Pequeña Quin Capítulo 247

Modo noche

¿Cuál era el problema con esa persona? ¿Sería su maestro también tan difícil de tratar?

Mientras recortaban la distancia hasta el final del pasillo, la miró varias veces con expresión incrédula. ¿Cómo demonios podría esa joven sonriente tener tan absurdo potencial? Cantaba y avanzaba con paso danzante, mientras olfateaba hacia adelante con gran interés. A veces miraría distraídamente su pecho y luego reiría por lo bajo.

Cada segundo a su lado hacía su cabeza doler más y más, viendo como un don extraordinario, cuya existencia causaría locura y deseo en todas las grandes potencias, era desperdiciado en semejante espécimen.

Había también demasiadas extrañezas en estas remotas tierras. Una estructura intacta de la era antigua, ese guardián anormalmente poderoso, y esa joven con una compatibilidad elemental aún mayor que la suya, lo cual hasta ese día creía teóricamente imposible.

Con todas esas variables juntas, estaba prácticamente convencida de que ese supuesto maestro había encontrado aquí un artefacto trascendental sumamente único, o una técnica de cultivo desconocida.

Cuál sea el caso, una variable capaz de cambiar el balance del mundo estaba siendo desperdiciada en sus manos, y se encargaría de arrebatarlo antes de que nadie más pueda descubrirlo.

Sin duda que este viaje fortuito del que nada esperaba acabaría dando frutos de dimensiones insospechadas.

– Este es el acceso a la cuarta zona. No puedo ir más allá, y evidentemente tú tampoco, aunque tengas al guardián abriéndote camino.

Dea esperó frente a la puerta principal en vez de cruzar a través del símbolo. Era una rutina que había mantenido desde la primera zona, dejando que el oso guardián abriera la entrada principal para ellos, con obvias intenciones.

Conocía las zonas en detalle, y su cultivo le procuraba acceso hasta el territorio de los dominios. Estaba muy sorprendida por la resistencia de su dúo acompañante, aunque Quin no parecía capaz aun de lidiar con mucha más presión.

– ¡Mhm! No hay problema… según mi amiga más confiable, voy a encontrarlo pronto pronto. Además… – palmeando su pecho – … tengo hasta tres parámetros para usar si hace falta…

– ………. ¿Bien?

|| Interpretación errónea. Fue devuelto un análisis nivel 3 estimando la observación del objeto correspondiente ||

Wee… ¿No dijiste que obtendría la hoja pronto? Como un 88% pronto…

|| El periodo no fue especificado, aunque la expectativa de encuentro en base a las predicciones está justificada ||

Mmm… bueno, ¡Básicamente tengo razón!… – insistió tercamente – … sólo debo buscar al abuelo por aquí.

|| Un entendimiento burdo y descuidado que posee un mínimo grado de sentido ||

Mmm… – frotando su mentón – … creo que sólo estás aburrida y querías meterte conmigo. No te preocupes, ¡Siempre tendré tiempo para ti!…

|| ……… ||

~ ¡Brum!

Las dos grandes hojas finalmente se separaron para dar paso al guardián y su grupo.

Lo primero que los recibió fue una espesa energía elemental dispuesta a atravesar sus cuerpos y reducirlos a nada. Incluso sin ninguna fuente a la vista, este tipo de presión ya se equiparaba a la flor de luna en las profundidades del gélido lago.

El aura de Quin se elevó considerablemente para protegerla, pero su razonable resistencia daba fe inequívoca del avance desde entonces.

Frente a ellos se extendía un ambiente oval relativamente amplio, pero el más reducido hasta el momento. Terminaba en otra gran entrada, pero esta vez con el símbolo ocupando su centro y si ningún otro camino. A cada lado en las curvas paredes había tres puertas laterales, cada una con su símbolo circular como único medio de acceso.

En el centro de este lugar ocurría un extraño fenómeno, donde un gran objeto romboide y alargado flotaba varios metros sobre el suelo girando a un ritmo constante con un pulso rojizo. Partiendo desde su eje, un complejo entramado de apariencia floral estaba dibujado con profundas líneas sobre el suelo, terminando sus recorridos en diferentes círculos distribuidos alrededor de forma simétrica.

Cada uno de estos círculos podrían albergar a una persona sentada, y su contorno estaba formado por curiosas esferas pequeñas encastradas sobre la superficie. Un pedestal exterior con el símbolo de control cerraba la imagen desde las cuatro direcciones.

Aunque había varias decenas de patrones y círculos, actualmente sólo seis personas ocupaban la sala. Todas estaban sentadas en loto dentro de un círculo, y lo más fascinante era que varias de sus esferas flotaban a diferentes alturas y cantidades, pulsando sutilmente en consonancia con el objeto central.

– Wooooooh. Este lugar es increíble… y demasiado delicioso… mmm… – poniendo un dedo en su boca – ¿Todavía no puedo comer?

|| Negativo. Has tomado voluntariamente una ruta grupal de consecuencias variables. Tal fenómeno excede las capacidades de camuflaje y devendría en un evento crítico ||

Wa… pero, no quiero dejar a mis nuevos amigos. Maestro tiene razón, tomar decisiones es tan difícil… – frunciendo los labios con tristeza, mientras frotaba su panza.

|| ……… ||

Por cierto… ¿No puedes decirme cuál de estos es el abuelo ancestral?

|| Negativo ||

Wee… ¿Por qué? Incluso gasté la mitad de mi fortuna. ¿No estabas en modo “menos tacaña”?

|| Modo inexistente. En un contexto menos restringido, aun no tendría otra respuesta a tal demanda ||

¿Ni con puntos?

|| Afirmativo ||

Mmm… al final, no sabes mucho. Como siempre, tendré que usar mis maduras habilidades de búsqueda y completar la misión de maestro.

Entonces, como teniendo realización repentina, se giró hacia la salida con un inusual cambio de expresión.

– Maestro… pronto. – murmuró por lo bajo.

Al volver su rostro hacia adelante para continuar su largo viaje, la tierna y habitual sonrisa ya había retornado a ella.

Please complete the required fields.
Ayuda a Tunovelaligera a reportar los capitulos mal.




Visitar tunovelaligera.com Si no te muestra siguiente pagina, tienes que volver activar javascript.