Pequeña Quin Capítulo 165 – Sobre un equipo cautivo y un maestro cautivador.

Modo noche

//   NOTA: A falta de renders oficiales, la apariencia de Bran tiene un aire similar al de Guts joven. SÓLO REFERENCIAL :

 //

Los sueños y esperanzas de Anaya no tardaron en derrumbarse.

– ¿Eh?…

Lo que vio fue a un joven, de unos 15 años, de apariencia normal y un simple traje de entrenamiento gris oscuro. Su cultivo estaba apenas al borde de la 3ra fundación.

Se acercó a Máximo para ayudarlo, quién mostró una sorpresa similar ante este inesperado ayudante, pero rápidamente intercambiaron unas palabras y se movilizaron hacia su ubicación.

– Bueno… – rostro resignado – … al menos no estaré sola con ese bruto. Pondré a ese niño a mis pies en un segundo.

Pronto llegaron a su lado, y ella comenzó a jugar con su cabello, sonriendo hermosamente, mientras hacía una pose atractiva.

– Kuhum… saludos. Mi nombre es Anaya… – extiende delicadamente su mano hacia abajo, para ser besada.

Ambos miraron la mano, y luego a ella. Entonces Bran la agarró toscamente, moviéndola arriba y abajo.

– Bran.

Paso siguiente, ambos siguieron su camino, sin brindarle atención. La bestia seguía gruñendo, presta a incorporarse.

– ¡O-Oye!… – su sonrisa se deformó por la indignación, sintiendo su belleza ignorada. Hizo un esfuerzo por mantener la compostura – … joven Bran, vuelve aquí un momento.

Él se volteó para mirarla, y luego se dirigió a Máximo.

– ¿Están juntos?…

– Fuera de su nombre, no tengo la menor idea de quién es.

– Oh… – asintió, comprensivo – … deberíamos buscar un refugio seguro.

– Mmm…

Sin más palabras, como una pareja habitual, voltearon en dirección a los límites del enorme bosque. Tras semanas de lento viaje con Vetana, ya habían llegado al borde del segundo territorio.

La tez de Anaya se hundió del todo. Ya no era suficiente con uno ¡Hasta alguien más joven ignoraba sus encantos!

– ¡Oigan!… ¡Esperen ahí mismo!…

– ¡Groaaaaaa…!

Detrás suyo, la bestia había recuperado su posición natural, y comenzó a acercarse a un paso entorpecido pero firme.

– Buaaaaa… ¡Esperenme!… – corriendo hacia ellos – … ¡Brutos!… ¡Desalmados!… ¡Hombres sin corazón!…

Mientras ella alcanzaba al dúo, que avanzaba a paso veloz, en los labios de Bran se formó una sonrisa astuta.

 

 

~¡Trum!

El sonoro estruendo provenía del cielo, con abundantes nubes oscuras y ríos de agua fluyendo pesadamente hacia la superficie.

~!Trum!

En una cueva poco profunda, tres almas encontraban refugio, alrededor de una pequeña fogata.

– … entonces partí de mi aldea, con los únicos tres cultivadores en ella. Sólo dos conseguimos un puesto en la expedición.

Máximo había estado relatando brevemente su historia. Un cultivador independiente de Telonia, tenía 23 años y estaba a medio paso del dominio de tierra. No era un registro espectacular, pero decente.

Lo importante era la constancia en entrenar su cuerpo, algo habitual en su continente. Podían retrasar su cultivo, a cambio de experiencia y fuerza física.

A falta de grandes recursos, él siempre fue particularmente diligente en ello.

– Y… ¿Cuál es tu historia? Lo que hiciste antes fue muy hábil, considerando tu edad… – elogió sinceramente.

– No es una gran historia. Hijo de un herrero, obtuve el pase con algo de fortuna. Tengo cierta experiencia en batalla y…

Con vagas explicaciones, Bran aportó un contexto básico sobre su presencia allí. Dada su simple apariencia, no era muy difícil de lograr.

Anaya escuchaba al dúo, mientras peinaba su rubio cabello y mascullaba algunas frases sueltas sobre su poca fortuna.

Finalmente se hizo un momento de silencio.

-Hey… hey… – levantó la mano, moviéndola para llamar la atención – … ¿Quieren saber mi historia?…

El dúo la miró con escaso interés, y se encogió de hombros.

– ¡Ja!… ya ven… ¡Tampoco quería contarla!…

Sacudieron la cabeza. Esa mujer estaba totalmente fuera de su hábitat natural. Irónicamente, tendría unos 20 años, apenas un poco más que Vetana, y estaba en la 3ra fundación avanzada, pero no parecía ser de ninguna utilidad frente al peligro… o frente a ninguna cosa.

~!Trum!

El agua continuaba cayendo sin piedad en grandes cantidades, y se podía ver claramente por la gran apertura de la cueva, aunque el paisaje nocturno se volvía indistinguible a la distancia.

– ¿Vienen de la base?… ¿Cómo están las cosas?…

Indagó Bran.

– Mmm… – asintió – … hace un mes salimos de la ciudadela de hielo. Todos los imperios han formado un frente unido, pero es obvio que han sido coaccionados por el imperio central. En cualquier caso, los independientes tenemos ciertas libertades, pero los demás están bajo un control más estricto. Los grandes tiros tampoco se moverán sin noticias de los tres tesoros supremos.

– Oh…

Entonces, Máximo pareció recordar algo.

– Es cierto. Hay buenas noticias para ti.

– ¿Para mí?… – desprevenido.

– Así es. Supongo que estarás al tanto de lo ocurrido a la princesa de tu Imperio.

Bran sostuvo su expresión hábilmente. ¿La princesa Tiana? ¿Qué podría haberle sucedido?

No tenía forma de saberlo, ya que nunca estuvo en la base en primer lugar.

– Vaya… ¿Hay novedades?… – mostrando expectativa.

– Pues sí. Luego de estar perdida por tanto tiempo, reapareció de la nada. Los rumores dicen que desde entonces su comportamiento ha sido… – eligió cuidadosamente sus palabras – … algo extravagante.

– ¿Extravagante? Esas son noticias interesantes… – fingiendo interés – … en cuanto mi ayudante nos alcance, tendré que volver y ponerme al corriente.

– Cierto… tienes un ayudante. – recordó que Bran lo había mencionado vagamente al encontrarse – ¿Qué sucedió con él?…

– Con ella. – corrigió – Bueno… estaba cerca del lugar cuando nos separamos. Ella es un poco… inexperta… pero, debería encontrarnos pronto…

~!Toc!

Desde la zona de la entrada, una roca salió disparada hacia su cabeza.

– … o tal vez no… – protegiéndose con una mano, mientras ponía una mueca irónica.

Máximo levantó una ceja. No le parecía que el viento estuviera tan intenso allí afuera, pero no le dio demasiada importancia.

Bran extendió su percepción, para detectarla. Sin embargo, un segundo después, su tez relajada cambió abruptamente.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.