Pequeña Quin Capítulo 198

Modo noche

Buaaah… ¡Duele! Duele mucho…

Tan pronto como Quin tocó el pétalo un ardor intenso invadió su mano. Quiso retirarla de inmediato, y en ese mismo momento sintió una fuerte sacudida en su costado.

– ¡………!

En estado de confusión, lo primero que vio fue una línea de hielo rojo sangre flotar frente a ella. Presa de un intenso dolor usó todas sus fuerzas para quitar la mano congelada, llevándose a la vez un pétalo azulado.

Sólo entonces pudo voltearse hacia su costado y descubrir el panorama. Su rostro se volvería extraño si no fuese porque estaba arrugado en un gesto lamentable y sufrido.

Frente a ella todo el ambiente estaba revuelto, con el agua deformada debido a los restos de una onda expansiva que se perdía en la distancia. Apenas quedaba un indistinguible rastro de hielo rojizo desvaneciéndose rápidamente.

¿Pinchito? Ouch… ¡Ay!…

Le sorprendió no ver a su amigo puntiagudo, pero realmente no tenía tiempo para pensar en que sucedía. Como quien huye de una tormenta o un incendio, la pequeña se empujó hacia la superficie a toda velocidad.

La subida fue por mucho más corta que la bajada. Recogiendo su mano en el pecho, nadó veloz como una auténtica sirena, hasta que su rostro fue golpeado por un cálido rayo de sol.

– ¡Ay ay ay!…

Se lanzó al césped abrazando su mano.

– ¡Comida mala! ¡Mala!…

Exclamó mientras giraba de un lado al otro en gran dolor, dejando un rastro escarchado a su paso. Estaba intentando absorber esa poderosa esencia que la lastimaba, pero los resultados llegaban demasiado lento.

|| Enfoque ineficiente ||

– Buahh….

Entre lamentos y quejidos, la respuesta no salió, pero su expresión se tornó más lúcida poco después. Gracias a esas palabras, venció lentamente la confusión y el miedo.

Parecía haber pensado en algo.

Frenó su errática actividad y levantó el brazo con firmeza. Entonces, sus ojos cambiaron radicalmente de un suave nevado o un intenso carmesí.

Un aura ardiente atravesó el brazo hasta encender su palma lentamente. El choque de dos elementos contrapuestos tuvo un claro vencedor en el bando glacial.

– Uffff…

Lejos de desanimarse, la tez de Quin se relajó notablemente. Totalmente incapaz de anular una esencia de tal nivel, fue mucho más simple su objetivo de separar un instante ambas superficies, y arrojar a un costado el incontrolable objeto.

~Fuzzzz

Al poco tiempo, una imagen invernal invadió el césped alrededor del pétalo congelado.

Quin se hizo un bollo, jadeando profusamente. Aunque soportando menos tensión, su mano aun sufría las secuelas y mostraba restos de quemaduras.

|| Medida efectiva ||

– ¡Ay ay ay!… Ay ay ay… mi pobre manita…

|| Un modesto costo ||

Presionó instintivamente la mano contra la tierra y sus ojos se tornaron esmeralda. Con respiraciones pausadas, poco a poco el dolor fue retirándose, aunque su poder no era suficiente para regenerar la apariencia externa del daño.

– Uffff… eso no estuvo bien… nada bien… – balbuceó, recuperando el aliento.

– Auwf…

Rodeando el lago, una recién despertada loba se dirigió directamente a la hoja y comenzó a lamer como un dulce el hielo que la contenía.

– Woo… princesa… cuidado…

|| Sobre ser cuidadoso, no eres un emisario convincente||

Sacando su lengua, se incorporó. Más de la mitad ya había desaparecido pese a su advertencia, sin daño aparente.

Draga siguió disfrutando su aperitivo a buen ritmo, hasta que sólo quedó un pétalo azulado sobre la escarchada superficie.

En realidad, las bestias no veían a las fuentes como alimento, del mismo modo que comerían el fruto y no el árbol. Algo similar sucedía con los cultivadores. Llegado el caso, hasta el mínimo fragmento era mucho más valioso y productivo en manos de un buen boticario.

– Yey… ahí está. No esperaba menos… eres la mejor, princesa…

Tras darle un gran abrazo, se sentó junto al objeto, no sin antes imbuir sus dedos sanos con una fina llama.

El pétalo no se vio afectado por ella, pero resultó efectivo para sostenerlo. Era suave y emitía un aura gélida, penetrante pero contenida. Se veía mucho más dócil una vez separado de su entorno, casi olvidando el gran poder que sostenía.

– Mmm… mucho mejor… mucho mejor… – emocionada.

|| Para un uso eficiente, puedes conservarlo en almacenamiento. Es un ingrediente altament- ||

~Chomp

Frente a la expresión incrédula de Draga, lo llevó a su boca de un gran bocado y comenzó a masticar con gran satisfacción.

|| ……… ||

El resultado de su pequeño aperitivo no se hizo esperar. Su rostro repentinamente se volvió rígido y las pupilas mutaron a un intenso blanco. Una pesada aura nació espontáneamente de su interior, cubriéndola de cerca como niebla espesa.

|| Tus procesos cognitivos realmente deben sostener severos detrimentos ||

Wa… eso no suena como un halago…

~ || ¡Niña loca! ||

Weeeeee…

Sin mucho tiempo para defenderse del acoso grupal, quedó sentada de piernas cruzadas, acunada por la helada bruma, con su cuerpo siendo invadido por un torrente de energía elemental.

Incapaz de controlar el efecto de esta anhelada “comida”, se sumió inevitablemente en un periodo de cultivo forzado. Para cuando volvió a abrir los ojos, dos lunas ya habían mostrado su rostro y un joven con la brillante calva de un monje le observaba maravillado.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.