Sinners Land Capítulo 4 ¿Enemigo o aliado?

Modo noche

Capítulo 4 ¿Enemigo o aliado?

Empecé a abrir los ojos lentamente mientras seguía sintiendo un ardor en mi cara.

  • ¿AHH? – Quejidos.
  • Vaya despertaste rápido… no causes problemas, queda un tramo para llegar.

Cuando desperté por completo vi que el sujeto con el cráneo de venado me estaba cargando en su hombro y me sujetaba con un brazo. Al ver mi situación quise moverme lo más rápido posible para soltarme de su agarre.

  • ¡AAHH! Carajo.

Cuando hice el primer movimiento brusco sentí un fuerte dolor en mis costillas que hizo detener mi forcejeo.

  • Ni pienses en moverte, el dolor que sentirás por cada movimiento que hagas será demasiado intenso…
  • Coff, coff.

El daño que había sufrido era tan severo que incluso el gritar producía un intenso dolor y hacía que tosiera.

Cada pequeño movimiento era como una navaja entrando y saliendo de mi cuerpo.

  • Ha, estoy un poco sorprendido de que puedas resistir tal dolor, al parecer tu resistencia es mayor que la de muchas personas que he conocido, además calculaba que estarías desmayado unos dos días, pero mírate, en 27hrs estas moviendo la cola de nuevo.

Había cierta verdad en lo que decía, era casi imposible que una persona normal pudiera soportar esta clase de dolor, por el único motivo por el que he seguido consciente es por todos los años de tortura que sufrí. Acostumbrarse al dolor era la única opción que tenías si querías sobrevivir el día a día en esa cárcel. Muchos se volvieron locos por la situación tan escalofriante que vivíamos, tanto fue así que con el paso del tiempo muchos decidieron terminar con sus vidas antes que seguir sufriendo de tal manera.

  • ¡Ahg! – aún sentía el fuerte dolor.
  • Escucha, no soy tu enemigo.
  • ¿A sí?, si no eres mi enemigo ¿por qué me atacaste?
  • Porque es más sencillo de esta manera, créeme en un rato entenderás todo, así que quédate quieto y no me causes problemas.

Dio un movimiento para acomodarme en su hombro de nuevo, cuando hizo esto mis costillas golpearon contra su hombro.

  • ¡AHH! CARAJO – De nuevo sentí el intenso dolor.
  • Ups perdón, no fue intencional.

“Mierda al parecer me rompió varias costillas”.

  • De todos modos, el dolor no durará más de tres días.
  • Quien diría que fueras tan considerado – lo decía en un tono sarcástico.
  • Aunque te cueste creerlo fui lo más amable posible con esos golpes.
  • …..

Uno fácilmente podría pensar que solo estaba alardeando de su fuerza, pero el ver a esta persona meter una patada al suelo haciendo que el suelo se hundiera y las pierdas salieran volando hacia que se le considerará fuera de lo normal.

“Si es verdad lo que dice ¿Que tan fuerte será este sujeto?”

Por lo tanto, si decía que no había utilizado toda su fuerza aun después de haber presenciado anteriormente la fuerza de su patada, para mi merecía el veredicto de la duda.

“Ahora entiendo porque estaba tan confiado en el momento en que nos encontramos”.

  • ¿Me entregas a la policía?

Al decir esto el sujeto no dijo nada y paro por un momento.

  • ¿Qué ganarías con saber la respuesta? Dudo que puedas hacer algo en tu estado actual. – Lo dijo en un tono burlón y – Volvió a caminar.

“En mi situación actual no puedo hacer… nada, me quitó mi daga y he perdido mi pistola, además si contamos que actualmente estoy con dos o más costillas rotas, mis posibilidades de escapar son casi nulas”.

  • Me alegra saber que entiendes tu situación actual.

“Bastardo”.

  • ¿Lo haces por la recompensa?
  • Tch…  deja de hacer tantas preguntas me estas empezando a fastidiar. – Lo decía con una voz grave.

Di un suspiro leve y mire a mi alrededor, al parecer aun seguíamos en el bosque, como todo era parecido no podría saber cuánta distancia habíamos recorrido, pero por las horas que había mencionado anteriormente podría decir que al menos ya nos habíamos movido más de 100km.

Estuve pensando en formas de escapar, pero todas quedaban anuladas por el inmenso dolor que sentía al querer moverme

“¿Este será mi fin?”.

Seguimos avanzando por un rato en silencio, no sabría decir cuánto tiempo nos habíamos estado moviendo, pero calcularía que al menos fueron unas cuatro horas.

  • Descansaremos aquí.

Se acercó a un árbol y me bajo de sus hombros lentamente mientras me recargaba contra el árbol.

  • Está anocheciendo así que será mejor hacer una fogata… no tardaré mucho.

Con la neblina tan densa y la noche cayendo la figura del sujeto se perdió entre los árboles en cuestión de segundos.

Todo estaba calmado, era como si no hubiera ningún animal viviendo en este bosque, de vez en cuando se escuchaban uno que otro ruido extraño, pero en ese momento parecía como si estuviera en un panteón, solo se escuchaba el sonido de las hojas arrastradas por el viento.

Al principio me mantuve en alerta de lo que pasaba a mi alrededor al no escuchar nada me detuve a pensar en que no serviría de nada estar en alerta, pues en mi estado actual no era más que una presa fácil para cualquier animal o persona, las probabilidades de que pudiera huir eran muy bajas por no decir nulas.

Intenté moverme de nuevo, aunque el dolor seguía apareciendo sentía que era menos intenso a como lo había sentido en un principio.

En ese momento me maldecía por haber perdido mi pistola.

He peleado varias veces contra personas y muy pocas veces se me había complicado, tenía una buena experiencia en combate cuerpo a cuerpo, pero con este sujeto había perdido demasiado rápido, cada golpe que le daba parecía no tener efecto en él, la fuerza que poseía no era para tomárselo a broma y su velocidad de movimiento era completamente diferente comparándolo con otras personas con las que había peleado.

En el rato que estaba esperando sentía un ardor en mi rostro.

“Si mal no recuerdo, me golpeó en la cara para dejarme inconsciente”.

Toqué un poco mi cara para ver si estaba inflamada, pareciera como si nunca hubiera recibido un golpe, incluso llegué a presionar con fuerza en algunas partes a ver si sentía el dolor de los moretones, pero, solo había un leve dolor al pasar mi mano por mi frente.

El lugar donde tenía el dolor se podía limitar a un área muy pequeña.

“Supongo que el golpe que me dio para noquearme no fue tan fuerte… si no fue tan fuerte ¿cómo es que logró dejarme inconsciente?”.

Di un suspiro largo ya que no lograba entender lo que pasaba.

Intentaba mover mi cuerpo. Al moverme varias veces llegué a acostumbrarme al dolor que sentía haciendo que mentalmente ya no fuera tan doloroso.

Si hubiera sentido el mismo dolor cuando el sujeto me estaba cargando, era obvio que ni siquiera hubiera podido moverme.

Me paré lentamente mientras me recargaba en el árbol.

“El maldito decía que no era mi enemigo, pero que tan cierto puede ser esto, no contestó a mi pregunta de si me llevaría a la policía y no sé a qué parte del país me está llevando, que yo recuerde no hay ningún lugar llamado Trinidad en este país, ¿por qué se molestaría en decirme que no era mi enemigo?”.

  • Demonios, es imposible que alguien no quiera entregarme por la recompensa.

“Aun así… esta persona no se comporta como las demás personas con las que me he cruzado… la mayoría de la gente me muestra odio o temor, pero este sujeto no ha demostrado ninguna de estas dos características”.

  • ¿Qué estoy pensando? este sujeto no puede ser comparado con la gente normal.

Me llegaron recuerdos de cuando habían ofrecido una recompensa por mi captura; la mayoría de la gente al ver la cantidad de dinero en la televisión se emocionaban, mientras que otros pocos sentían temor.

Con el simple hecho de ver la cantidad de dinero que ofrecían por mi cabeza me ponía de mal humor, aun así, si no recuerdo mal, también decía en los carteles de la recompensa que se busca vivo o muerto.

“Ese sujeto con mucha facilidad ya me habría podido haber matado”.

Seguía parado apoyándome en el árbol mientras pensaba en todo.

“Si me voy ahorita mismo las probabilidades de que me pierda en el bosque son altas además no sé si esa criatura siga por ahí”.

Si escapaba y me encontraba con un policía en mi estado actual ni siquiera podría correr.

“No es que tenga muchas opciones”.

Mire al cielo mientras seguía con mis dudas, cada minuto que pasaba podía sentir el frío aumentando y abrazando mi cuerpo.

  • Creo que es suficiente de estar huyendo.

“Si tengo que morir que así sea, aunque mi sueño fuera el tener una vida tranquila jamás podría hacerse realidad con la culpa que cargo”.

Volví a sentarme y pasaron unos minutos.

  • Maldita sea no he comido nada durante casi un día y medio, ¿dónde habré deje la bolsa de comida chatarra que me encontré?

Busqué en la bolsa de mi gabardina, pero no pude encontrarla.

  • No me creo que haya perdido también mi bolsa de comida chatarra.

“Si no encuentro algo que comer pronto tendré que buscar al menos algunos insectos para poder llenar mi estómago”.

Cuando me detuve a contemplar mi situación pude sentir de nuevo la extraña sensación en mi cuerpo… de vez en cuando dejaba de poder sentir las texturas de mi alrededor.

Sé que suena un poco raro, pero al momento en que dejas de sentir el viento o llegas a tocar algo por algunos segundos y no sentías la textura, se siente extraño.

“¿Estaré alucinando?”.

  • Tch – chasquido con la lengua.

Seguía pasando los minutos, el viento aumentaba junto con el frío.

  • Maldición si ese sujeto vive aquí, no entiendo cómo puede llegar a sobrevivir con este frío y cubrirse con tan solo unos trapos viejos como ropa.

Pasaba el tiempo y no llegaba el sujeto.

“Sí que se está tomando su tiempo para tomar unas pequeñas ramas”

Pensaba en todo lo que me había pasado desde que había llegado a caer por el barranco como por ejemplo la gasolinera, esa criatura, el perder mi pistola, el bosque, la niebla tan espesa que pareciera que nunca se iría y este sujeto que me derrotó sin esfuerzo.

“¡ESPERA!… Si esa criatura era real significa que la figura que se puso delante de mí evitando que esa cosa me matara ¿era este sujeto?”.

Tenía tantas dudas en la cabeza que sentía que me empezaba a doler la cabeza.

Me quede viendo el cielo hasta que me empecé a sentirme cansado, pasaron los minutos y mis ojos empezaron a sentirse cada vez más pesados hasta que al poco tiempo me quede dormido.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com