Pequeña Quin Capítulo 196

Modo noche

– ¿Eh… un hada?

La pequeña inclinó la cabeza ante esa descripción, sin dejar de atraer lentamente toda la esencia. La zona del impacto era especialmente intensa en grado y difícil de manipular.

– Es… Increi…ble… Hugh-…

En pocos minutos, la mayor parte de su cuerpo había recuperado algo de color, y con ello el dolor anteriormente refrenado.

Quin movía la cabeza, con expresión pensativa.

– Hada… mmm… eso suena bien. Quin, el hada misteriosa… mmm… mmm… – asintió cada vez más animada, con ojos estrellados- … junto a su princesa dragón… mmm… viajando por el mundo…

Comenzó a hacer gestos con sus manos, imaginando un futuro de aventura y emoción.

– Cof… cof. Quin… ¿P-Podrías… terminar primero?

El valiente joven observaba su explosión de energía, con rostro lamentable.

– He he… ups. – rascando su cabeza – Sí, sí… hada Quin a su servicio…

Detuvo su divagar para aliviarlo definitivamente. A pesar del dolor creciente, una gran sonrisa se formó en el rostro de Momoa cuando los últimos trozos de hielo cayeron de sus manos.

Sus protectores estaban hundidos con una profunda marca, y no parecían capaces de soportar más que un fuerte soplo. Sin embargo, unida a su temblorosa mano, una flor azulada de blanco tallo endulzaba la vista.

– Lo… hice… je je…

– Oh… esas flores son muy bonitas.

– Sí… padre estará orgulloso. Quin, mi… bolso, lo dejé en la cabaña. Hay una… pil…dora…

Señaló con dificultad el edificio a unos doscientos metros.

– Eso es fácil… – golpeando su pecho – … el hada médica te llevará…

– ¿Me… lleva-? ¡…!

Antes de que termine de hablar, Quin puso sus manos debajo, y lo cargó sin esfuerzo como a una princesa.

– Bienvenido al transporte Quin… disfrute su viaje… – imitando un tono formal.

Por un momento Momoa fue víctima de la sorpresa y la vergüenza por igual.

– Vaya… eres muy fuerte. – con una mueca incómoda – Las hadas… son tan misteriosas…

– Ejem… soy una pequeña super fuerte. Como un 8% de fuerte…

– ……..

¿Eso es algo bueno?

Pronto estaban en la cabaña. Quin lo recostó sobre la cama y le entregó su bolso.

– ¿Cómo estás? ¿Duele?…

– Yo… estaré bien. Gracias a ti.

– He he…

– Mi pueblo, es la cuna medicinal. Tengo una gran píldora sanadora… guardada para este momento. Sólo… debo descansar un tiempo.

– Mhm… bien. Eso está bien… descansa… buen chico…

Le dio unas palmaditas a su calva, recibiendo una extraña mirada de Momoa, y se volteó para salir.

– ¡Quin!…

– ¿Sí?…

– Tú… – expresión complicada – … no… no importa. Hablaremos luego. Ve…

– Esto… bien.

Momoa tomó una píldora verde de su bolso, y guardó la flor en un compartimento especial. El frío casi había desaparecido, pero el dolor parecía no olvidar ningún recoveco.

Pensando en esa niña solitaria, y lo que había presenciado hoy, cerró sus ojos lentamente.

Pero, otros ojos estaban muy abiertos fuera de allí.

– Estoy lista… acaba conmigo… – tono resignado.

|| Desarrolla ||

– Tú lo sabes… esta pequeña sufrirá otra injusticia en tus malvadas manos…

|| ……… ||

Silencio.

Quin había extendido sus brazos, como esperando sin defensa una cruel puñalada.

|| Has revelado parcialmente tus poderes. Tomando un riesgo, y a costa de perder créditos ||

Silencio.

Ella frunció los labios, saboreando el dolor.

|| Sin embargo, has juzgado la vida como un bien mayor al riesgo, y actuado en consecuencia de tu criterio. Por madurez y decisión, has obtenido +1p ||

Silencio.

Los labios de Quin seguían fruncidos, e inclinó su cabeza con una extraña expresión.

|| Tu reacción se ha desviado de lo estimado ||

– Emm… Lily…

|| Dime ||

– ¿Te has roto?…

|| ……… ||

Ante el silencio, su tez se tornó algo asustada.

– ¿Ehhh?… realmente te has-…

|| Estoy funcionando perfectamente. No puedo decir lo mismo de tus procesos cognitivos ||

– Waa… te estás metiendo conmigo. ¡O sea que estás bien!… ufff… que susto…

|| Tu actitud denota una escasa comprensión de mis parámetros lógicos. Debería retirar el crédito otorg- ||

– ¡¿Weeeeeeee….?! No, no no. Tus parámetros son hermosos, los mejores mejores… – alzó la voz al cielo – ¡Oh… cuanta grandeza parametral!… nada se le compara…

|| ……… ||

La pequeña continuó su engañosa alabanza por un tiempo, mientras se aceraba bajo el sol hasta el lugar donde Momoa ingresó al lago.

Entonces, su rostro cambió. Con las manos en la cintura, enfrentó la espejada superficie estrechando los ojos.

|| ¿Qué planeas? ||

– El tipo malo ha despertado… y lastimado a mi amigo. Esta pequeña no dejará las cosas así…

|| ¿Comprendes el riesgo? ||

– Hmpf… aunque sea super fuerte… tengo mi super arma invencible. ¡No le tengo miedo!

|| ¿Usarás un recurso de primer grado? ||

– Claro que sí. No puedo dejar esto pasar… de-fi-ni-ti-va-men-te…

|| ¿Consideras la venganza como una necesidad primaria? ||

– Bueno… como dije. Golpeó a mi amigo… y… eso… – agregó por lo bajo.

|| ¿Y eso? ||

– Eso… ya sabes… – balbuceó vagamente.

|| Desarrolla ||

– ¡Ahhh!… – señalando enojada hacia las profundidades – Ese tipo malo… ¡Quiere toda la comida para él!… ¡Eso es absolutamente intolerable!…

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.