Metalord Revolution 213 NAVÍO ALUCINANTE

Modo noche

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

—No bromeaba, en verdad hay uno aquí -Dije con incredulidad.

 

—Nunca antes había estado tan cerca de uno -Comento una alucinada Lupian.

 

—Este si es un operativo a la grande -Opino un Crok emocionado.

 

Frente a nosotros se hallaba sobre tierra, un genuino barco de guerra volador, habían descendido y aterrizado cerca de un oasis para aprovisionarse de agua y algún que otro alimento del paraje.

 

—La información de Aleab acertó, está aquí -Expuse con cierto regocijo.

 

Dos horas después de que el sol saliese, habíamos llegado al lugar indicado, nos dijo que, en esta dirección exacta, un barco volador de guerra de la fuerza armada de Muer Afigad, aterrizaría aquí mismo para repostarse de agua en un oasis. Tal barco volador, era uno de los tantos que patrullaban los alrededores en busca de bases o asentamientos rebeldes y destruirlos.

 

La información del barco de guerra volador era algo que no se podía conseguir de las bocas de los mismos soldados de Muer por medio de las esferas de cristales que la Trotamundos nos entregó a través de su sirvienta. Aleab, menciona que escucho una conversación en privado acerca de ello, dado que en ningún momento fue mencionado por las fuerzas de Muer en las esferas que poseían dichos soldados, haciendo imposible enterarse de ello. Pero he aquí ciertas incógnitas.

 

—“¿Las patrullas de barcos voladores siempre tienen el habito de aterrizar para provisionarse en lugares remotos del desierto o este es solo una oportunidad única?” -Me pregunte con notoria duda.

 

Si las patrullas ya han hecho alguna vez esto, ¿no deberían de informar a su gente?, o mínimo ya estar abastecido de antemano para no tener que hacer paradas absurdas como esta, por lo que se deja en claro, todo lo que hacen las fuerzas armadas de Muer, lo reportan al pie de la letra en los comunicadores de Aleab (esferas de cristal). Pero en esta ocasión, no fue el caso, lo que hace que esta oportunidad sea algo casual, surgido de repente, no negare que es una ocasión sublime para hacerse con un botín inmensurable (una unidad de combate aérea), pero no deja de parecer extraño y en parte sospechoso.

 

Como es el que caso habitual en este tipo de operaciones, los tres (Riha, Crok y yo) nos dispusimos en llevarlo a cabo por nuestras cuentas, por supuesto, miembros rebeldes se encontraban en las cercanías. Cuando capturemos el barco, haremos una señal, Crok invocara su espírano águila “Predator” y volara en circulo en el cielo cerca de la posición de los rebeldes escondidos. Sera la indicación para que salgan y se hagan con el navío militar volador.

 

—Recuerden, no debemos dañar DEMASIADO el barco, incapacitamos a los soldados en silencio, a cada uno de ellos -Indique la manera de proceder al grupo.

 

—¿Cuánto crees que hayan protegiendo ese barco? -Pregunto Riha.

 

—Debe haber una compañía allí, 100 soldados mínimo -Calculo el hombre amazona.

 

En términos de equipamiento, contaba con el rifle M89SR para mí, Riha hacia uso de una Beretta 92 como siempre y Crok de la M16, cada uno con un silenciador propio equipado. Por supuesto los supresores de sonido llevan su buen tiempo de producir y cuento con tres actualmente, por no mencionar que el MIP (Movimiento de Influjo Priónico). De alguna manera residuos de ESP yacen entre las cámaras internas del mecanismo supresor, haciendo que la disminución del sonido tras el disparo fuera mayor, claro que esta la desventaja, de que el cañón del arma como también el silenciador requiere mantenimiento por la acumulación de suciedad o pueden presentar dificultad en su uso prolongado.

 

Los tres nos encontrábamos en posición de cuerpo a tierra, con Riha a mi derecha y Crok la izquierda, a la vez, el Trotamundos americano observaba al enemigo con un telescopio, contando la cantidad de efectivos enemigos en los alrededores.

 

—12 soldados en total apostado fuera del barco, transportando el agua en barriles y cocos, nadie vigila en la cubierta del barco -Reporto el hombre amazona.

 

—¿Solo 12 soldados se encuentran fuera del barco?, muy poco para ser un escuadrón de 100 efectivos en totales, y es extraño que no haya uno solo haciendo guardia en la cubierta -Opine.

 

La posición en la que se encontraban situado cada soldado fuera del barco, era ideal para una rápida eliminación de un arma discreta como el rifle M89SR, la mayoría estaban distanciado y cubriendo un estimado de perímetros en la zona. Con eso, fácilmente puedo liquidarlos uno a uno, y antes de que alguien descubra el cuerpo de alguno, puedo silenciarlo antes de que ocurra tal acto. Pero lo que llama mi atención, era la ausencia de personal en la cubierta de su transporte volador, tal parte del barco es lo suficiente útil para hacer de una torre de vigilancia en este, pero no había nadie.

 

—El problema eran los 4 que están con los barriles, están demasiado cerca, si elimino a uno, no me dará tiempo para eliminar al resto rápido, los demás podrían alertar al resto -Concluí.

 

—Riha y yo podemos eliminar a esos restantes -Propuso el hombre amazona.

 

No encontrábamos a una distancia de 600 metros de la posición del oasis, Riha y Crok se acercarían sigilosamente, a la vez que elimino a los hostiles en las proximidades donde ellos se aproximan.

 

—Tengan cuidado -Di luz verde para iniciar el procedimiento de este operativo.

 

La Lupian y el Trotamundos americano agachados, emprendieron a acercarse haciendo uso de la arena para esconderse, la vestimenta de Crok estaba teñida con el color del arenoso paisaje dándole cierta ventaja de camuflaje (pero Riha no contaba con lo mismo). Apunte con el rifle M89SR al primer soldado que se encontraba a la suficiente distancia para poder avistar visualmente a los dos, nadie estaba muy cerca de él.

 

¡Bang!

 

Un suprimido sonido asesino es expulsado del cañón, el primero de varios cae, nadie se percata, los dos continúan su avance en sigilo, y yo me ocupo de eliminar a aquellos posibles sin alertar al resto. Uno de los 4 hombres encargados de los barriles pronto mira a su alrededor, su cabeza volteaba a todas direcciones como si buscara a alguien.

 

—Está buscando a los soldados que elimine.

 

A la distancia en donde se encontraban ellos, la arena hacia un buen trabajo escondiéndolos, pero pronto aquel hombre eleva su voz para llamar a algunos de ellos, era inevitable, pronto se dará cuenta y la sospecha le hará entender la situación. Apunto entonces a ese individuo.

 

—Chicos, les dejo el resto a ustedes…

 

Cuando el hombre está próximo a descubrir visualmente el cuerpo de uno de los abatidos, mi mira estaba enfocado en él, aprete del gatillo y el disparo asesta con un tiro critico en el pecho, cuando este cae agonizando, el resto de los tres restantes se dan cuenta y reaccionan ante su afligido compañero. Pero antes de que gritasen de la conmoción o dieran la alarma, dos de ellos reciben disparos en la cabeza y cuello, el tercero dos balas en el pecho, eran Crok y Riha. Ya lo suficiente cerca, escondidos en el follaje, esperaron el momento y luego abrieron fuego, el hombre amazona elimino a dos y Riha al tercero con disparo en la zona cardiaca.

 

—Zona despejada…

 

Crok me hacía señales con el brazo de que el área estaba ausente de posibles hostiles en los alrededores, lo que me dio rienda suelta de acercarme discretamente y reunirme con ellos, estábamos a escasos metros de la rampa que daba con la entrada al barco. Mirándolo más de cerca, este contaba con 4 cañones mágicos apostados cada uno en un punto cardinal exacto.

 

—Es un barco de guerra bastante costoso -Comento Crok.

 

—¿Cómo lo sabes? -Riha pregunto.

 

—Mi hogar era habitualmente asaltada por piratas y alguien alguna vez sirvió en el barco de uno donde conto su experiencia -Relata el hombre amazona —Por lo que se tiene entendido, el número de cañones mágicos de un barco de combate define la calidad de esta, por no mencionar lo caro que ya es hacerse con una, ya solo tres de esos cañones equivale en precio a un galeón entero.

 

Que esta embarcación este tan bien equipada, demuestra lo valioso que es, con cuatro cañones mágicos equipados sin duda serán de alto rendimiento, no sé cómo le darán uso los rebeldes, pero tal navío volador será un aporte bélico considerable.

 

—La entrada parece estar segura, sin vigilancia -Crok avisto con el telescopio.

 

—No permiso olores sospechoso sobre la entrada al galeón -Notifico Riha.

 

Sin contacto visual con el enemigo, o su aroma (ya fuera del metal de sus armas), tal grado de seguridad era un chiste, teníamos la entrada garantizada a la embarcación aérea mágica. Por supuesto, en esta parte no puedo contar con el M89SR, usar un arma semiautomática en un área con espacios cerrados sería muy arriesgado y estúpido.

 

Eso me lleva a hacer uso del AK-47, pero el problema aquí es que no posee un supresor de sonido para dicha arma, haciendo que dependa totalmente de Crok y Riha para el sigilo. Solo hare uso del rifle de asalto en casos muy necesarios, como verme rodeado o un sorpresivo ataque que amenace mi vida. También además me equipe el “Intense Iron – Modo Standard” para un mejor apoyo físico y proveer protección a mi torso de paso.

 

__________________________________________________________________

 

De la rampa llegamos a la cubierta del barco, nadie se encontraba en los alrededores, todos teníamos nuestra arma apuntando al frente, con un discreto avance y en total alerta.

 

—Sin contacto -Aseguro Crok en voz baja.

 

—Avancemos entonces -Sugerí.

 

Bajando por unas escaleras, descendimos a una sala que daban a varias puertas, era fácil intuir que algunas deben llevar a los camarotes de sus tripulantes, otra al del capitán a cargo, otra al almacén en donde se guardan los recursos (comida y agua) y debe haber otras salas de interés como una armería. Pero el lugar al que buscamos, era donde se encontraba situado el núcleo de la embarcación mágica, aquel que hace posible su levitación en el aire.

 

—¿Por cual vamos? -Pregunto Riha.

 

Empezamos a revisar habitación por habitación, aunque queríamos dar con la sala donde yace el núcleo, el objetivo principal seguía siendo eliminar toda resistencia en el barco. La primera habitación que dimos era una que llevaba a varios camarotes, con camas pocas cómodas pero que cumplían además del suficiente espacio (aunque estrecho) para albergar docenas de personas para un sueño necesario. La siguiente puerta que cruzamos nos llevó a una habitación lujosa, era evidente que esta pertenecía al capitán por derecho. Otra habitación parecía ser una sala para el ocio, pues se encontraban dados en la habitación sobre una gran mesa, hacían hincapié a juegos básicos de azar llevados a cabo aquí.

 

En todas las habitaciones que revisábamos, no había nadie, absolutamente NADIE, el navío aéreo estaba completamente vacío, miremos por donde miremos, lo que me llevo a plantear la siguiente pregunta.

 

—“¿Acaso esos 12 hombres que estaban afuera y conseguimos aniquilar, eran toda la tripulación en sí?” -Pregunte con confusión e inquietud.

 

Esto era demasiado sospechoso, bastante diría, ¿seria posible?, que un navío de guerra tan valioso disponga de tan poca tripulación, aunque parezca una noticia increíble, dado a que entonces nos haríamos casi inmediatamente con el barco. Sin embargo, no dejaba de tener un mal presentimiento, la escasa cantidad de resistencia, la facilidad con la que pudo eliminarse y que un barco volador de tan alta calidad sea puesto en manos de una tripulación pequeña como débil, ¿se supone que esto tiene sentido acaso?.

 

Eventualmente dimos con una sala en especial, aquella que buscamos al principio, aquella donde albergaba el núcleo del barco, o más bien los núcleos (pues eran dos). Estaban situados en el interior de una especie de caldera, eran dos corazas esféricas de hierro y encantado con la magia, su tamaño aproximado media casi una cabeza humana. Las “calderas” como tal no emitían fuego, pero se observaba la presencia de una barrera alrededor que mantenía a los núcleos dentro, una medida de defensa para protegerlas.

 

Desde este lugar, la magia se administra por todo el barco, permitiendo la levitación, el hecho de que tenga dos núcleos en lugar de uno, deja aun más en claro lo increíblemente valioso que esta embarcación. El número de núcleos mágicos determina la potencia tanto de vuelo, movimiento y resistencia de un barco volador, el número máximo que pueden albergar hasta la fecha es de 3. Cuatro cañones mágicos y dos núcleos principales, Muer Afigad si que equipa bastante bien a sus naves de guerra aéreas.

 

—¡Miren un cofre! -Declaro la Lupian señalando una dirección.

 

En efecto, en la misma sala de los núcleos, sobre la pared se encontraba un cofre de hierro, se veía viejo y oxidado.

 

—¿Crees que tenga algo de valor adentro? -Crok pregunto.

 

—Es similar a los anteriores -Exprese.

 

—¿Anteriores? -Crok pregunto confuso.

 

—¿No lo notaron?.

 

En los camarotes de la tripulación había muchos baúles de madera, pero entre ellos resaltaba un cofre de hierro, en el del capitán había otro bien escondido bajo una tela y luego en la sala donde habían dados sobre una mesa, se encontraba otro también.

 

—Si… es cierto, supongo que estaba más atento buscando a alguien que disparar que no me di cuenta -Se excuso Crok.

 

—Es extraño… -Riha comenta —No siento el aroma de ese cofre, a pesar de estar hecho de hierro, de metal, no percibo olor alguno.

 

De repente el cofre comienza a abrirse lentamente por cuenta propia, un gas incoloro y sin olor surge de su interior, inundando toda la sala en un segundo.

 

—¿¡Veneno!? -Exclamo un alarmado Crok.

 

—Es respirable… no me siento mal o débil -Una confusa Lupian noto al poder respirar el dichoso gas.

 

—¿Por qué un cofre expulsaría un gas tan inusual que no hace nada?, ¿con que propo…?

 

De repente todas las paredes comienzan a teñirse de una sustancia negra, una risa diabólica suena en mis oídos, miro a todas partes con el AK-47 apuntando al frente, Riha y Crok se ven alterados, asustados y nerviosos, ¿cómo termino todo así?. Hace solo casi nada, estábamos tranquilos y todo se veía normal, y de la nada, cosas extrañas de un ritmo sobrenatural surgen enseguida.

 

—¡Chicos!, ¿¡escuchan esas voces infantiles!? -Pregunto un asustado hombre amazona.

 

—¿¡Que son esos gritos de mujeres!?, ¿¡hay alguien en el barco siendo torturado a muerte!? -Una angustiada Riha pregunta.

 

Voces infantiles y gritos de mujeres, los dos escuchaban cosas que yo no podía percibir, y yo, escuchaba cosas que ellos eran incapaces de percibirlo tampoco.

 

—“¿Qué demonios esta ocurriendo aquí?” -Pregunte con inquietud.

 

Ya fuera por la histeria del momento o la abrumante confusión mezclado con ansiedad, salí de la habitación, en lugar de llegar a la sala principal que conectaba con todas las puertas hacia las demás habitaciones o pisos inferiores del navío, di con otro lugar irreconocible. Una habitación estrecha, cuadros lleno pinturas con personajes de horrores ilustrados en ellos que por alguna razón me parecían familiar. Desde una pareja escalofriante frente a un orfanato con niños sombríos, un segundo orfanato con el dibujo de un sacerdote de sádica expresión con una cruz en la mano y un látigo en la otra, los niños a su alrededor presentaban manos con heridas punzantes en la palma, y el tercer cuadro, representaba a un grupo de matones de alguna banda delincuente, pero concebidos con una apariencia demoniaca.

 

—¿¡Que clase de barco es este!?, ¡eso no tiene ningún sentido! -Exclame.

 

Los personajes de los cuadros reían, estaban vivos, una carcajada diabólica era exhalado de sus tétricas bocas, dentaduras inhumanas era claramente visible en ellos, sus solas voces me inquietaban, me intranquilizaban y el estrés psicológico aumentaba.

 

—¡Cállense!, ¡CÁLLENSE MALDITA SEA!.

 

En vano era protestar, pues estos seguían riendo, incluso más fuerte, podía sentir como su endemoniada risa llegaba a mis tímpanos, un dolor horrido y repulsivo, mi rostro estaba cubierto de sudor por tal agonía auditiva. No lo soporte más y decidí hacer algo al respeto.

 

—Si no van a callarse por las buenas… ¡ENTONCES LOS OBLIGARE POR LAS MALAS!.

 

Apunte el AK-47 y dispare en la modalidad automática, dando en cada cuadro que reía, cuando uno de estos tétricos personajes era destruido, su angustiante risa se detenía, dispare y no me detuve hasta destruir el ultimo cuadro. El silencio inundo la habitación, pero lejos de estar en paz, una ansiedad hace eco en mi ser, pues otro fenómeno anormal surge.

 

—Tienes que estar bromeando…

 

Los cuadros destruidos sangraban, si, literalmente expulsaban sangre de las “heridas” que deje del rifle de asalto en ellos, cada uno empezó a brotar pequeñas cantidades, luego el volumen del liquido rojo que expulsaba incrementaba. No tarde en darme cuenta que la presión de sangre de los cuadros destruidos seguía aumentando e inundaban la habitación.

 

—Tengo que salir aquí, tengo que salir de…

 

Para cuando voltee, la puerta por la que llegue ya no estaba, había desaparecido sin dejar rastro mínimo de que hubo alguna, la incertidumbre me invade, pues todo el sitio empezó a inundarse. En cuestión de segundos, me encontraba nadando en sangre, o mejor dicho ahogándome en ella, en sentido literal.

 

—¿Eh?… ¿puedo respirar?…

 

Y sin previo aviso, mi respiración circula con normalidad aun encontrándome en el interior de un baño de aquella roja esencia vital de origen sobrenatural, podía respirar a la perfección.

 

—“Ja ja ja… ¿aun no lo pillas?”.

 

Una voz masculina llega a mis oídos, por su tono sonaba adulta, procedía a mis espaldas, al voltear, lo primero que pensé en ver fue un cuadro más grande, pronto me di cuenta de que era un espejo, pero no uno ordinario. Mi reflejo no estaba en dicho objeto, pues en el otro lado de las cristalizadas paredes se encontraba un tipo enigmático cuya apariencia era ocultada por sombras, lo único visible en él, eran las iniciales “ML” en su brazo derecho.

 

—“Te han pillado chico, has caído derecho en su trampa”.

 

—¿”Trampa”?, ¿de quién?.

 

Toda la habitación tiembla, la sangre desaparece siendo absorbidos por numerosas grietas del suelo, el espejo se parte y la enigmática figura del hombre desaparece, números escombros caen sobre mí y por intuición me cubro con ambos brazos. Un flash repentino me deja ciego, mi vista se recupera momentáneamente, pero mi cuerpo se sienta muy débil e incapaz de moverse, yacía en posición boca arriba en el suelo con la cabeza inclinada a un lado.

 

—¿Alguien acaba de despertar?, me sorprende que alguien haya conseguido librarse del efecto alucinógeno de la “Daturia Vellgi” -Oigo la voz de un hombre hablar —Por no mencionar que la dosis de ese gas, la cree para ser bastante fuerte, pero da igual, pues la mezcle con otros ingredientes alquímicos, aun si logro superar el efecto alucinógeno, cada una de las extremidades estará paralizada en su totalidad.

 

No bromeaba, no podía mover mis brazos o piernas (mucho menos la cabeza), y la sensación de una fatiga o cansancio en exceso se hizo notorio en mí, ¿acaso ese gas contenía una droga con tales nocivos efectos?. Más importante, ¿quién era ese individuo?.

 

—¿Te pesa el cuerpo?, ¿sientes sueño?, la somnolencia es otro de sus causas, es una medida preventiva en caso de que alguien consiguiera resistir a la alucinación.

 

Era incapaz de voltear para ver quien era, pero no fue necesario, aquella persona se coloca en frente de mis ojos, ante mí se encontraba un joven de tez morena y cabellera gris, vestía una túnica blanca larga y llevaba puesto unas inusuales gafas de metal.

 

—No hay duda alguna, eres tú -Dijo ese enigmático hombre —Dulces sueños muchacho, tú y yo, tendremos una larga e interesante platica cuando recobres el conocimiento, y ya no padezcas cansancio en exceso.

 

Mis ojos se rinden, mi lucha para mantener mi consciencia se desvanece, el efecto de somnolencia me vence, ese sujeto de las gafas, todo esto… ahora lo entiendo. Nunca tuvimos oportunidad de tomar este barco volador, todo fue desde el principio planeado, habíamos caídos en una trampa.

 

Continuara…

Normal
0

21

false
false
false

ES-AR
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:8.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:107%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,sans-serif;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;
mso-fareast-language:EN-US;}

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.