Metalord Revolution 211 ESPIONAJE Y ACCIÓN

Modo noche

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Después de la charla y acuerdo establecida con la enigmática Trotamundos llamada Aleab, opte por no dormir aun (por razones obvias) y contarle de ello a Adil como también a Amira (más tarde se los diría a Riha y Crok). Adil yacía en su habitación, estaba a punto de dormir cuando le notifique de lo ocurrido, no tardamos en buscar a Amira y discutir del tema.

 

Los tres terminamos en la misma habitación donde se llevo a cabo la reunión de aquella vez para asaltar la Fortaleza Hasr, ahora el tema central era en torno a la Aleab, la enigmática servidora de Muer Afigad, que se ha ofrecido a cooperar con nosotros y espiar al enemigo. Por razones personales, tuve que ocultar su identidad como una Trotamundos, pero les conté como ella misma me ha confirmado que Muer y la organización criminal Tartib-Qaede, están colaborando.

 

—No me extraña que ese maldito de Muer tenga tanto apoyo -Dijo la propietaria de pelo turquesa con cierta preocupación —Que realmente este cooperando con esa organización, Tartib-Qaede podría ser dueña de todo el reino de Quíatar a este paso.

 

—Me preocupa más ese tal “Aleab”, no confió en ella -Opino el líder rebelde —Deberías destruir esa cosa cuanto antes -Señalo la esfera de cristal de mi mano.

 

—¿Con que sentido debería hacerlo?, ya sabe de nuestra ubicación, no… esta de más decir, que ella lo lleva sabiendo desde que lo traje conmigo después de lo ocurrido en la fortaleza Hasr -Expuse —Y hasta ahora, los hombres de Muer no nos han invadido, lo que me dice que puede que aun no nos haya delatado.

 

—¿Y si todo es obra de una trampa? -Pregunta Adil.

 

—Rozuel, ¿confías tanto en ella?, ¿por qué? -Amira manifiesta sus dudas.

 

Si les dijera que ella es una Trotamundos, como yo uno también, eso daría un apoyo notorio y relevante a la discusión, pudiendo tener la aprobación de los dos para confiar en Aleab. Pero no puedo exponerme de esa manera, debía convencerlos sin la necesidad de revelar tal verdad.

 

—Una corazonada, solo digamos que después de ser casi envenado por uno de los nuestros, estoy apostando en ver si puedo confiar en esta “potencial aliada espía” -Fue mi respuesta en ello.

 

Los dos sabían que “Red Dasmo” ya cumplía una función semejante de espiar al enemigo, pero contar con una espía capaz de escuchar en tiempo real todas las comunicaciones del ejercito de Muer era una oferta tentadora. Aleab misma ha asegurado que las fuerzas de Muer, dependen bastante del sistema de comunicación de su habilidad, ejerciéndolos en la forma de varias esferas de cristales.

 

—Saber donde se movilizarán, la cantidad de tropas estimadas y con la mayor certeza de estar alerta para corroborar cuanto estén aproximándose al “Corazón Del Oasis” -Fue mi punto —El “Red Dasmo” es útil, una espía es doblemente útil.

 

Amira estaba bastante convencida de esta “nueva aliada”, Adil por su parte, se lo pensaba demasiado por ser demasiado riesgoso, aunque tras los últimos acontecimientos (en referente al traidor), opto por apostar en mi idea de confiar en Aleab.

 

—Tengo un terrible presentimiento, si soy sincero -Dijo Adil —Pero… viendo como va este conflicto, y que Tartib-Qaede esta involucrado en el asunto, tener todos los aliados posibles es la mejor alternativa, si queremos ganar esta maldita guerra.

 

El dúo había aprobado entonces la colaboración con Aleab, de modo que ahora solo restaba esperar a la medianoche del siguiente día para volver a contactar con ella. Amira propuso que llegada la hora de volver en ponerse en contacto con Aleab, todos debemos hacerlo en esta misma sala, querían tener la oportunidad de hablar con ella también.

 

La reunión finalizo, y yo por fin me dispuse a ir a mi habitación a dormir, encontrándome a una Lupian profundamente dormida después de una cena satisfactoria (por la sonrisa en su rostro, la comida le cayó de maravilla).

 

—“Las cosas fueron bastante bien de lo que creí, solo falta volver a contactar con Aleab y cerrar el trato” -Pensé antes de cerrar los ojos y disponerme a dormir.

 

__________________________________________________________________

 

Para el amanecer, me reuní con Riha y Crok para contarles a los dos sobre Aleab (omitiendo el detalle de que es una Trotamundos), de que esta noche contactare otra vez con ella, y que ambos deben estar presentes en la sala donde estuve ayer. Después de que se lo comunicara, Riha se retira a entrenar su puntería con un par de balas extras que hice (calidad inferior a las básicas, pero con la disposición de una mayor cantidad) para no perder su destreza con la pistola, además de entrenar su habilidad mágica para que su cuerpo se recupere cuanto antes del debilitamiento de mana. En cuanto a Crok, decidí comunicarle la verdad sobre el origen de nuestra supuesta aliada.

 

—¿Una francesa? -Pregunto sorprendido el hombre amazona.

 

—Franco-americana para ser más exacto -Corregí —Pero si, al igual que tú, es también una Trotamundos.

 

—Si, pero es una esper, tiene una habilidad ESP como tú.

 

—Touché.

 

Crok no me mostraba reacciona a confiar en la tal Aleab, pero tampoco daba toda su aprobación, incluso sabiendo su origen, se mostraba mantener una postura neutral en cuanto a la decisión de depositar confianza en aquella mujer.

 

—Si es una reencarnada, ¿de que año crees que sea ella? -Pregunto Crok —Ahora sabemos que cada Trotamundos puede venir de una época distinta.

 

En efecto, yo provenía del año 2050, mientras que Crok nació en 1998, ¿de qué época será esta Trotamundos?, es una Esper, nos da una pista de que es del año 2016 en adelante (Fecha en que los Esper surgieron). ¿Seria alarmante enterarme de que pueda ser de una época mayor a la mía?, la verdad para mi seria todo lo contrario, siempre he querido saber que fue de la tierra después de que morí (en 2085), pero eso es solo una posibilidad, también puede ser de una época anterior, ya sea del 2030, 2040 o por ahí cerca.

 

—Supongo que lo sabremos a su momento -Concluí, quedándonos los dos aquella incógnita.

 

__________________________________________________________________

 

Corazón Del Oasis – 00:05 AM – Habitación del segundo piso…

Era la hora acordada, Adil y Amira estaban aquí, como también Riha y Crok, también nos acompañaban algunos hombres de confianza del líder rebelde (mismos que estaban reunidos cuanto se interrogo al traidor y el planeamiento del asalto a la Fortaleza Hasr).

 

—Es hora -Me dispuse a hablar en la esfera de cristal —Aleab, ¿estás ahí?.

 

Un incomodo silencio inundo la habitación por casi un minuto.

 

—“Estoy aquí” -Manifiesta ella su presencia en el artefacto cristalino.

 

La charla llevo casi una hora y media, al principio Adil seguía reacio a confiar en ella, pero a poco, mientras intercambiaba diálogos con Aleab, se mostraba un poco más convencido de que “quizás” la colaboración con la Trotamundos seria idóneo. Amira por su parte ya estaba segura de depositar su confianza en la desconocida “espía”, eso le llevo a hacer la siguiente pregunta.

 

—Tengo entendido de que casi todo el día estas cerca de Muer Afigad, ¿cómo podrías ayudarnos entonces a brindarnos información sobre lo que hace sus fuerzas con ese infeliz tan cerca? -Pregunto la propietaria —¿No corres el peligro de ser atrapada?.

 

La noche es el único periodo donde Aleab se encontraba sola, en la comodidad de su habitación, pero según ella, había prometido brindar continuos informes en casi “todo momento” en torno a las fuerzas armadas al servicio de Muer.

 

—“No se preocupen por eso, ahora que nos hemos puesto de acuerdo y confirmado esta alianza, solo queda hacer el resto” -Aclaro Aleab —“En unos días, obtendrán la respuesta que buscan, se harán con los medios para escuchar todas las comunicaciones de los soldados de Muer”.

 

Ella no solo lo aseguraba, tenia total y absoluta confianza en sus palabras, casi al equivalente de una promesa, entonces debíamos esperar unos días, algo “sucederá” que nos permitirá entonces obtener lo que Aleab declaro.

 

__________________________________________________________________

 

3 días después – Corazón del Oasis – mediodía…

Nadie de los rebeldes actuó durante este periodo de tiempo, el “Red Dasmo” se mantuvo vigilando de que las fuerzas de Muer no estuvieran tan cerca de algunas bases de los rebeldes o del corazón del Oasis. Fue en ese mismo día, que una inesperada visita llego al establecimiento, toco las puertas y fue atendido por los siervos como empleados de Amira.

 

Se presento antes todos, una joven muchacha de unos 20 años, corta cabellera marrón y vistiendo una elegante túnica que se asemejaba a una bailarina árabe, se presento como “Irza”, una sierva personal y fiel a Aleab. En sus manos llevaba un morral, del cual en su interior se encontraban 5 esferas de cristales, Irza no tardo en explicar el propósito de dichos objetos.

 

—Mi ama ha asegurado, que, con estos objetos, podrán oír todo lo que los hombres de Muer digan en sus respetivas esferas de cristales personales -Afirmo la sierva.

 

Las instrucciones para “activar” las esferas entregas por Irza eran simples, al tocar este solo con el dedo meñique, pronto voces empezaron a surgir del cristalino ítem, una voz masculina y que daba indicaciones de su posición, así como también de estar al mando de un numero de soldados a su disposición e intenciones. Aquello era un oficial o sargento con su propio grupo al mando de las fuerzas de Muer, revelando al dedillo tanto su localización y el estimado de efectivos a su lado. Irza toco las demás esferas, dando la manifestación de otras voces, otros soldados y más reportes.

 

Los rebeldes habían adquirido una fuente útil de información, el cual era proporcionada por el propio enemigo como tal, Irza explico que para “desactivar” las voces del objeto, solo hacía falta volverlo a tocar únicamente con el dedo meñique. La sierva de Aleab, tras hacernos entrega de las esferas de cristales y explicar su uso, se retira para regresar discretamente con su ama.

 

—Bueno, ¿ahora qué?.

 

Adil se hizo cargo con sus hombres de confianza para “monitorear” toda palabra manifestada en las esferas de cristales, si algo de mucha relevancia se llega a oír en estas, junto a la intervención del “Red Dasmo”, era la hora de un asalto coordinado. Sin embargo, aun persistía el problema de las perdidas llevadas a cabo en el lado de los rebeldes, no se podían permitir tantas bajas y yo no podía hacer todo el trabajo por mi cuenta, ojalá hubiese una manera de aumentar el potencial de fuerzas de los rebeldes y reducir considerablemente tales perdidas (y sin recurrir a prestar mis armas).

 

Con los pensamientos centrados en dicha problemática, al salir del corazón del oasis y caminar en el patio para tomar un poco de aire fresco, un exageradamente motivado Crok se me acerca corriendo llevando en sus manos una botella de vidrio con un liquido negro en su interior.

 

—¡Roz, Roz, Roz mira esto! -El emocionalmente excitado hombre amazonas señalaba la botella en sus manos.

 

—Si… puedo verlo Crok, cálmate un poco, pareces un adicto a la cafeína -Le conteste alentando a que bajara su entusiasmo un poco.

 

—Si, si… me calmare un poco, solo… mira esto, ¿sabes lo que es esto?.

 

Mirando detenidamente aquel liquido en el interior de la botella, su aspecto parecía muy aceitoso, lo que me llevo a abrir los ojos con inmensa impresión, porque comprendí entonces la naturaleza de aquel contenido negro.

 

—¿Dónde encontraste esto? -Le pregunte.

 

__________________________________________________________________

 

Cerca del Corazón del Oasis, se encontraba localizada una entrada a una cueva subterránea poco profunda, nos adentramos con una antorcha encendida a mano y en su interior fui guiado por Crok hasta llegar a una parte donde la cueva terminaba, pero en ese trayecto final estaba la principal atracción. Había un pozo del cual fluía más de ese liquido negro, esta burbujeaba y el olor que despedía era desagradable a más no poder, pero a Crok tal aroma no parecía afectarle en lo más mínimo. Cerca del pozo se encontraban cristales de luz iluminando dicha área, apagando la antorcha entonces.

 

—¿Puedes creerlo?, ¡es real! -Dijo acercándose al pozo con dicho liquido —¡Es oro negro!, ¡oro negro! -Grito emocionado.

 

Oro negro es una forma característica y popular de llamar al petróleo, habíamos dado con una reserva de esta ubicado en una cueva subterránea, no los habíamos descubierto, pues ya llevaba siendo utilizado hace tiempo. Según Crok, Amira y su gente, hace uso de este liquido negro para razones medicinales, como material para construcciones y como un aceite para ruedas de las carretas.  Por los lugareños el petróleo es conocido para ellos como “Tafna”.

 

—Jamás esperaría volver a ver esta maldita preciosidad en esta segunda vida -Dijo un emocionado Crok.

 

—De verdad pareces amar el petróleo, y si considero tu origen de por medio… que estereotipo tan simple -Opine.

 

—¿Qué? -Un confuso Crok pregunta.

 

—Nada, solo ideas mías.

 

Si bien, tal descubrimiento no era poco, realmente ver una fuente directa de esta valiosa sustancia es más que una buena noticia, la existencia del petróleo marcaria un punto vital en el futuro de este mundo. Pero ahora, en plena época de espadas, feudos y vehículos movidos por animales domesticados, será una larga espera.

 

—Imagina las posibilidades con esto en manos -Un Crok motivado aseguro.

 

—Siento romper tu burbuja de optimismo imaginario, pero esto no cambia nada a nuestro favor -Afirme crudamente —Aunque ahora tengamos acceso a una fuente de petróleo, eso no quiere decir que podamos contar de inmediato con la fuerza de “60 toneladas de democracia pura”, ese sueño esta muuuuuy lejos de momento.

 

—Si, es cierto… me emocione demasiado por casi poco -El hombre amazona lo admite sin más —Es una verdadera pena que no pudiéramos explotar, aunque sea en lo más mínimo, su gran capacidad bélica.

 

—“Explotar”, ¿eh?… -Replique aquello que dijo —Quizás… si… ¡es posible sacarle buen provecho a esto en esta guerra! -Afirmo con los brazos cruzados y una mirada ferviente en torno al petróleo.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Varios días después…

Una localización ubicada en las cercanías de un pueblo de Quíatar, allí se encontraba montada un campamento militar del cual era custodiada por casi cien efectivos. Pero la fuerza real de tal puesto contaba con más soldados, ya que varios escuadrones partieron desde esta ubicación a hacer misiones de búsqueda y destrucción de cuarteles o campamentos rebeldes.

 

—El escuadrón del sargento Yasqa volverá en un estimado de tres horas, señor -Un subordinado informa a su superior.

 

—Excelente soldado, mantente al tanto del retorno de las fuerzas de búsqueda -El oficial mayor ordeno.

 

—¡Si, mi oficial superior!.

 

El oficial superior tenía un rango mayor al sargento, pero menor a un lugarteniente, dirigía todo el campamento militar establecido y las fuerzas encargadas de enviar en búsqueda de actividad rebelde que debía ser aniquilada. El puesto establecido, montaba con un muro de madera levantada hace una semana a su alrededor, con cuatro torres de vigilancia levantadas en cada uno de los lados para vigilar posible presencia enemiga en la cercanía.

 

Con el caer de la noche, figuras sospechosas se acercan al campamento, era una fuerza rebelde, la componían tres docenas de guerreros, se estaban preparando para llevar a cabo su golpe. Dos arqueros se posicionaron cerca de las torres de vigilancia respetivas de uno de los lados extremos del muro de madera, tensando sus arcos al mismo tiempo.

 

Los guardias asignados a vigilar las torres de vigilancia, estaban en solitaria en sus respetivos puestos, con la vista en frente y una lanza como escudo a la mano, pero con negligencia hacían una vigilancia de talla mediocre, bostezando y dando al descubierto signos de cansancio en su deber. Fue entonces que los arqueros dispararon a la vez sus flechas y asestan un golpe critico en los guardias, el primero en el cuello y el segundo en la cien.

 

Acto seguido con un lado del campamento sin vigilancia y en plena oscuridad, los rebeldes montan el muro de madera sigilosamente de tal desprotegida parte y al escalarla ambos grupos, toman los puestos de vigilancia con sus respetivos vigilantes abatidos. En cada torre de vigilancia, lo ocupaban un total de 18 guerreros, un asalto se estaba por llevar a cabo.

 

Pero los rebeldes en lugar de cargar con sus espadas y armas blancas que portaban consigo, estaban por utilizar otra herramienta para su cometido de erradicación, varios llegaban consigo numerosas bolsas de tela. En su interior cargaban con botella hechas de arcilla, la parte superior estaba tapada con un pedazo de tela y cada botella cargaba en su interior un liquido que aumentaba el peso de transporte de este.

 

Los arqueros rebeldes atacaban desde la posición en la que se encontraban, liquidando primero a los guardias apostados en las torres de vigilancia restante, luego en soldados que patrullaban en los alrededores del campamento. Inevitablemente, algunos notan la agresión llevada a cabo por los guerreros rebeldes y dan la alarma.

 

De las tiendas montadas salen dispersos en grandes cantidades el resto de los soldados del campamento, docenas y docenas de ellos, con el oficial superior al mando.

 

—¡Esos malditos rebeldes se atreven a atacarnos de noche!, nos subestiman solo por tomarnos por sorpresa, ¡acaben con ellos! -Ordeno el mandamás de las fuerzas del campamento.

 

Pronto los rebeldes se verían superados por los tiradores del enemigo, pero he aquí la sorpresa, ellos esperaban que las fuerzas del enemigo se agruparan fuera de las tiendas de campaña. Los rebeldes pronto llevaron a la mano cuchillos encantados cuya hoja estaba imbuida con simple magia de fuego, haciendo que la cuchilla emitiera una temperatura elevada.

 

Con la hoja del cuchillo ardiendo a gran temperatura, la acercan a la tela que cubría la parte superior de las botellas de arcillas con el fin de encenderlas, con la tela quemándose, acto seguido arrojan entonces dicha botella hacia el enemigo. Las primeras caen en torno a escuadrones de arqueros, la botella de arcilla se parte en pedazos y fuego a montón es esparcido en gran volumen, una docena de estas desembocan un infierno entre las fuerzas del campamento.

 

__________________________________________________________________

 

Ciudad de Naar´thue (Dominio principal de Muer Afigad) – Habitación de Aleab en la medianoche…

En el suelo de la habitación se hallaba el cuerpo sin vida de una muchacha de 20 años, corta cabellera marrón y vistiendo una elegante túnica, aquella era la sirvienta de Aleab, Irza. El responsable de su muerte, era un hombre de 1,70 de altura, tez morena y cabellera gris, vestía una túnica blanca larga y llevaba puesto unas inusuales gafas de metal, aquel individuo era el Muhaqdad conocido como el “investigador Alnayits”.

 

—Vaya, vaya, vaya… te has portado muy mal en estos días, Aleab -Declaro el Muhaqdad

 

En el suelo, yacía totalmente sometida una mujer de cabello castaño con una cola de caballo y cuya vestimenta era una gruesa túnica marrón con blanco junto a un brazalete metálico dorado adherido a su cuello, era la misma Aleab. El brazalete de su cuello emitía un aura mágica con intensidad, provocándole un fuerte dolor a la mujer y haciendo que se encontrara totalmente vulnerable ante el Muhaqdad.

 

—¿En serio creías que no iba a descubrir tu pequeña “alianza” con los rebeldes? -El investigador pregunto con una sádica expresión en el rostro.

 

Continuara…

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.