga, y la miró con una sonrisa tonta. Si la hermosa loba de las nieves no estuviese dormida, seguramente sus pelos se erizarían al verla. Esa pequeña parecía absolutamente inmune a sus constantes rechazos.

Se habían conocido hace casi un año, y desde entonces nunca había podido escapar de su ritmo, o entender cómo funcionaba su mente.

Actualmente se encontraba recostada, mirando de reojo la incansable actividad de su temporal compañera. Había comenzado a formar una pequeña rampa de hielo, que estaba sospechosamente apuntando en su dirección.

Con el pasar de los días, la rampa de hielo fue engordando sin pausa, hasta convertirse en un tobogán de altura creciente.

– ¡Waaaaaaaaaaaa…!

~Tap tap tap

~Fushhh

En este punto, su rutina consistía en subirse, lanzarse, volver corriendo hasta la base, agregar una capa de hielo, subirse, lanzarse, volver corriendo… y así sucesivamente. Draga había perdido la cuenta del ciclo, y desistido de esperar que se agote.

– Mmm… sólo una más…

|| Unir cultivo y disfrute es un método eficiente, pero el agotamiento físico no lo es ||

– He he… parece que si puedo cansarme, aunque sea super fuerte… – masculló, con sus parpados sintiéndose pesados.

|| Los cultivadores no son inmunes a la extenuación. Proceder al reposo es imperativo ||

– A la orden… – en tono militar. Levantó sus manos, en la cima del tobogán, y puso una amplia sonrisa – … conozco el mejor sitio del mundo para hacerlo. ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii…!

Se lanzó feliz por la pendiente, tomando impulso. Al llegar a los tramos finales, usó un último retazo de energía para saltar hacia adelante y salir despedida por el aire.

– Allí voy… princesaaaaaaaaaaa…

– ¡………!

Desprevenida, Draga abrió grande los ojos para ver a esa tormenta con forma humana que se acercaba rápidamente. Tuvo apenas un segundo para decidir si correrse o recibirla, pero un detalle sorpresivo evitó que intentara lo primero.

~Plop

Una niña de brazos abiertos cayó con precisión en su torso, y abrazó el abundante pelaje blanco. Ella giró su cabeza para observarla, incrédula de lo que veía.

Silencio.

– Zzzzzz…

¡Realmente estaba dormida!

¡Esa pequeña acababa de usarla de almohada!

Nunca creyó que le sucedería algo tan indignante en su vida. ¿Debería soltarla de vuelta?

|| Pregunta. ¿Por qué lo haces? ||

Fue entonces cuando una voz llegó a sus oídos. Entrecerró los ojos, mirando fijamente hacia el pecho de Quin durante varias respiraciones.

~ ………

|| Información denegada ||

Draga frunció el ceño, visiblemente molesta.

~ ………

|| Irrelevante. Actualmente no posees ningún privilegio frente a mí. ¿Deseas registrarte como compañera del portador? ||

~ ¡………!

|| Incorrecto. Sólo me debo a la razón y a mi maestro. Es mi deber detectar y exponer comportamientos irracionales e improductivos. Pregunta. ¿Por qué la rechazas? ||

Silencio.

Draga le dio un vistazo a Quin. Esa pequeña estaba durmiendo plácidamente, con una sonrisa en su rostro. Cada tanto podía escucharla murmurar alguna palabra en sueños.

Finalmente, resopló y retiró su vista.

~ ………

|| Las probabilidades de que no comprenda el motivo son del 0,02%. Mis probabilidades de adivinarlo eran 78%. Se han elevado al 85%. ||

~ ………

|| Debatir mi conocimiento es un acto fútil ||

~ ………

|| En base a tus palabras, una respuesta ha sido determinada. Análisis: Diriges tu malestar en la dirección equivocada ||

~ ………

|| Tales actos carecen de sustento lógico. Es sólo una niña en crecimiento. Al igual que tú ||

~ ¡………!

|| Según todos mis estándares. Pregunta. ¿Comprendes por qué se ha agotado manipulando hielo? ||

Silencio.

Draga hizo un gesto distraído, intentando mostrar ignorancia.

|| Respuesta confirmada. Desde que sus destinos están unidos a corto plazo, no hay beneficio práctico en estos sucesos. Si deseas partir a la brevedad, se recomienda una aproximación más objetiva ||

Ella puso una expresión pensativa. Realmente no sabía nada sobre esa niña, y llegó sin intenciones de cambiar eso. Ignorarla un tiempo y partir, un simple objetivo.

Que ingenua había sido.

Por supuesto, no esperaba que ignorarla fuese un reto de semejantes proporciones.

Durmiendo en su regazo, declarándose su amiga, decidiendo todo por su cuenta, incansable e indomable. Se había esforzado desde el primer día en ahogarla con esas molestas muestras de afecto.

¿Ese pequeño humano creía que caería ante sus encantos?

– Princesa… la mejor… – balbuceó Quin en sueños.

Ahí estaba otra vez.

Girando su cabeza para no observar esa adorable figura, Draga resopló al escucharla murmurar. Los ataques de esa niña eran sorpresivos y difíciles de evitar.

Resoplando una última vez, acomodó su cuerpo para dormir. “Definitivamente” no era para asegurarse de que Quin no se caiga. Descansó la cabeza sobre una garra, y lentamente cerró sus ojos.

Así, con la imagen de una niña recostada junto a un gran lobo blanco, un pacífico silencio volvió a reinar dentro de la montaña por el resto del día.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.