Sinners Land Capítulo 3 ¿Pesadilla?

Modo noche

Capítulo 3 ¿Pesadilla?

Después de un tiempo inconsciente, logré despertar.

Me encontraba en la gasolinera tumbado en el piso con un dolor de cabeza.

  • Coff coff…. ¿Fue un sueño?

“Se sentía tan real, incluso llegó a despertar el sentimiento de miedo que tanto me había costado reprimir”.

Me levanté lentamente, al parecer habían pasado varias horas desde que me había quedado dormido, al ver por una de las ventanas de la gasolinera pude ver como la luz se abría camino entre las hojas de los árboles.

La vista no era favorable, con tantos árboles la luz que lograba entrar no era mucha y sumando que aún no se iba la neblina, la capacidad para ver a mi alrededor no era buena.

Eché un vistazo rápido alrededor de la gasolinera y no llegué a ver nada raro.

  • Ufff… que sueño más raro.

“Tal vez fue una alucinación por el golpe que sufrí al chocar”.

En ese momento pase mi mano por donde guardaba mi daga y pistola para asegurarme si las tenía.

Al checar vi que tenía la daga, pero no tenía la pistola. El sentimiento de miedo volvió a recorrer todo mi cuerpo.

  • ¡¿Que?! ¿dónde está mi pistola?

Busque por toda la gasolinera pensando que se me habría caído el arma en alguna parte, pero no logré encontrarla. Después de un rato pensando me dispuse a mantener la calma y a salir de la gasolinera.

Me puse a buscar mi arma cerca de la gasolinera, pero no logré encontrarla, sintiendo el miedo invadir todo mi cuerpo me tomo un tiempo tomar la decisión de alejarme de la gasolinera.

  • Cálmate, todo fue un sueño… de seguro dejé caer el arma cuando estuve alucinando.

Al terminar de decir eso pude sentir un leve dolor en mi brazo derecho, me quité la gabardina para checar mi brazo, pero no encontré nada fuera de lo normal, exceptuando por el dolor y un hoyo en la gabardina.

  • Calma, calma esto de seguro se debe por andar alucinando.

Tome la daga en mi mano y entre poco a poco en el bosque alejándome de la gasolinera hasta el punto de voltear atrás y ya no poder verla.

Pase un tiempo buscando mi arma sin resultado alguno.

  • Mierda, aparte de no haber encontrado el arma creo que me perdí de nuevo.

Se escucharon sonidos de ramas rompiéndose.

  • Crack, crack.

Inmediatamente mire a mí alrededor mientras sostenía mi daga.

Haciendo esto vi a lo lejos una silueta de forma humana que se encontraba buscando algo en el suelo. Al parecer esta persona aun no me veía, por la distancia que nos separaba solo lograba ver su silueta por la niebla.

“¿Será un policía?”

Decidí no mostrarme por precaución, si era un policía y este lograba verme podía dar la alarma a los demás y empezaría una persecución en la cual estaría en desventaja ya que suelen estar acompañados por perros.

Me mantuve oculto viéndolo, esperaba poder ver hacia dónde se dirigía para ir al lado contrario. Lo que más me llamaba la atención de esta figura era lo alta que era, sin vacilar podía decir que estaba tocando los dos metros de altura.

Después de un tiempo la silueta se fué caminando a mi lado derecho. Vacilé por un momento y me fuí moviendo hacia mi lado izquierdo.

Estaba seguro de que si era un policía no estaría solo.

“Tendré que estar más al pendiente si es que quiero poder pasar desapercibido”.

Al final termine encontrando la gasolinera de nuevo. Di un suspiro de cansancio y me recargué en un árbol.

  • Al parecer estará difícil salir de este bosque.

Cerré un poco los ojos para poder pensar con calma.

  • Así que ya te despertaste.

Al escuchar esa frase; un escalofrío recorrió todo mi cuerpo haciendo que incluso saltará hacia delante, volteé para ver de dónde venía la voz, pero con la neblina y los árboles no podía llegar a ver dónde estaba la persona que había hablado, aun así, me puse en una posición defensiva.

  • ¿Quién carajos anda ahí?
  • Tranquilízate y más te vale que vayas guardando tu daga si no quieres salir lastimado.

“¿Un policía?… no…. Checando lo que dijo ya me había encontrado durmiendo en la gasolinera, si fuera un policía ya me habría arrestado en ese momento”.

Seguía mirando a mi alrededor sin poder llegar a ver a la persona.

  • ¡¿Dónde estás?!

Al momento de decirlo pude ver como una silueta iba saliendo entre los árboles acercándose lentamente.

Era una persona que llevaba unos trapos viejos puestos como ropa, pareciera que estuviera vestido como el siglo antes de cristo, aun así, lo que más me llamaba la atención de esta persona es que llevaba un cráneo de venado en la cabeza.

Mientras lo veía detalladamente supe que la persona que se encontraba enfrente de mí era la misma que había llegado a ver cuando estaba en el bosque.

En aquel momento no puede distinguirlo porque estaba cubierto por la niebla. Lo reconocí porque medía un poco más de dos metros de altura y siendo sinceros, no creo que haya muchas personas de dos metros de altura vagando por el bosque.

Sería un imbécil si no supiera que era la misma persona, y en verdad eran dos metros sin contar los cuernos del cráneo de ciervo.

“¿Será una de esas personas que vive alejada de la sociedad y vive dentro del bosque?”.

  • Baja la daga.
  • ¿Por qué debería escucharte?
  • Créeme es mejor que guardes la daga, pelear no nos traerá nada bueno.

Lo decía con una voz calmada, como si estuviera acostumbrado a esto o como si supiera que no podía hacer nada en contra de él.

No podía estar seguro si el hombre no estaba armado, aun si, basándome en sus apariencias difícilmente estaría relacionado con algún policía.

Las probabilidades de que quisiera hacerme daño eran pocas, además, si contábamos que ya me había encontrado durmiendo en la gasolinera, bajarían aún más las probabilidades.

Aun así, siempre estaba el otro porcentaje restante, tenía que apostar a la suerte, podía ser que fuera un loco suelto por el bosque, o podría ser simplemente una persona viviendo lejos de la sociedad.

  • ¿Cómo sé que no quieres hacerme daño?
  • ¿Si quisiera hacerlo crees que estaría hablando contigo ahora?

No me considero un asesino, no mato a gente como un loco.

Por la confianza que expresaba este tipo me hacía tener mis dudas sobre él, cómo ¿por qué no daba ninguna señal de miedo o precaución?

“¿Acaso cree que saldrá victorioso en una pelea contra alguien que está armado?”

Ni siquiera se había puesto nervioso cuando me vio con la daga en la mano y eso que tomé una postura para prepararme para luchar contra él.

Dejé escapar un suspiro y lentamente empecé a bajar la guardia y guardar la daga en mi pantalón.

Al momento de que vio que guarde mi arma la persona con cráneo de ciervo se quedó callada por un momento.

  • Siendo sinceros me esperaba más resistencia de tu parte.
  • ¿…? – me sorprendí cuando dijo eso.

“¿Planeaba pelear contra mí?”.

Antes de que sacara la daga de nuevo siguió hablando.

  • Después de todo… la pelea que tuviste anteriormente debió agitarte mucho.

“¿Cual pelea?… ¿Me vio disparándole a los policías mientras huía de ellos? ¿Vio cuando caí del barranco? o se refiere a…no… eso no pudo haber pasado”.

  • ¿A qué pelea te refieres?
  • ¿Cómo que a cuál pelea me refiero? Por supuesto me refiero a la pelea que tuviste con el demonio anteriormente.
  • ¡¿…?! – me quedé en shock por un breve momento.

“¿Estoy alucinando? o tal vez es un sueño”.

  • La verdad no pensaba ayudarte, normalmente la gente inexperta como tú que suele meterse a este bosque suele morir en segundos al toparse con un demonio y más si es uno de ese rango, pero en el momento en que te vi pelear…. no sé, sentí curiosidad por tu forma de pelear, normalmente no hay mucha gente que entre sola a este bosque y menos inexperta como tú y aun así pueda causarle unas buenas heridas a un demonio de rango devorador, aunque siendo sinceros hiciste un poco de trampa con la pistola que tenías, pero no es como si haya reglas para sobrevivir en este infierno Hahaha.
  • ¡…!
  • En el momento en que lograste cortarle una pierna con tan solo una daga me sorprendió tanto que decidí ayudarte.

“Esto debe ser un sueño….  de seguro aún estoy alucinando por el golpe que sufrí”.

Agite mi cabeza bruscamente para ver si podía dejar de alucinar, pero el hombre seguía parado frente a mí.

  • Esto no puede ser cierto.

El sujeto dio un suspiro cansado y hablo.

  • Que se le va a hacer, de seguro te generó un trauma el estar tan cerca de la muerte.
  • Esto no puede estar pasando… esa cosa no puede ser real.

El hombre se me quedó mirando, y pude sentir un sentimiento de sorpresa viniendo de él.

La verdad es que me era muy difícil ver su cara con el cráneo que tenía en la cabeza, incluso no podía llegar a ver sus ojos, solo veía los orificios del cráneo, como si no hubiera un rostro debajo del cráneo, pensaba que era debido al ángulo de vista que tenía de él, como era más alto que yo, podía ser que se me dificultara ver a través del cráneo, aun así, tuve la corazonada de que se había sorprendido por algo.

  • Chico…. No me digas que…. No… eso no puede ser posible.

Dio una pequeña pausa.

  • ¿De dónde vienes chico? ¿De qué zona de la Trinidad vienes?

No podía entender nada de lo que estaba pasando, trataba de mantener mi mente en calma para resolver todas las dudas que tenía en la cabeza, al final pude contestar con tranquilidad sin delatar aún más mi confusión.

  • No sé a qué te refieres con lo de la Trinidad, no conozco ninguna zona llamada así.

“Según yo, no estaba cerca de ninguna frontera del país y menos cerca de un lugar llamado Trinidad, esto no está teniendo ningún sentido, he estado hablando con este tipo por un largo momento, si hubiera sido una ilusión ya habría desaparecido ¿no?”.

  • No puede ser… ¡¿Eres nuevo?!
  • ¿Qué? ¿A qué te refieres con ser nuevo?

“Maldita sea, realmente en este punto estoy creyendo que me estoy volviendo completamente loco”.

En lo único que podía pensar era que el tipo que tenía en frente mencionaba la pelea que tuve contra esa bestia, si en verdad fue un sueño cómo es posible que este sujeto lo supiera.

“¿Fue real?”.

  • Si no sabes a qué me refiero; eso lo confirma. No me puedo creer que alguien nuevo haya podido sobrevivir a un ataque de un demonio y más de ese nivel.

Se me quedó mirando en silencio antes de seguir hablando

  • Mmm ¿qué tipo de vida llegaste a tener?
  • ¿Qué? no entiendo lo que quieres decir, pero el tipo de vida que tengo no es de tu incumbencia.

“Esto no puede estar pasando si esa cosa es real cómo es que nunca escuche de algo parecido a eso. Si se supiera de su existencia tal vez el mundo estaría vuelto loco, será que ¿era una persona que sufrió cambios en su cuerpo por las armas químicas?”.

Trataba de encontrarle lógica a todo lo que había pasado y aún no entendía porque el sujeto lo llamaba demonio, pero cuando recordaba cómo era el cuerpo de la criatura podía ser fácilmente clasificado como algo que no es de este mundo, por lo tanto, el nombre demonio le quedaría como anillo al dedo.

  • Mmm

Puso su mano en la barbilla de su cráneo como si estuviera pensando en algo.

  • No hay nada más que quiera decir, será mejor llevarte inconsciente.
  • ¿¡Que!?

Inmediatamente cuando escuché eso saqué la daga de mi pantalón y di unos pasos hacia atrás.

  • ….
  • Maldición esto no tiene ningún puto sentido, que es lo pasa en este maldito bosque.

El ambiente se puso tenso en cuestión de segundos, incluso el cambio fue tan rápido que llegue a pensar en voz alta.

La situación había cambiado muy rápidamente, ahora estaba enfrente de un enemigo que quería mantenerme inconsciente y quien sabe para qué carajos.

  • Ahora me pica más aún la curiosidad, veamos cuanto duras sin tu arma.
  • ¡Carajo!

En unos parpadeos el sujeto ya estaba casi a mi lado y estaba a punto de insertarme un golpe en el rostro. Para esquivar el golpe me vi forzado a dar unos pasos para atrás perdiendo el equilibro.

  • Lástima.

En el momento en que estaba en el suelo vi como la pierna del sujeto ya estaba cayendo hacia mis costillas.

Rápidamente rodé hacia mi izquierda para evitar el golpe.

  • “POOM”

Su pie golpeó la tierra mandando incluso algunas piedras a volar.

“¿Cómo es que puede tener tanta fuerza en las piernas?, si hubiera recibido ese golpe ya no me quedaría ninguna costilla”.

Muy apenas pude esquivar el golpe, siempre podía contar con mis reflejos rápidos, pero este hombre me sobrepasaba en velocidad.

Después de haber esquivado el golpe el sujeto dejó salir un silbido de asombro.

  • Ha buen movimiento.

“Este sujeto solo me está considerando una manera de divertirse”.

Me paré rápidamente mientras seguía mirándolo fijamente, puse mis brazos en forma de defensa mientras sujetaba mi daga. Otro parpadeo y estaba a mi lado de nuevo.

“¿Otra vez el mismo golpe?”

El golpe venía hacia mi rostro de nuevo.

Agaché mi cabeza y me moví en su dirección de tal manera en que estaba pasando por debajo de su brazo, en el instante en que llegué a su espalda moví la daga que tenía en mi brazo derecho hacia atrás para encajársela en sus costillas, al momento de realizar la acción la daga traspasó su ropa rasgándola por completo.

  • Tch.

Después de esto sentí como el sujeto agarró mi brazo derecho, con una mano me jaló hacia adelante de él, mientras que con el otro brazo me tiraba un golpe con su codo en las costillas.

  • ¡AGH!

En el mismo movimiento el sujeto aprovecho para tirarme al suelo. En el momento que toqué el suelo le metí una patada en el cráneo con toda mi fuerza para después tirarle una pata con la misma pierna en el abdomen para mandarlo hacia atrás. Haciendo esto, logré liberarme de su agarre, me paré rápidamente y me distancié de él.

Todo esto pasó en unos segundos.

  • Maldición – lo dije con una respiración agitada.

Sentía un dolor muy fuerte en las costillas y mi pierna izquierda estaba temblando, al parecer él golpe que le había dado en el cráneo fué lo suficientemente fuerte como para dañar mi pierna.

  • Nada mal chico – lo decía mientras se sobaba el cráneo.

“Ni siquiera se ve afectado por los golpes que le di, además ¿cómo es posible que no lo haya cortado con la daga?”

Di una rápida mirada a su ropa y estaba cortada cierta parte, pero no había ni una gota de sangre.

En el momento en que realicé el corte sabía que había algo raro en el instante en que una daga toca la piel y la carne de la persona atravesándola pierde velocidad, pero no llegué a sentir nada impactando la daga, el corte solo llegó a rasguñar parte de su ropa.

  • Hahaha debió de dolerte el golpe que me diste – lo decía mientras veía mi pierna temblando.

“Maldición terminé más afectado que él”.

Sabía que no había posibilidades de escapar ya que este sujeto era más rápido que yo y mi pierna ya había quedado dañada por el golpe, solo me queda la opción de enfrentarlo.

Cargué hacia él apuntando mi daga hacia su estómago y soportando el dolor de la pierna.

Muchos pensarían que me había vuelto loco o me había rendido por hacer tal hazaña tan tonta, pero esto lo hice para disimular el verdadero golpe que quería darle.

  • Oh.

En el momento en que se preparaba para defenderse y recibir el golpe, me tire al suelo barriéndome para darle una patada con la otra pierna en una de sus piernas y así llegar a hacer que perdiera el equilibrio.

  • Mala idea.

En el momento que golpee su pierna el sujeto ni siquiera llegó a tambalearse. estaba seguro de que podría tumbarlo, pero resultó todo lo contrario, al ver que no / pude tumbarlo quede en shock por unos segundos, dejándome vulnerable, en ese instante el sujeto no dudo en darme una patada en el estómago.

  • ¡AHGGG!

El dolor fue tan fuerte que me quede revolcándome en el suelo. Era como si me hubieran golpeado el estómago con un mazo de acero.

  • Estuvo bien, pero no podemos darnos el lujo de perder más el tiempo y menos en este bosque.

Solo lo podía escuchar, ya que por el dolor tenía los ojos cerrados, en el momento en que pude abrir un poco el ojo izquierdo vi el golpe en dirección a mi cara.

“POOM”

[adinserter block=”16″]

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com